Hoy cambiamos de Santa: Santa Lucía y…abre los ojos…


13/12/2013

 

Hoy cambiamos de Santa: Santa Lucía y…abre los ojos…

 

Dado el devenir de los mercados estos días he estado pensando cómo titular el comentario de esta semana acudiendo a los tópicos navideños de “Cuento de Navidad”, “Pesadilla antes de Navidad”, pero como hoy es Santa Lucía la patrona de los ciegos, pues que mejor título que ese, invocar a Santa Lucía a ver si nos abre los ojos.

 

La verdad que ya es un poco repetitivo todos los días pendientes de las declaraciones de miembros de los distintos bancos centrales, sobre todo si vienen del otro lado del Atlántico, intentando adivinar que piensan y que van a hacer en las próximas reuniones. Aburre ¿verdad?... pues …”no se vayan todavía aún hay más”…En el año 2013 el gran protagonista de los mercados fueron los bancos centrales y parece que para el año que entra se resisten a perder su papel principal en la película.

 

Pero hay que preguntarse realmente qué significa la retirada de estímulos, es decir la reducción de compras en los mercados de deuda por parte de la Reserva Federal.

La reducción del importe de las compras en mercados de deuda, actualmente 85.000M$ al mes, supone el que poco a poco se retome la normalidad en los mercados, que el mercado por sí sólo sea capaz de funcionar. Y ¿por qué ya no necesita ayuda el mercado? Porque la mayoría de indicadores macroeconómicos llevan a pensar en una recuperación de la economía estadounidense. Entonces, si hay recuperación y se vuelve a la senda del crecimiento ¿por qué caen las bolsas? Porque la incertidumbre y el temor tienen presos al mercado. Y porque no decirlo, se hace caja de cara a asegurar las rentabilidades conseguidas en las carteras.

 

Realmente la actuación de la FED debería ser positiva para las bolsas no así para los activos de renta fija, sobre todo en el tramo largo de la curva que verán bajar el precio.

Así, el año que viene va a ser un año complicado en cualquier clase de activo, ya que:

  • Aunque se anhela la recuperación, se espera su ratificación.
  •  La política monetaria de los bancos centrales seguirá siendo el driver (sobre todo a comienzos de año) de los movimientos en los mercados financieros.
  • Los mercados bursátiles seguirán influenciados por cuestiones de política monetaria y fiscal, no por fundamentales de compañías.
  • Los mercados de renta fija estarán también condicionados por las decisiones de política monetaria sobre todo el tramo largo de la curva, es decir el más largo plazo.

 

Puede que este final de año sea distinto y en el muy corto plazo no haya el tradicional rally de fin de año, y puede que el comienzo del que viene el efecto enero se solape con la cuesta de enero, pero a corto plazo la racionalidad de los argumentos volverá al mercado. Seguro que Santa Lucía nos abre los ojos.

Lo más leído