Ideas de inversión: cuatro claves para entender el cambio generacional de las grandes capitalizadas


Si por algo es conocida Capital Group es por su compromiso de inversión estable y duradera en empresas clave a nivel global. Uno de los vehículos que emplea la firma es el fondo recientemente registrado en España Capital Group New Perspective, que invierte en grandes capitalizadas con vocación multinacional. En un informe publicado recientemente por la firma, se analiza cómo han evolucionado las cotizadas del club mundial de “blue chips” y qué nuevas oportunidades de inversión traen consigo.

“Es cierto que empresas como Sure, ExxonMobil, Coca-Cola y McDonald’s siguen considerándose empresas importantes. Pero están apareciendo muchas nuevas empresas globales. Muchas son empresas innovadoras, como Google o Facebook, o empresas que ofrecen una solución a problemas de escala mundial, como el cáncer o la diabetes”, comentan. Los expertos consideran que todas estas compañías, frecuentemente clasificadas como multinacionales, “desempeñan una función vital en la economía mundial”, dado que representan el 80% del comercio, el 75% de la actividad de investigación y desarrollo (I+D) del sector privado y el 40% del crecimiento de productividad en todo el mundo.

Además de rápidos, los cambios son cada vez más evidentes. Basta con comparar el top 20 del índice MSCI All Country World Index en el 2000 respecto a 2015: “En el año 2000, Apple y Alphabet, la matriz de Google, no estaban incluidas entre las 20 principales empresas del índice MSCI ACWI. Hasta esa fecha eran las empresas petroleras, mineras y algunas del sector del consumo las que lo dominaban. Estas empresas siguen constituyendo una parte importante del panorama mundial de inversión, pero está aumentando el número de empresas innovadoras de los sectores tecnológico y sanitario que están viendo crecer sus márgenes de beneficios”, afirman. Según un informe elaborado recientemente por la consultora McKinsey: “Los beneficios se están desplazando cada vez más desde la industria pesada a sectores más relacionados con la generación de ideas que giran en torno al I+D, las marcas, el software y los algoritmos. Los mayores márgenes se encuentran en sectores como el farmacéutico, medios de comunicación, financiero y de tecnología de la información. Están desarrollando una dinámica de empresas dominantes, que evidencia una gran distancia entre las empresas más rentables y el resto”.

¿Puede afirmarse, pues, que se está asistiendo a un cambio generacional entre las grandes capitalizadas a nivel mundial? Algunos de los factores que enumeran desde Capital Group para justificar la aparición entre las big caps de empresas con perfiles completamente nuevos son la evolución del sector de la tecnología, las posibilidades de comunicación casi instantánea y la evolución de los patrones demográficos. Todos ellos “están modificando la velocidad a la que las empresas adquieren dimensión global, así como su forma de funcionar y de organizarse”.

Una mención aparte se merece el proceso de globalización. Desde la gestora indican que “el diseño y la innovación de productos ya no son patrimonio exclusivo de empresas estadounidenses o europeas”. Así, se está viendo la creación de centros de I+D en ciudades como Bangalore y Sao Paulo y que los presupuestos de marketing de las empresas chinas o indias “pueden superar a los de las empresas españolas o italianas”.

Adaptación al medio

La evolución del universo de inversión ha obligado a la gestora a adaptar su enfoque y el modelo de análisis, prestando más atención al poder disruptor de las nuevas tecnologías: “El mercado cada vez acepta los nuevos productos con mayor rapidez. A Apple le llevó cuatro años llegar a los 50 millones de usuarios del iPod. Facebook lo consiguió en un año, y Twitter en nueve meses”, comentan los autores del informe.

Una de las claves principales para entender el modelo de negocio de las nuevas tecnológicas es que sus costes de distribución son limitados: “Hay menores barreras de entrada, ya que no hay costes de distribución. El mecanismo de distribución es el móvil o la Tablet”, explica Rob Lovelace, gestor del New Perspective.

La noción de calidad también ha adquirido más relevancia: “Los consumidores valoran la calidad de los servicios que ofrecen las empresas más importantes. Es la experiencia de alta calidad lo que convierte a Google en el principal buscador de internet y a Facebook en la principal plataforma de intercambio de información para 1.600 millones de personas”, afirman los autores del informe. Éstos aseveran que es tan importante dar un servicio de calidad como mantenerlo, para que se convierta en una barrera de entrada: “Por eso estas empresas tecnológicas insisten tanto en la calidad e invierten tanto dinero en la experiencia del consumidor. Si no lo hicieran, podría venir otra empresa con una idea mejor y amenazar así su viabilidad e incluso su existencia», afirma Lovelace.

Otra clave de la transformación reside en la mejora de las comunicaciones: “Las comunicaciones son ahora instantáneas y más baratas, lo que ha permitido la convergencia de los gustos globales. Las soluciones de software para empresas, la computación en la nube y la digitalización de las plataformas de fabricación están permitiendo a las empresas innovar en nuevos productos y soluciones en muchos lugares, con mayor velocidad de acceso al mercado”. Dentro del proceso se constata el incremento de la competitividad de las empresas situadas en mercados emergentes, “ya que los costes fijos iniciales pierden importancia”.

Adicionalmente, se observa que la construcción de redes y plataformas digitales han permitido a las empresas que han dedicado más recursos tecnológicos a alcanzar “una escala nunca vista en términos de usuarios, clientes, ingresos y beneficios”. Estas plataformas sirven para limitar enormemente los costes marginales, permitiendo así que este tipo de empresas se incorporen con rapidez a nuevos sectores. “Hoy en día, con un buen producto, puedes llegar a todo el mundo. Hay muchos productos que no necesitan una personalización especial. Me da igual comprarme un iPhone 6 en Shanghái o en Sao Paulo. Y un BMW Serie 7 es el mismo en Moscú que en Nueva York”, ilustra el gestor Gerald Du Manoir.

La conclusión de Capital Group es que “casi por definición, las empresas que se convierten en negocios globales se encuentran entre las mejores del mundo”. La gestora Jody Jonsson las llama “campeones mundiales”: multinacionales líderes en sus respectivos sectores, con sólidos balances y con experiencia en situaciones complicadas. Para Jonsson, un gran ejemplo es Amazon: “Hemos tratado de evitar a aquellas empresas que habrían tenido que competir con Amazon en el ámbito del comercio minorista o en el tecnológico. Es uno de los factores que tenemos en cuenta a la hora de invertir”, afirma la gestora.

Empresas