"Históricamente, la renta variable se ha comportado mejor en un entorno de tipos al alza"


Ahora sí que sí: ha llegado la hora del ‘growth investing’. Así lo afirma Greg Aldrige, gestor del fondo M&G Global Growth Fund, que estudia qué sectores ofrecen más oportunidades. La era que se acerca de subidas de tipos va a ser la clave para entender la inversión, en opinión del experto de M&G Investments.

Después de un largo periodo de búsqueda de activos seguros ante la aversión al riesgo y tipos a la baja, Aldrige detecta que una nueva tendencia está en camino. “Los mercados tienden a moverse por delante de los tipos de interés oficiales, y de hecho hemos visto subidas abruptas de las rentabilidades de los bonos estadounidenses en los meses recientes”, recuerda el gestor, remarcando el hecho de que los mercados han elegido celebrar el goteo de buenos datos macro antes que los mensajes de los bancos centrales del mundo desarrollado, que siguen reacios a subir tipos hasta que no haya indicios fuertes de recuperación. 

Aldrige recurre a un lema que lleva sonando varios meses: históricamente, la renta variable se ha comportado mejor en un entorno de tipos al alza… pero explica que los retornos varían mucho dependiendo de si los valores pertenecen a sectores cíclicos o defensivos: “Los sectores más defensivos, como bienes de consumo básico, telecos o eléctricas tienden a sufrir en un clima de mejoras económicas”, explica el experto. “Las características de su beneficio –estable, ingresos confiables, flujos de caja y dividendos que han atraído a inversores que buscaban seguridad durante los últimos años- se vuelven menos atractivos al compararlos con otros activos ligados a tipos a la baja (interest- bearing assets)”, añade. Aldrige completa su razonamiento señalando que “debido a la naturaleza del negocio en el que operan y la falta de herramientas operacionales, los beneficios de compañías tan defensivas son menos sensibles a una economía que está mejorando”.

Oportunidades dentro de los valores más cíclicos

Siguiendo con el razonamiento del experto de M&G, las compañías más vinculadas al ciclo deberían ser las que más se beneficien del despegue de las economía. Aldrige sitúa entre los sectores mejor posicionados a la energía, industriales, tecnología y materiales básicos, basándose en precedentes históricos. “Se inclinan a estar más ajustadas operacionalmente, lo que significa que pueden hacer crecer sus ingresos más rápido que la economía en general, acompañadas de incrementos de los beneficios y los flujos de caja”. 

“Desde 1980, de media los sectores cíclicos han batido históricamente a sus competidores más defensivos en periodos de tipos de interés al alza”, concluye Aldrige. Por tanto, el gestor considera que de continuar la mejora de la economía, los inversores deberían posicionarse estratégicamente en estos sectores para capturar la recuperación. Por ejemplo, entre las diez primeras posiciones del fondo que gestiona están valores como Toyota, Google, Schlumberger, United Technologies o HSBC, según datos de Morningstar. 

“En paralelo con los inversores, es hora de que las compañías empiecen a considerar en mayor medida cómo pueden reinvertir en sus negocios para crecer”, reflexiona el gestor. “Al igual que los inversores, muchas se muestran cautas dado el rigor de los últimos años, pero se está construyendo confianza”, continúa Aldrige, para a continuación concluir: “A medida que se alarguen los horizontes temporales tal reinversión, a través tanto de contratación de personal como de gasto sobre capital, puede ayudar a la demanda de recuperación y a hacer crecer las economías, además de impulsar la confianza, por lo que continuará el ciclo.

Empresas

Lo más leído