Ibercaja lanza un plan de pensiones garantizado y bonifica con hasta un 4% los traspasos


La campaña de pensiones ya ha comenzado, y entidades como Unicaja o Bankinter ya han lanzado sus propuestas. Para 2012 y 2013, Ibercaja basa la suya en dos aspectos: por un lado, el lanzamiento de un plan de pensiones garantizado, Protección 2012, con una rentabilidad anual mínima del 3,75% si se mantiene la inversión hasta noviembre de 2020, y por otro, una bonificación en cuenta de un 4% por traspasos externos desde otras gestoras y aportaciones de más de 10.000 euros, con una permanencia de cinco años. Los traspasos inferiores a 10.000 euros tendrán una bonificación del 1%, con una permanencia requerida de un año.

Así, el plan de pensiones Ibercaja Protección 2012, cuyo periodo de comercialización finaliza el 31 de diciembre, tiene como principal atractivo un rendimiento garantizado del 33% nominal, esto es, un 3,75% TAE si la inversión se mantiene hasta su vencimiento (noviembre 2020). Es un producto pensado para inversores con un perfil conservador o para aquellos cuyo horizonte de jubilación se sitúe en torno a ese plazo de tiempo.

La rentabilidad del 3,75% se puede ver incrementada hasta el 4,30% TAE en caso de traspasos de planes de otras gestoras o de aportaciones al Plan Ibercaja Protección 2012 de una cantidad superior a los 10.000 euros, al sumar al rendimiento del plan la promoción con que cuentan dichas operaciones, consistente en un abono en efectivo de un 4% por anticipado del importe de las suscripciones.

Esa política de bonificación consistirá en un importe en efectivo que se abonará en una cuenta asociada a los planes. La promoción es valida para cualquier plan de pensiones del sistema individual de Ibercaja en comercialización, incluido el nuevo, pero es necesario mantener el plan durante un periodo de cinco años.

Bonificación en forma de tarjeta

Para complementar esta oferta, se ha diseñado también una tarjeta de compras para utilizar en comercios o para adquisición de productos y servicios a través de Internet. Si el cliente lo solicita, el dinero de esta tarjeta se puede canjear por su importe en efectivo. Por aportaciones anuales entre 4.000 y 10.000 euros se obtendrá una tarjeta regalo con un importe de 50 euros brutos. Con las aportaciones superiores a los 10.000 euros se podrá conseguir una tarjeta regalo con un importe de 80 euros brutos o alternativamente la bonificación del 4% con compromiso de mantenimiento de cinco años, lo que supone premios entre 400 y 500 euros.

La última promoción consiste en un obsequio de una sartén de cerámica. De este regalo se pueden beneficiar los clientes que suscriban por primera vez un plan de pensiones, con una aportación inicial de 100 euros y un plan de cuotas periódicas de 60 euros mensuales. También los clientes que tengan ya un plan de aportaciones periódicas y lo incrementen en 30 euros mensuales.

En planes de pensiones individuales el patrimonio gestionado por Ibercaja es de 1.322 millones de euros.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído