Herramientas para asegurarme de que estoy comprando la clase más barata para mi cliente (y evitar exponerme a una multa de la CNMV)


La CNMV lo ha dejado muy claro. Los distribuidores deberán ofrecer a sus clientes la clase más barata que tengan a su disposición. Si no es así, la entidad se expone a una sanción por parte del regulador, que vigilará muy de cerca que los inversores estén en la clase que les corresponde. La necesidad por asegurarse de estar ofreciendo a los clientes la clase de menor coste está haciendo que distintas compañías estén lanzando nuevos servicios que permiten al inversor saber cuál es la clase que le corresponde.

La primera en ofrecer el servicio en el mercado español fue Allfunds Bank el pasado mes de noviembre, con el lanzamiento de una herramienta que facilita la búsqueda de clases de fondos disponibles por tipo de cliente, de servicio y coste, todo ello bajo el entorno MiFID II. Su herramienta da acceso a una solución integral con más de 80.000 fondos en el que podrán consultar las clases disponibles y la información necesaria para la elección de la más adecuada. Además, se podrán consultar los EMT (European MiFID Template), los escenarios de rentabilidad a través del EPT (European PRIIPS Template) y datos de costes para el reporting ex ante y ex post, con acceso a toda esta información a través de portal web dedicado o ficheros FTP permitiendo la alimentación de sistemas externos.

La segunda en dar el paso ha sido 360 Fund Insight, plataforma independiente impulsada por un equipo de diez profesionales (la mitad ingleses y la otra mitad españoles) y cofundada por dos históricos del sector en España, Enrique Pardo y Pedro Marazuela, sus accionistas mayoritarios. A este proyecto se acaba de unir Bernardo Rivero de Aguilar, quien junto con Marazuela han explicado a Funds People en qué consiste una herramienta que –tal y como explican- está estructurada sobre una enorme base de datos propia, que se actualiza diariamente, en la que hay recogidas 600 gestoras y más de 140.000 ISIN. La herramienta –a la que han denominado Eagle Eye- está sustentada en la tecnología y pensada para ser muy sencilla y de fácil manejo.

“Simplemente indicando el ISIN del fondo en el que quieres invertir y el importe te identifica cuál es la clase más barata en Europa a la que puedes acceder. Permite incluso subir a la plataforma las retrocesiones y el sistema te seleccionará la clase más adecuada en función del coste total después de su cobro, como exige la CNMV. Esta información no queda registrada y garantiza la relación de confidencialidad entre cliente y proveedor”, subrayan.

La operativa es parametrizable. Además del ISIN y del importe que se desea invertir en el fondo, el cliente puede añadir otra serie de filtros que considere relevantes en su proceso de selección (que sea de acumulación, distribución, cubierta, no cubierta, país en el que está registrada…) para identificar cuál es la que le correspondería. Cada vez que se introduce un nuevo parámetro, el sistema se resetea y señala cuál es la clase más económica que tiene a su disposición.

En color blanco aparecerían todas las clases a las que podría acceder. En rojo, en las que no podría invertir por no cumplir alguno de los requisitos y en verde se marcaría la clase más barata.

Captura_de_pantalla_2019-02-15_a_las_22

“La herramienta ahorra muchísimo tiempo al cliente. Conocer todas las clases es muy complicado. Hemos detectado un fondo que tiene hasta 176 clases diferentes. Identificarla es un trabajo administrativo muy arduo que les resta mucho tiempo para dedicarse a la que realmente es su labor de selección de estrategias. Algunas veces la clase más barata es para clientes de determinadas entidades, lo cual te obliga a leer con detenimiento cada folleto. Ese tipo de cosas te las ahorra. Dado que cada cliente lo puede configurar en función de sus necesidades específicas, la herramienta resulta útil tanto para banqueros privados, como para EAFI, gestores de fondos de fondos, family offices...”, afirman.

La clave radica en que el sistema permite a todos ellos asegurarse de estar incorporando la clase de menor coste idónea para el perfil del cliente y evitar exponerse a una posible sanción de la CNMV en caso de incumplimiento.

“Una vez que el sistema te ha indicado cuál es la clase más barata, puedes generar un PDF o hacer una impresión para archivar dicha información y justificar, en caso de que fuese necesario, los motivos de tu decisión. La seguridad jurídica que brinda es importante. Dado que en el sistema están recogidas todas las clases y el supervisor no va a ser capaz de encontrar ninguna más barata, el motivo de la elección está justificado. Y si, además, has cargado las retrocesiones, el trabajo está hecho al 100%”. La herramienta permite incluso pasar por el sistema una cartera al completo, introduciendo los códigos ISIN de los distintos productos junto con el volumen. “Eso le permitirá determinar si está en la clase correcta en cada uno de los fondos en los que invierte”.

La compañía va a ofrecer poner a disposición de la CNMV de forma gratuita la herramienta. “De esa forma, el regulador podrá revisar las carteras que desee de una manera rápida”. Según explican, el gran beneficiado de todo esto será el cliente final, pero también aquellas entidades que hagan bien su trabajo. “Al estar invirtiendo en las clases más baratas conseguirán ofrecer una mayor rentabilidad a sus clientes. Esto les permitirá captar más dinero, ya que los inversores querrán irse con ellos”.

El proyecto de 360 Fund Insight está regulado por la Financial Conduct Authority (FCA) inglesa y tiene voluntad de ser paneuropeo. “Hemos detectado un gran interés por la herramienta en Italia y Suiza, donde quieren distribuir el producto. Son países en los que se hace muy necesario”. Aseguran querer contribuir al cambio que supondrá MiFID II y a favorecer las buenas praxis en la industria, también desde el lado de la gestora.

“En algunas ocasiones te puedes encontrar con que la entidad le está ofreciendo a un cliente en España con equis patrimonio una clase con una comisión y a un inversor en Holanda con el mismo volumen otra clase con una comisión inferior. Eso significa que están tratando a los inversores de manera diferente, algo que no debería ser así”, revelan.

El sistema ofrece más servicios, todos ellos enfocados a facilitarle la tarea al cliente. “Ofrecemos, por ejemplo, las due diligence de las gestoras, sus cuentas anuales… todos los datos que, desde un punto de vista regulatorio, debes disponer para poder invertir”. Los servicios que ofrecen los irán ampliando en función de los desarrollos tecnológicos con los que vayan dotando a la plataforma.

Los profesionales que están detrás de 360 Fund Insight

Captura_de_pantalla_2019-02-17_a_las_21

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente