¿Hora de ponerse cortos sobre el S&P 500? Soros dobla su apuesta bajista


El S&P 500 ha aprovechado el verano para renovar sus máximos de todos los tiempos. Teniendo en cuenta la escasa capacidad de las empresas estadounidenses para seguir haciendo crecer sus beneficios (excluyendo la ingeniería financiera efectuada vía recompra de acciones), muchos inversores han empezado a preguntarse si ha alcanzado el índice más representativo de la economía americana una fase de euforia. En este sentido, el último movimiento del gurú George Soros no ha podido ser más revelador, puesto que comunicó recientemente a la SEC (el órgano regulador del mercado estadounidense) que ha doblado su apuesta bajista sobre el S&P 500, según informa el Wall Street Journal.

La maniobra se ha canalizado a través de Soros Fund Management, el hedge fund que se encarga de gestionar la fortuna de la familia Soros. El inversor y filántropo informó de la compra de cerca de casi cuatro millones de acciones (frente a los 2,1 millones de acciones que declaró el 31 de marzo) en opciones put el 30 de junio, sobre el fondo cotizado SPDR S&P 500 ETF, que es uno de los vehículos más populares a nivel mundial para replicar este indicador. A pesar de este movimiento, la posición sobre el ETF sigue siendo la de mayor valor de la cartera del hedge fund.

Paralelamente, el fondo de Soros recortó drásticamente su exposición al oro, otro movimiento que se puede considerar revelador dada la escalada del metal amarillo a lo largo del año. Concretamente, se notificó la venta de las posiciones sobre Barrick Gold (el mayor productor de oro del mundo)  y la minera Silver Wheaton, adquiridas durante el primer trimestre, y la reducción de la posición sobre un ETF que también replica el comportamiento de la commodity.  La prestigiosa cabecera interpreta estos movimientos como un posicionamiento táctico por parte del gurú de cara proteger sus inversiones de la explosión de otra crisis, como ya hizo en 2007 al ser de los primeros en anticipar la crisis financiera.

Soros también ha recortado su exposición a otras materias primas: en el segundo trimestre viendió su posición en Schlumberger, la compañía de servicios petroleros de mayor capitalización del mundo. En cambio, adquirió una participación de dos millones de acciones en un valor distressed, C&J Energy Services, que se declaró en bancarrota.  En la parte de adquisiciones, el gurú ha optado por expandir su exposición a China y ha adquirido una posición (de hecho, su segunda mayor posición por valor) en la compañía de medios de comunicación Liberty Broadband.

La información sobre las posiciones se detalló en un informe 13F, un requisito legal con carácter trimestral para los inversores en terreno estadounidense con más de 100 millones de dólares en activos bajo gestión.

 

Profesionales

Noticias relacionadas

Lo más leído