“Hay margen para una mayor compresión de los spreads”


Los bonos corporativos han tenido una carrera espectacular a lo largo de los últimos años. Una combinación de menor crecimiento económico, crisis soberana europea y grandes dosis de flexibilización cuantitativa a escala global han llevado las rentabilidades de la deuda pública a niveles históricamente bajas. Al mismo tiempo, los diferenciales de los bonos corporativos se han endurecido considerablemente después de los niveles locos vistos en 2009. Esto ha supuesto una rentabilidad anualizada de dos dígitos en algunas partes del mercado de deuda con grado de inversión, aunque esto ha sido acompañada de cierta volatilidad.

¿Cómo podrán los bonos corporativos generar rendimientos similares a partir de ahora? Según Gordon Harding, especialista de inversión del equipo de renta fija de M&G Investments, no hay duda de que esto va a ser difícil. “Dada la duración del iBoxx Corporate Index, centrándose exclusivamente en el margen de crédito y tomando la historia como guía, ciertamente hay espacio para una mayor compresión de los spreads. “El diferencial del BofA Merrill Lynch BBB Sterling Corporate & Collateralised Index quedó fijado en 292 puntos básicos a finales de marzo, 191 puntos básicos por encima de los niveles pre crisis (101 puntos básicos a finales de mayo de 2007).

La pregunta ahora que se hace el experto en su blog es: ¿cuál podría ser el catalizador para ver tal ajuste de los spreads?

Noticias relacionadas

Lo más leído