Tags: Inversión EEUU |

Hillary Clinton vs Donald Trump: la incertidumbre para los mercados no está ahí


Las elecciones estadounidenses están a la vuelta de la esquina: el primer debate presidencial ya se ha celebrado y la cuenta atrás para el 8 de noviembre ha comenzado. Actualmente el Partido Demócrata disfruta de una ligera ventaja, tanto a escala nacional como estatal. El crecimiento del PIB es estable, el paro está en mínimos históricos y los salarios reales están aumentando. En anteriores comicios, se ha dado una correlación elevada entre la situación económica de los estados indecisos y el sentido de su voto, de modo que un estado que mejora económicamente tiende a mantener el statu quo. Sin embargo, ahora se observa que ya no ocurre así, y que algunos estados (por ejemplo, Florida) parecen apostar por los Republicanos, a pesar de su evolución económica relativamente buena como estado Demócrata. La famosa frase acuñada por el ex presidente Bill Clinton (“Es la economía, estúpido”) ya no siempre funciona.

El resultado de las elecciones se antoja cada vez más impredecible. El gran interrogante es cómo el aumento de la popularidad del candidato republicano a escala nacional se traslada al ámbito estatal y al Colegio Electoral. Las últimas encuestas indican que Donald Trump tendrá que convencer a la totalidad de los 29 estados indecisos y al menos a un estado de inclinación demócrata para poder ganar. La probabilidad de que lo consiga se cifra actualmente en el 39%. Otra gran incertidumbre es cuál será el color del Congreso y el Senado, sobre todo teniendo en cuenta que la eficacia de un presidente depende de la influencia que pueda ejercer sobre ambas Cámaras. Las elecciones a la Cámara de Representantes es prácticamente seguro que las ganarán los Republicanos, pero el resultado no está tan claro en el Senado, donde hay 34 escaños y 24 de ellos pertenecen actualmente a los Republicanos.

Captura_de_pantalla_2016-09-26_a_las_10

“Lo que de verdad importa a los mercados financieros son las elecciones al Congreso y no quién es el nuevo inquilino de la Casa blanca. La pregunta clave es quién controlará la Cámara de los Representantes y el Senado. Puede que la presidencia de los Estados Unidos sea el puesto de trabajo con más poder en el mundo, pero hay muy pocas cosas que el presidente pueda hacer sin el apoyo del Congreso. Cuando se trata de las cosas que más importan a los inversores, es el Congreso el que tiene el poder de la bolsa”, afirma Stefan Kreuzkamp, director de inversiones en Deutsche Asset Management. Por ahora, las campañas están girando en torno a las políticas que van a llevar a cabo los candidatos, pero ¿cuáles tienen más probabilidades de importar a los inversores? Fidelity ha resumido cuáles son las propuestas clave de cada candidato, siendo conscientes de que pueden verse bloqueadas por un Congreso dividido o, incluso, unido.

Captura_de_pantalla_2016-09-26_a_las_10

Empresas

Noticias relacionadas

¿Y si gana Trump?

Ante la experiencia del Brexit, un escenario que casi nadie esperaba, en Columbia Threadneedle han planteado un escenario donde el candidato Republicano hubiera ganado las elecciones, señalando cuáles serían las implicaciones para cada sector.