¿Hay futuro para la arquitectura abierta?


La arquitectura abierta en la distribución de fondos es una de las principales corrientes en Europa hoy en día. En el Reino Unido, el movimiento hacia la arquitectura abierta está comandado por las compañías de seguros de vida y pensiones a través de productos empaquetados (tipo Unit Link) y plataformas de distribución para asesores independientes, mientras que en Europa está liderado por lo bancos.

En España, la mayoría de la distribución de fondos se ha realizado a través de las entidades bancarias minoristas, donde no ha existido nunca una verdadera arquitectura abierta. Y desde que empezó la crisis en verano de 2007 los bancos han preferido distribuir productos de gestión propios y depósitos bancarios (que fortalecen sus balances), dejando absolutamente de lado a los fondos de terceros.

Sin embargo, trabajo para M&G, una de las principales gestoras de activos británicas y he podido ver el éxito de la arquitectura abierta y el gran crecimiento de las plataformas de distribución en los últimos años en el Reino Unido. La mayor ventaja de la arquitectura abierta es que proporciona a asesores e inversores acceso a una mayor gama de productos.

Los supermercados financieros permiten a los asesores financieros independientes (IFAs) tener acceso a todas las familias de fondos, les ahorra papeleo y les da acceso a herramientas de gestión más eficientes, incluyendo consolidar todas las posiciones de sus clientes en un solo documento. Yo creo que, aunque evolucione más lentamente que en el Reino Unido, la arquitectura abierta en fondos tiene un gran futuro por delante. La creación de la figura del EAFI (Empresa de Asesoramiento Financiero) en España, recogida en la circular 10/2008 de la CNMV, debe servir para promocionar aquí ese asesoramiento independiente que se basa en la arquitectura abierta.

También las bancas privadas, que no han dejado de ofrecer a sus clientes una amplia gama de fondos de terceros, deberán seguir creciendo tras la crisis. A fin de cuentas, los fondos de inversión no dejan de ser el instrumento más idóneo para el ahorro a largo plazo que tanto necesita cualquier sociedad, y tener acceso a los mejores fondos del mundo es algo atractivo para cualquier inversor.

Empresas

Lo más leído