“Hemos vuelto a los banqueros con canas”


La figura que juega el banquero privado español fue uno de los puntos de partida de la XV jornada de Banca Privada organizada por iiR. En este sentido, Olympia Riquelme Rodríguez, directora Comercial Banca Privada de Banco Espirito Santo, cree que “hemos vuelto a los banqueros con canas”. El tener un banquero con experiencia, que haya vivido tanto mercados bajistas como alcistas, así como cambios de legislación, considera Riquelme que es el modelo que va imperar en la banca privada. Un sector, que como ella misma define, será siempre “un mal necesario”.

“Queremos un banquero muy involucrado con el mercado y que esté a la altura para asesorar”, explica Riquelme. Por su parte, Gonzalo Nebreda Villasante, director de Banca Privada de Renta 4 Banco, comparte la necesidad de la experiencia a la hora de incorporar banqueros privados a su entidad. Una ampliación de equipo que, como él mismo comenta, es imprescindible para mantener el nivel de servicio.

En cuanto al campo de actuación de estos profesionales, según Nebreda, “el banquero tiene que tener la libertad suficiente y la capacidad para elegir el mejor producto y el más adecuado”. Este, sería uno de los tres puntos que definen su modelo de banca privada independiente, en donde hay una ausencia de política comercial de producto. Por otro lado, otro factor estaría en tener la capacidad de elegir entre muchos productos (arquitectura abierta) y, por último menciona al “capital del accionista”.

Iñigo Marco-Gardoqui Alcala-Galiano, director general de N+1SYZ, considera a su entidad también como una casa independiente por la poca presencia que existe de producto propio, porque no tienen que vender balance y por su transparencia a la hora de cobrar. De hecho, él se pone en el papel del cliente y en este caso, no le importaría que le cobrasen retrocesiones, siempre que se expliquen transparentemente y se le abonen. Desde su punto de vista, cree que “hay clientes proclives a la comisión en expíicito”.

Retrocesiones si, pero con transparencia

Y una vez más, vuelve a aparecer un término imprescindible del entorno actual, la transparencia. “Si el cliente sabe las reglas de juego y además le aportas valor, perfecto por las retrocesiones, pero siempre con transparencia”, según Nebreda. “Toca un proceso de recuperar la confianza perdida”, y esto pasa por la transparencia total, “que sea consciente de que se le cobra”, indica el director de Banca Privada de Renta 4 Banco.

“Yo soy muy crítico con nuestra industria y nuestro trabajo de los últimos años”, apunta el director general de N+1SYZ, que cree que se ha patinado en muchos frentes como la rentabilidad y los productos. Por ello, piensa que “hay necesidad de transparencia y recuperar la confianza de los clientes”, y aunque “seamos buenos cuentacuentos”, explica, el dato de rentabilidad sigue siendo crítico.

En línea con lo anterior, Riquelme apunta que al final, lo más importante es una elección del fondo adecuado y darle una buena rentabilidad al cliente, todo ello junto a la transparencia. Respecto a la recuperación de confianza, ve que aunque esté costando, se está consiguiendo. En este aspecto, ve fundamental que “ el banquero no esté saturado y que tenga disponibilidad frente al cliente para darle tranquilidad”, según Riquelme.

De ahí que, como se comentaba inicialmente, haya demanda de banqueros pero “hay que cuidar la relación con el cliente y mantener el servicio”. La figura de este profesional cobra mucha fuerza en estos momentos, ya que “cuanto más vincules a tu banquero, más vinculas a tu cliente”, apunta Riquelme.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente