Ian Edmonds: El panorama para la deuda emergente es más prometedor


La economía mundial debería crecer a un ritmo moderado en 2013 y la inflación mantenerse bajo control. El viento que sopla en contra del desapalancamiento del sector privado y la austeridad fiscal en Estados Unidos y Europa sigue siendo fuerte, si bien la determinación de los principales bancos centrales para impulsar el crecimiento económico y a los mercados financieros deberían seguir sirviendo de apoyo. Este es el escenario macroeconómico que prevé Ian Edmonds, gestor del Legg Mason Western Asset Global Multi Strategy, uno de los fondos que más está impulsando Legg Mason Global AM en España.

Según explica Edmonds en su último informe, el fondo continúa posicionado para beneficiarse de las oportunidades que ofrece el mercado de bonos corporativos. Sin embargo, el experto observa que el estrechamiento de los spreads corporativos desde los niveles actuales -los cuales traerían diferenciales aún más estrechos respecto a su valor objetivo- puede conducir a una reducción de la exposición del fondo a los activos de mercados desarrollados. Esto favorecerá a los mercados emergentes, donde el panorama es más prometedor. En este aspecto, el gestor mantiene exposición a bonos emitidos por empresas domiciliadas en América Latina y Asia.

En términos generales, el experto cree que lo prudente es mantener una mayor exposición a divisas asiáticas junto a una exposición diversificada de divisas emergentes. Más concretamente, el experto mantiene una actitud constructiva en mercados como el mexicano, el brasileño y el sudafricano, países que a su juicio cuentan con unos fundamentales de crédito positivos y cuyas divisas gozan de potencial de apreciación. Por el contrario, el euro y el yen son divisas que le resultan muy poco interesantes, al ser más vulnerables a las actuaciones tanto por parte del BCE como del Banco de Japón.

Por otro lado, el high yield global arrojó en 2012 unos retornos del 18% y actualmente ofrece unas rentabilidades históricamente bajas. Mientras que el gestor continúa creyendo que los spreads ofrecen una excesiva compensación por un riesgo de impago bajo, espera que en 2013 los retornos sean incluso inferiores, por lo que su estrategia se centrará en buscar nuevas oportunidades en el mercado, al menos hasta que las valoraciones sean más atractivas. La asignación que hace Edmonds de la deuda pública sigue siendo táctica, mostrando un mayor interés por Europa que por Estados Unidos.

El año pasado, el buen comportamiento del fondo se cimentó en su exposición al mercado de deuda de alto rendimiento corporativo, así como a sus posiciones en deuda emergente. Ambas categorías, en su conjunto, contribuyeron a que el Legg Mason Western Asset Global Multi Strategy cerrase el año con una rentabilidad del 10%. Adicionalmente, las posiciones que Edmonds mantuvo al mercado de deuda con grado de inversión, en particular al sector financiero, también contribuyeron a este favorable comportamiento del fondo.

Profesionales

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente