Hacia dónde hay que posicionar la cartera ante el Fondo de Recuperación Europeo


Los fondos para la recuperación económica en Europa desembarcará en las economías vecinas a lo largo del año que viene. No tan rápido como hubieran precisado o querido los mercados y ciudadanos, pero llegará. Y el Fondo de Recuperación Europeo, que incluye el Plan Next Generation de la Unión Europea, traerá importantes cambios en la estructura económica. Cambios que deben tenerse en cuenta a la hora de posicionar las carteras. Las gestoras internacionales nos comentan las claves.

gilles_moec_axaGilles Moëc, economista jefe de AXA IM:

Con el Fondo de Recuperación y Resiliencia, los Estados miembros podrán retirar el 10% de su derecho como prefinanciación en torno a finales de febrero. A algunos gobiernos les preocupaba que la supervisión por parte de la Comisión de sus Programas de recuperación y resiliencia implique una condicionalidad macroeconómica demasiado estricta, pero se ha encontrado un equilibrio. Y es que los desembolsos futuros se retendrían solo si un Estado miembro se comportara de manera completamente irresponsable en asuntos fiscales. En última instancia, el PE probablemente dudaría en detener el principal instrumento de la UE para hacer frente a las consecuencias económicas de la pandemia, pero todo el proceso podría retrasarse, en un momento en el que la velocidad de ejecución es crucial para detener una recaída en la recesión.

Morris_DanielDaniel Morris, estratega de inversión senior en BNP Paribas AM:

Los beneficios del programa Next Generation de la Unión Europea ya se han dejado notar en el rally del euro y en el repunte de los bonos gubernamentales de la periferia de la eurozona. Los rendimientos de la deuda pública italiana a 10 años, por ejemplo, han caído a mínimos históricos. El fondo de recuperación ha dado a los inversores más confianza en la estabilidad a largo plazo de la zona euro al proporcionar un mecanismo que permite el apoyo fiscal a países con tasas de crecimiento más bajas o mayores cargas de deuda. El euro más fuerte, si bien refleja una mayor confianza, crea sus propios desafíos para el BCE. Reduce la inflación a medida que las importaciones se vuelven más baratas y puede afectar el crecimiento a medida que las exportaciones de la región se encarecen.

Por otro lado, los bajos tipos de interés estimularán el crecimiento económico y el efecto neto debería ser positivo. Más importante, quizás, es cómo se utilizarán los fondos. Si se emplean como una medida de apoyo al consumo solo proporcionará un impulso temporal al crecimiento, como cualquier estímulo fiscal financiado por el gobierno; aunque este impulso es crucial a corto plazo, ya que las empresas y los hogares lo necesitan para recuperarse de la recesión provocada por la pandemia del COVID-19.

En nuestra opinión, el potencial real del plan surge cuando permite a los países realizar inversiones que de otro modo no habrían podido realizar, inversiones que aumentan el potencial de crecimiento a largo plazo de la economía. Por ejemplo, inversiones en infraestructura crítica, inversiones para ayudar a los países a alcanzar los objetivos de neutralidad climática e inversiones que promueven la transformación digital de la economía.

Brain_hi_res_colPaul Brain, responsable de renta fija de Newton, parte de BNY Mellon Investment Management:

El fondo de recuperación europeo resulta extremadamente importante para la integración de la Unión Europea, sus mercados de bonos y el euro. Existen dos razones por las que los diferenciales entre los países del núcleo europeo y los de la periferia se estrecharán con el tiempo. La primera es que, si la nueva deuda cuenta con la garantía de todos los países, existirá un menor riesgo de crédito entre los bonos soberanos. La segunda es que, si se hace un buen uso de los 750.000 millones de euros y se acaba generando crecimiento económico, el riesgo de solvencia de la UE también se reducirá. Aunque los rendimientos de los bonos de los países del núcleo podrían aumentar ligeramente, ya que ahora tendrán más deuda en sus carteras, si efectivamente mejoran las perspectivas económicas para la UE (y aumentan los ingresos fiscales), tendrán más capacidad para repagar la deuda.

Los mercados ya habían empezado a descontar el resultado de antemano. Creemos que este estrechamiento de los diferenciales continuará y que incluso llegará a alcanzar los mínimos anteriores, en torno a 90 puntos básicos. La combinación del fondo de recuperación y los importantes programas de compra de bonos del BCE debería reducir el riesgo de crédito en toda la UE, tanto para los bonos soberanos como corporativos.

boltonNigel Bolton, co director de inversiones, Fundamental Equities y responsable del equipo de renta variable europea de BlackRock:

Con el anuncio del Fondo de Recuperación de la UE, que canalizará el 80% del gasto hacia las transiciones digitales y sostenibles de las economías, hemos visto una nueva puja por los llamados ganadores del Acuerdo Verde. Existe una clara oportunidad para el crecimiento secular en múltiples segmentos, incluida la renovación de edificios, ya que los edificios representan el 40% de toda la energía utilizada en Europa. Esto hará que el gasto en renovación de la UE se duplique para 2025.

Consideramos que esto es positivo para la renta variable de este segmento y estamos de acuerdo con la necesidad de que el capital se canalice hacia esta área de la economía. Hemos aprovechado esto a través de una serie de empresas que creemos que son gigantes en nichos que tienen funciones fundamentales para ayudar a la UE a alcanzar sus objetivos sostenibles. Del mismo modo, observamos que la selección de valores es primordial ya que algunos activos en este espacio se han desacoplado de las valoraciones históricas con poco o ningún cambio en las perspectivas de ganancias para el negocio.

Martyn_Hole_-_Capital_GroupMartyn Hole, especialista de inversión de Capital Group

Los Estados miembros de la región del Mediterráneo prestarán mucha atención al sector de los viajes y el turismo en sus planes de recuperación nacional, ya que éstos constituyen una parte muy importante de sus economías. En los países más septentrionales, espero una inversión adicional en tecnología verde. Por lo tanto, estos sectores deberían ser los principales beneficiarios del Plan Europeo de Recuperación en primera instancia.

Por otro lado, creemos que la renta variable europea cotiza mucho más barata que la americana. Desde un punto de vista histórico, esta diferencia es bastante grande. Los analistas e inversores han ajustado sus expectativas de beneficios europeos mucho más a la baja que en los EE.UU. Las oportunidades europeas pueden encontrarse en muchos sectores. El continente alberga a varios líderes mundiales en fintech, juegos de azar, energía renovable y oncología, y Europa es ciertamente insuperable en el sector del lujo. Además, no es sorprendente que la industria manufacturera se esté recuperando mucho más rápidamente que el sector de los servicios.

bond_Simon_Orig_Aug15Simon Bond, director de Inversión Responsable y gestor de Columbia Threadneedle:

El coronavirus ha dejado al descubierto la fragilidad del ecosistema y la urgencia de reducir las emisiones. Dado que las crisis tradicionalmente aumentan la absorción de tendencias que estaban presentes de antemano, creemos que el cambio climático será un gran ejemplo de esto, y las señales políticas recientes de los gobiernos de todo el mundo así lo sugieren. La UE ya ha aumentado su objetivo de reducción de emisiones para 2030 de una caída del 40% (frente a los niveles de 1990) al 50%, ha puesto la lucha contra el cambio climático en el centro de su recuperación económica.

Su anuncio de un Plan de Recuperación Europeo de 1,85 billones de euros para ayudar a un mundo post-COVID incluye al menos 200 millones de euros para inversiones climáticas específicas. También se espera que la pandemia del COVID-19 refuerce aún más la importancia de las consideraciones ASG en el comportamiento empresarial y las decisiones de inversión, y el sector ha pasado una prueba a través de la crisis: las estrategias centradas en ASG obtuvieron una puntuación positiva en los flujos y el rendimiento de las inversiones durante la crisis.

DWS_20180627_Martin_Moryson_JPG__5472_HR_Official1_Corporate_Background_Martin Moryson, economista jefe para Europa en DWS:

Los que principalmente se van a beneficiar en términos absolutos serán los países más afectados por la pandemia, en otras palabras, Italia, España, Portugal y Grecia. En relación con su respectivo PIB, también Hungría y Polonia recibirán importantes subvenciones. Esto hace que un compromiso al final sea muy realista.

La mayoría de los fondos se gastarán de acuerdo con las líneas que la Comisión Europea tiene, de todas formas, como principio rector: se prestará especial atención a la ecologización de la economía y la digitalización. Dado que muchas pequeñas y medianas empresas están especialmente afectadas, es probable que una parte sustancial de los fondos vayan a estas empresas. Además, como el desempleo aumentará y es un asunto que preocupa a la comisión de la UE, especialmente los sectores con uso intensivo de mano de obra podrían beneficiarse.

Es el caso del sector de la construcción. Por lo tanto, las empresas que se dedican a hacer edificios residenciales o de oficinas energéticamente eficientes podrían ser uno de los ganadores. Lo mismo se aplica a los productores de energía verde. También las compañías que se dedican a la movilidad verde deberían beneficiarse.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que probablemente no será antes del verano de 2021 hasta que los primeros tramos se paguen a los estados miembros - un año después de que el acuerdo fuera aplaudido en la reunión del Consejo Europeo. El progreso, aunque inevitable en la UE, es siempre lento.

james_ashley_gsam_emeaJames Ashley, economista jefe para GSAM EMEA:

Los hechos hablan más que las palabras. Y, a pesar de todo lo que se ha dicho sobre la solidaridad europea en los últimos años, la ausencia de medidas tangibles para una mayor integración fiscal ha sido una preocupación para muchos inversores en activos denominados en euro. Así pues, si bien es una exageración hablar del reciente acuerdo para establecer un Fondo de Recuperación de la UE como el momento Hamiltoniano de Europa, el paso hacia una considerable emisión de deuda común tiene una gran importancia política y simbólica.

De manera aislada, la cantidad adicional de gasto fiscal que el Fondo repartirá en algunas de las economías más afectadas de Europa, entre ellas España e Italia, es muy sustancial, aunque no totalmente transformadora. Pero la combinación de flexibilización fiscal y monetaria paneuropea (además de un conjunto de diversas medidas a nivel nacional) presenta un conjunto coherente de políticas económicas de las que Europa ha carecido gravemente en el pasado reciente. Para los inversores, esto puede suponer un beneficio para los activos de riesgo europeos y contribuir a impulsar la compresión de diferenciales en los mercados europeos de deuda soberana.

lyndon-manLyndon Man, co responsable de renta fija europea grado de inversión de Invesco:

El fondo de recuperación ha tenido ya un importante efecto en los mercados, ya que el anuncio de su existencia y el importe pactado (casi 700.000 millones de euros) sirvieron para acrecentar la confianza de los inversores en la reactivación económica de la zona euro. Al tratarse de un plan multianual cuyos efectos se observarán a medio y largo plazo, no pensamos que su puesta en marcha pueda provocar efectos inmediatos en los mercados, excepto en el caso de que su implementación se complique en el caso de los países más afectados, ya que eso si podría sembrar incertidumbre en el mercado. Por otra parte y a falta de conocer los detalles de cada plan nacional para invertir esos fondos, pensamos que a largo plazo pueden beneficiar más a aquellas industrias relacionadas con la tecnología y las energías limpias, ya que serán en los que se invierta una parte significativa del fondo total.

Philippe_WaechterPhilippe Waechter, economista jefe de Ostrum AM (afiliada de Natixis IM):

Lo que esperamos de este plan es una forma de mejorar la autonomía en el impulso del crecimiento europeo. Hay dos puntos interesantes: uno, la interferencia entre la UE y los países puede verse afectada. Como los subsidios y préstamos se enfocan en sectores o regiones que no van bien, existe la posibilidad de que la UE se enfoque en una región o sector específico en un país; dos, la UE emitirá deuda y esto cambiará el equilibrio dentro de Europa entre Bruselas y cada país.

Para Italia y España, los dos más beneficiados del plan, las subvenciones y los préstamos, ayudarán a reasignar recursos. Para la economía española será una oportunidad para impulsar la actividad en regiones que dependen demasiado de factores externos como el turismo. Significa dos pasos para la economía española: uno es sobre la geografía, cómo asignar recursos para mejorar la situación en muchas regiones, además de Madrid y Barcelona. El otro es limitar la dependencia de una región a una gran industria de servicios. España tiene la capacidad para eso, pero llevará tiempo y un gran esfuerzo.

sebastien_galySebastien Galy, responsable de estrategia macroeconómica de Nordea AM:

El plan de recuperación y resiliencia (RRF por sus siglas en inglés) de 672.500 millones forma parte de los 750.000 millones de Next Generation (NGEU) acordados en julio, con 310.000 millones de euros en subvenciones y hasta 250.000 millones de euros en préstamos y probablemente a partir de enero. El RRF se dedica a ayudar a los estados a invertir, reformar y ser más resilientes socialmente. El 37% se asigna a la transición verde y el 20% a la transformación digital, mientras que el parlamento de la UE no impuso energía de carbono y es probable que se produzcan más cambios. Los criterios para la asignación sugieren que España y la periferia recibirán más beneficios. Por lo tanto, para nosotros eso significa un enfoque en las nuevas tecnologías y el clima. En particular, Enel SpA es una compañía eléctrica multinacional con sede en Italia y un operador integrado en los mercados mundiales de energía, gas y energías renovables. Tienen un objetivo de carbono cero para 2050 y están alineados con el acuerdo de París.

Luciano Diana (Pictet AM)Luciano Diana, gestor de Pictet Global Environmental Opportunities de Pictet AM:

La expectativa de crecimiento del universo de inversión medioambiental sigue siendo muy superior al índice mundial.  Efectivamente, el Pacto Verde Europeo incluye la acción climática con cargo al Presupuesto Europeo, 30% de 1,1 billones en 2021-27 y, ante el objetivo de reducción de emisiones netas de CO2 un 40% (incluso 50-55%) respecto a 1990, el Fondo de Recuperación de la UE, de 750.000 millones para 2021-24, abarcará renovación de edificios, eficiencia energética y sobre todo movilidad electrónica. 

Al respecto el impacto medioambiental de las tecnologías va a ser cada vez más claro. Según un estudio reciente, diez millones de dólares invertidos en tecnología verde puede proporcionar 80 puestos de trabajo, frente a 25 de la energía fósil.  Ahora bien, hay que centrarse en tecnologías en fases de mejora y madurez, generadoras de flujo de caja, pero conviene evitar las emergentes como el hidrógeno, cuya producción a partir de energía renovable está todavía a cinco a diez años vista.

Rainier_Baumann_robecoRainer Baumann, director de Inversiones RobecoSAM:

Nos complace ver que el Fondo Europeo de Recuperación tiene un enfoque claro en el establecimiento de una recuperación sostenible. Desafortunadamente, la crisis del COVID-19 ha exacerbado algunos problemas sociales como la desigualdad, y el plan de recuperación incorpora más fondos para lograr una transición justa y reducir a cero las emisiones netas de carbono y más cohesión social. También vemos oportunidades para los inversores. La transición energética continuará. El plan de recuperación prevé la financiación sustancial de negocios sostenibles para acelerar el crecimiento: proyectos eólicos y solares, instalación de 1 millón de puntos de recarga para vehículos eléctricos, renovaciones hacia flotas limpias por parte de ciudades y empresas, y una estrategia de hidrógeno. Además, los riesgos aparentes en la cadena de suministro de las empresas llevan a la reubicación, lo que requiere mayores inversiones en automatización y robótica. En tercer lugar, habrá un renovado enfoque en la salud y la vida sana. La Comisión Europea establece objetivos para reducir el uso de fertilizantes y pesticidas en la agricultura y excluir los ingredientes no saludables en alimentos y bebidas. Esto debería estimular nuevos métodos de producción y la reformulación de alimentos procesados. El fondo de recuperación contiene 15.000 millones de euros para reforzar las zonas rurales a la hora de realizar los cambios estructurales necesarios.

Leonardo Fernández (Schroders)Leonardo Fernández, director del canal intermediario de Schroders:

El plan de recuperación europeo incluye algunas medidas ecológicas que tendrán un gran impacto en la economía. Entre ellas está la renovación masiva de edificios e infraestructuras, que representan el 40% del consumo de energía y el 36% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Mejorar su rendimiento energético es fundamental para alcanzar el objetivo neto cero de la UE. El plan también aborda el parque automovilístico, con el despliegue de un millón de puntos de recarga de vehículos eléctricos para promover su adopción. Además, se pretende impulsar la energía eólica marina e integrar mejor el sistema energético, así como el renacimiento de la inversión ferroviaria para reducir la huella de carbono del transporte. Las oportunidades de crecimiento que podría traer son particularmente excepcionales en la energía eólica marina, la red eléctrica, la cadena de suministro de vehículos eléctricos, el ferrocarril, los materiales de construcción eficientes, los equipos de calefacción eficientes y la cadena de valor del hidrógeno.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas