“Hay muchas posibilidades de que el próximo sea un gran año en bolsa”


“Los mercados ahora descuentan una caída del 55% en los beneficios y creo que ese realmente puede ser el peor escenario. Según los criterios de Benjamin Graham para la inversión de valor, el margen de seguridad es de casi un 50% para los inversores incluso si se materializan las peores previsiones”, señala Neil Rogan, gestor del Gartmore Sicav Global Focus Fund.

Con ocho años de historia, el fondo de Rogan acumulaba siete años batiendo a su índice de referencia, hasta que llegó 2008. “Ahora el mercado castiga a todos por igual, no se discrimina a los buenos de los malos. Y eso no puede durar. Hace falta que se publiquen los resultados del primer trimestre y que el sistema financiero se estabilice. Esperamos que cuando vuelva la confianza los precios se recuperen. Hay empresas que van a la quiebra y otras que ganan cuota de mercado. Es un buen momento para fondos de stock picking. Hay muchas probabilidades de que el año próximo tengamos un gran año en bolsa”, añade.

“El peor punto de los mercados puede llegar en los próximos tres meses. Si no se tiene exposición ahora a la renta variable, sería inteligente invertir gradualmente durante los próximos doce meses. En cuanto a la caída del PIB, este trimestre será probablemente el peor. Hasta mayo, la intensidad de la crisis estará en su punto más alto. Los efectos positivos de las políticas de rescate tardan unos 18 meses en hacerse visibles”, señala Rogan.

El objetivo del Global Focus Fund de Gartmore es superar en tres puntos porcentuales la rentabilidad anual del MSCI World Index. Mantiene una cartera concentrada, con sólo 30 o 40 compañías. “Se trata de un fondo en el que sólo incluimos las mejores ideas de inversión que encontramos”. Rogan maneja unos 2.000 millones de euros con esta estrategia. El 60% de las ideas proviene del equipo de siete analistas y gestores de Gartmore. Otro 25% lo genera una red externa de analistas. El resto surge de los equipos regionales de Gartmore, de los sistemas de análisis cuantitativo de valores y de operadores externos. La mitad de la cartera está compuesta por apuestas de corto plazo con las que el gestor intenta obtener buenos resultados y elevar la diversificación. Los sistemas de control de riesgo limitan la concentración por países y sectores.

Para el verano, Gartmore planea lanzar una versión UCITS III de su hedge fund AlphaGen Aldebaran, gestionado también por el equipo de Rogan y que invierte en renta variable global con la capacidad de utilizar posiciones cortas y largas. “Será un clon del fondo actual pero en un entorno regulado y con liquidez diaria”, explica el gestor.