Henderson explota la temática del dividendo con el lanzamiento de un nuevo fondo


Aprovechando su fortaleza en materia de acciones que reparten dividendos, Henderson Global Investors  ha lanzado el fondo Henderson Horizon Global Equity Income (SICAV) domiciliado en Luxemburgo y registrado en CNMV para disposición del inversor español. Se trata de un producto que seguirá la estela del Henderson Global Equity Income Fund (OEIC), gestionado por Andrew Jones y Ben Lofthouse y con un patrimonio de 817 millones de euros.

El objetivo del Henderson Horizon Global Equity Income —que cuenta con clases de participación en euros y dólares— es ofrecer una rentabilidad por dividendo superior a la de su índice de referencia, así como un potencial de revalorización del capital. El fondo invertirá en renta variable en todo el mundo y su cartera se concentrará en torno a entre 50 y 80 valores, según han indicado desde  la gestora. 

Alex Crooke, director del equipo de Global Equity Income, será el encargado de la gestión, junto con Andrew Jones y Ben Lofthouse. Crooke cuenta con más de 23 años de experiencia en inversión y es uno de los gestores del fondo de inversión Global Equity Income de Henderson domiciliado en Estados Unidos.

“En un momento en el que los tipos de interés se encuentran en niveles mínimos en todo el mundo, nunca ha habido tanta demanda de ingresos regulares por parte de nuestra base de clientes” observa Greg Jones, director de distribución de Henderson para EMEA (Europa, Oriente Medio y África) y Latinoamérica. Jones añade que “en los últimos años, el mercado de renta variable se ha convertido un ámbito de inversión cada vez más prolífico para obtener rentabilidades. Y en Henderson creemos que esta tendencia no está remitiendo". 

De hecho, recientemente la firma publicó la primera edición del Henderson Global Dividend Index, informe sobre la evolución del mercado mundial de dividendos. Alex Crooke resalta uno de los datos que publicaba dicho informo, que en 2013 los dividendos abonados en todo el mundo superaron el billón de dólares, lo que supone un incremento del 43 % desde 2009. “A escala internacional, las empresas reconocen cada vez más la necesidad de abonar dividendos. Una estrategia de alcance mundial para la inversión en este tipo de productos ofrece ventajas reales en términos de diversificación, además de acceso a rentas trimestrales y revalorización del capital a largo plazo”, explica Crooke. 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente