Hacienda no prorroga en 2014 la retención del 21% sobre dividendos en Sociedades


El porcentaje incrementado de retención del 21% que, de manera transitoria, estableció el Gobierno para 2012 y 2013 en el Impuesto sobre Sociedades ha vuelto en 2014 a ser del 19%. Pese a que en otros impuestos, como el IRPF, los tipos de gravamen incrementados y, consecuentemente, los porcentajes de retención se han prorrogado para este año, no ha sido así en el Impuesto sobre Sociedades. Según explica Luis Bravo, socio de Cuatrecasas, Gonçalves Pereira, esta situación afecta especialmente a los fondos de renta variable española por los dividendos que ahora mismo ya pudieran repartir las sociedades en su cartera. Dado que la no extensión del tipo incrementado del 21% a 2014 parece algo involuntario es previsible que en los próximos días el Ministerio solucione esto.

Según explica Luis Bravo, “a día de hoy, la retención sobre dividendos es del 19% y no del 21% y los depositarios, que son los obligados a retener, deben estar muy atentos a esta situación que no se esperaba”.  La ausencia de prórroga del tipo incrementado de retención en el Impuesto sobre Sociedades ha sido toda una sorpresa que puede pillar a muchos con el pie cambiado. En este sentido, Bravo es muy claro y aconseja a todos los gestores que se pongan en contacto con su depositario para aclarar este extremo. “Con independencia de lo que pueda ocurrir en los próximos días, la retención que ahora mismo recae sobre el reparto de dividendos de fuente española es del 19% y si el depositario no cambia su programa y retiene al 21% se corre el riesgo de tener que iniciar un camino legal bastante tortuoso”, explica.

En síntesis, el problema está en que las retenciones indebidamente practicadas (por ejemplo retener el 21% en lugar del 19%) no son deducibles del impuesto por lo que se corre el riesgo de que en una comprobación fiscal detallada, Hacienda no admita esos dos puntos de más retenidos. Para evitar esto, la entidad debería iniciar un procedimiento de devolución de ingresos indebidos, lo cual es preferible evitar, de ahí que Bravo insista en que la retención actual se practique al 19%. 

Efectos retroactivos

Dado que la no extensión a 2014 del tipo de retención del 21% parece algo no querido por Hacienda, los expertos se apresuran a confirmar que es más que previsible que en los próximos días esto se subsane. Así que, finalmente en 2014, la retención que el artículo 140.6 del Texto Refundido del Impuesto sobre Sociedades contempla volverá a ser del 21%, eso sí, de manera coyuntural.

Sobre si se establecerá la retención del 21% con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2014, Bravo no quiere hacer conjeturas, pero sí advierte de que de esa manera se podrían dar situaciones muy dañinas, especialmente en sociedades no cotizadas que en estos días hayan repartido dividendos.