Henderson Pan European Alpha Fund, la reconversión de un 130/30 a un long/short


Es bastante inusual escuchar a una gestora reconocer abiertamente un error pero, tomando por bueno el dicho de que rectificar es de sabios, Henderson decidió hace un año reorientar uno de sus fondos que no había obtenido los resultados deseados. El Henderson Horizon Fund Pan European Alpha Fund se había lanzado en diciembre de 2006 como un 130/30 y en julio de 2008 se decidió reconvertirlo en un long/short de renta variable europea. “Nos equivocamos, fue un error y decidimos cambiar la gestión”, explica Paul Casson, actual gestor del fondo.



Primero se optó por sacarlo de la parte de multiestrategia de la gestora y ponerlo en la mesa de renta variable europea y luego se buscó una estrategia que pudiera aportar más valor. “Lo que queríamos era utilizar la regulación vigente de manera más eficaz y utilizar todas las capacidades a nuestro alcance para ganar dinero, que es nuestro único objetivo”, dice Casson. Por tanto adaptándose a la normativa UCITS III, este fondo se gestiona de manera parecida a un hedge fund pero sin apalancarse y sin utilizar futuros. Para las posiciones cortas (y puntualmente para algunas largas) utiliza contratos por diferenciales (CFD) pero en todo caso, el gestor no basa mucho su estrategia en este tipo de posiciones. “Podemos tener posiciones cortas pero no estamos obligados a ello, todas las herramientas están para hacer dinero”, dice el gestor. Asegura que estas posiciones aumentan el riesgo de la cartera y por tanto las utilizan muy selectivamente. Un ejemplo: actualmente está corto en Prisa.



En todo el proceso de cambio, el fondo ha estado prácticamente inactivo durante estos meses y no ha sido hasta abril cuando la gestora ha comenzado la comercialización del producto. Así, actualmente tan sólo tiene un patrimonio de 12 millones de euros. Su objetivo de rentabilidad para tres años es de 10%-12% anual, con una volatilidad en torno al 20%.



Es un fondo concentrado en 50 compañías, con una flexibilidad absoluta en cuanto a países y sectores. De hecho, actualmente tiene posiciones en dos de los países más temidos de la Europa continental: Irlanda (14% de su cartera) y España (7%). Las posiciones en Irlanda no solo se deben a que es su país de nacimiento, sino que está convencido que es un buen mercado para encontrar oportunidades. Al igual que el español, en el que el gestor invierte actualmente en nombres como Cementos Portland o Inditex y en el que está convencido de que aumentará sus exposiciones en el corto plazo.



La aparición de la cementera española en su cartera no es casual. Precisamente durante su visita a Madrid, Casson se ha reunido con los gestores de la compañía y el resultado de la reunión ha sido la compra de acciones de la empresa. “Me pagan para que sepa qué riesgos tomar y cuáles no y éste es uno que estoy dispuesto a tomar en el largo plazo”, explica para avalar la solvencia de Cementos Portland.



Esta es una de las compañías cíclicas que han entrado en su cartera en los últimos meses, en los que el gestor ha ido aumentando ligeramente el nivel de riesgo. “El año pasado estábamos muy defensivos pero las cosas están cambiando y nosotros tenemos que cambiar a la vez”, dice. Así, por ejemplo, el 11% de la cartera está en compañías del sector financiero aunque Casson centra sus apuestas en bancos en los que los estados no han entrado en el accionariado ya que cree que los gobiernos son impredecibles y sus entradas o salidas pueden afectar gravemente a la evolución de las acciones de la entidad.


 

Empresas

Lo más leído