Tags: Renta Variable |

Ignacio Fuertes (Rentamarkets): “El riesgo y oportunidad que vemos ahora es que haya una explosión de la volatilidad”


Durante los tres primeros meses del año se ha experimentado una importante recuperación de los activos de riesgo. La mayor desde el tercer trimestre de 2009 en términos de revalorización del S&P 500. Durante este tiempo, ha habido dos factores importantes: por un lado, el cambio de política de los bancos centrales y, por otro, el posicionamiento extremadamente precavido por parte de los inversores. Todo ello ha llevado a que estemos, tal y como cuenta Ignacio Fuertes, socio fundador y director de inversiones de Rentamarkets, “en un escenario Goldilocks que se caracteriza por tener bajos tipos de interés, así como una reducida volatilidad y buen comportamiento de los activos financieros”.

Al final, las laxas políticas monetarias a las que están volviendo los bancos centrales buscan “evitar la japonización de las economías (que no sean capaces de generar inflación)”, ha explicado Fuertes durante la presentación de prespectivas trimestrales de la firma.

A medio plazo, desde Rentamarkets son optimistas. “Las valoraciones siguen siendo interesantes”, justifica Fuertes, después de un año “dramático” como fue 2018 por el aumento de las correlaciones y del rebote durante el primer trimestre del año, en el que los inversores han aprovechado para quitar riesgo a sus carteras vendiendo volatilidad. “El riesgo y la oportunidad que vemos ahora es que vuelva a haber una explosión de la volatilidad”, advierte el experto.

Posicionamiento en renta variable

Si a finales de 2018 se esperaba un crecimiento global coordinado y  paralelo de todas las economías, hoy las perspectivas macro apuntan a un crecimiento desigual. “La amenaza de una guerra comercial Estados Unidos China va a durar durante un tiempo”, ha advertido José María Díaz, gestor de renta variable. Esto, al final, supone una amenaza para compañías industriales, de maquinaria y automoción porque si China tiene que comprar más productos a EEUU como parte de la solución al conflicto, va a tener que dejar de comprarlas a Europa. Esto deja fuera de peligro a sectores como el lujo, por ejemplo.

Ante ello, los planes de inversión de las compañías están cambiando y son muchas las que están mirando hacía Europa, que según el gestor “podría ser el centro de producción de varias partes de la cadena productiva, después del abandono que había sufrido la región desde la crisis de 2007”.

No en vano, sigue habiendo otros focos de incertidumbre como es el Brexit, que afecta tanto a compañías de la isla como del continente, tanto cíclicas como defensivas. Además de la situación económica en Francia.

Para Díaz “el principal riesgo que hay ahora es la subida de tipos y la inflación de costes en 2018 como consecuencia de la subida del petróleo, lo que está afectando a la marcha de la economía”. La subida del crudo afecta a todo aquello que consume energía, desde el coste del transporte hasta la electricidad o el coste del PET. Otro tipo de inflación que observan es en los costes de la publicidad tras el auge de las marcas blancas, lo que ha obligado a muchas firmas a incrementar sus presupuestos en publicidad y marketing.

Así las cosas, desde Rentamarkets se posicionan en sectores más cíclicos y compañías industriales, siendo conscientes también de sus riegos. “Nos gustan las compañías que pagan dividendo y la volatilidad”, matiza Díaz.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas