“Hasta que no se clarifique el futuro de la Eurozona, treasuries, franco suizo y oro”


“La mayoría de los inversores están felices de que se haya acabado 2011, si bien mirando al futuro la situación es compleja”. Así lo asegura Axa Investment Managers en un informe en el que considera que la crisis de deuda de la Eurozona se ha convertido en la principal causa de generación de incertidumbre. “Su economía podría sufrir una profunda recesión si los diferentes estados miembro no son capaces de avanzar hacia una mayor integración fiscal”, afirma la gestora. 

 

En su carta de asset allocation de enero, que titula ‘2012, entre la preocupación y la esperanza’, la firma reconoce su inclinación por mantener un posicionamiento defensivo en activos considerados tradicionalmente seguros, como los treasuries, el franco suizo y el oro. Según sus previsiones, resulta probable que estos mercados continúen beneficiándose del actual escenario de inseguridad, si bien esto no quiere decir que pasos encaminados hacia una solución de la crisis de deuda puedan derivar en un fuerte rally alcista de la renta variable europea. 

 

Pese a ello, un escenario macroeconómico más sólido siguen convirtiendo, en opinión de Axa IM, al mercado estadounidense en un destino más atractivo. Tan es así que la gestora francesa detecta interesantes oportunidades tanto en el mercado de renta variable americano como en el de renta fija con grado de inversión, clases de activos en las que la firma mantiene una visión positiva. 

 

Puede consultar el informe completo de Axa IM descargándose el siguiente archivo: