¿Ha llegado el momento de entrar en emergentes o todavía es pronto? Hablan los selectores


¿Es momento de volver a los mercados emergentes o mejor mantenerse a la espera? Es la cuestión que se llevan planteando los inversores durante las últimas semanas y el gran asunto que está encima de la mesa en estos momentos. Funds People ha preguntado a los selectores de fondos su opinión al respecto. El primero en responder ha sido Diego Fernández Elices, selector de fondos en A&G. El experto considera que los mercados emergentes lo han hecho bien durante los últimos meses simplemente por una cuestión de reversión a la media. “Si los miramos a 2-3 años, siguen quedándose muy atrás frente a los mercados desarrollados”. En su opinión, es difícil generalizar y puede que en algunos de ellos la oportunidad ya esté ahí.

“Sin embargo, en términos generales pensamos que aún es pronto. El principal argumento a su favor es la valoración, pero no vemos un catalizador que pueda hacer que se comience ya a reconocer ese valor, sino más bien todo lo contrario, con un dólar que comienza a estar fuerte, un deterioro de la economía China que persiste y, sobre todo, una gran inestabilidad en mucho de los países”. Elices reconoce que los inversores más ‘value’ ya han tomado posiciones, pero los que intentan hacer timing siguen esperando. “El tiempo dirá si son una trampa de valor y siguen poniéndose más y más baratos o al contrario, pero en estos mercados preferimos no ser de los primeros en entrar y el rally de reversión a la media no demasiado fundamentado que hemos vivido creo que está terminando”, afirma.

La opinión de Javier Monjardín (Tressis)

La visión de Javier Monjardín es algo distinta. Haciendo retrospectiva, si echamos la mirada atrás un año, nos encontramos con el comienzo del calvario de los mercados emergentes, región que hasta entonces se había visto muy favorecida por las políticas ultraexpansivas de los diferentes bancos centrales y del robusto crecimiento chino. Pero en aquel 22 de mayo de 2013, tras las palabras de Bernanke sobre el posible comienzo del tapering, la situación cambió radicalmente para los países en vías de desarrollo, a lo que se le sumaron los temores de una desaceleración brusca en China. Un año más tarde, el director de Análisis de Tressis considera que la situación ha cambiado considerablemente.

Según Monjardín, “hoy estamos en un punto en el que el proceso de retirada de estímulos de la Fed se encuentra más que avanzado y que los inversores lo tienen más que asumido, con que China esta experimentando una desaceleración menor a la esperada, al registrar un crecimiento del 7,5% teniendo además la inflación bajo control, lo cual, en caso de ser necesario, le otorgaría a las autoridades del gigante asiático la flexibilidad suficiente para implementar medidas pro-crecimiento”. A todo esto el experto añade que algunos de estos países han realizado reformas estructurales que, por el momento, entiende están dado los frutos esperados.

“Lo argumentado anteriormente nos hace ser más optimistas hacia estos mercados, hasta el punto de que si atendemos a las valoraciones y al cambio de sentimiento de los inversores en estas últimas semanas/meses, estos mercados han tenido entradas netas positivas de capital, y que por fin se está siendo selectivo a la hora de valorar los diferentes países, por lo que empezamos a considerarlo una alternativa real de inversión pero -eso si- siendo muy selectivos a la hora de escoger el fondo”, afirma Monjardín.

La opinión de Miguel Ángel Paz (Unicorp Patrimonios)

Tampoco es partidario de posponer las decisiones de inversión Miguel Ángel Paz, director de Unidad de Gestión en Unicorp Patrimonios. “Si esperamos a que la situación se clarifique, muy posiblemente nos encontremos a los mercados emergentes mucho más altos que en los niveles actuales y se incrementarían aún más nuestras dudas sobre entrar o no en estos mercados”. En los últimos recortes del mercado, la mayoría de principales índices de mercados emergentes se mantienen en zona de máximos del año. Sólo Rusia ha corregido significativamente, mientras que el MSCI de China, India y Brasil se mantienen en zona de máximos. “Serán los resultados de este segundo trimestre los que dictaminarán si lo que hemos visto es un aviso sobre un posible cambio de tendencia o sólo un nuevo alto en el camino”.

La semana pasada el mejor dato del PIB de China ha tranquilizado bastante a este mercado. Incluso el cruce del renminbi se ha estabilizado tras el fuerte incremento de volatilidad de hace unos meses, cuando Pekín amplió la banda de fluctuación. De cara al futuro, uno de los indicadores más importantes –según el experto- será el PMI manufacturero elaborado por HSBC. “Tras los cinco primeros meses del año, con lecturas por debajo de 50 puntos, en junio la cifra ha sido de 50,7, primera vez por encima del nivel que históricamente se corresponde con expansión económica y se espera una cifra de 51 puntos. Si el dato superase estimaciones, al igual que lo hizo el PIB la semana pasada, sería un argumento más alcista para estos mercados”, indica el experto.

La opinión de Gabriel Simón (Santander AM)

Es cierto que los mercados emergentes han tenido un buen comportamiento, sobre todo a partir del segundo trimestre del año. Y también lo es que se ha visto un incremento gradual del apetito por el riesgo y una rotación hacia sectores más cíclicos, donde  el estilo valor ha tomado más protagonismo en los últimos meses. Según Gabriel Simón, analista y miembro del equipo de investigación y selección de fondos en Santander AM, “a pesar de esta mejora, los mercados emergentes siguen teniendo valoraciones atractivas tanto desde un punto de vista relativo como en absoluto frente a los mercados desarrollados con unas expectativas de crecimiento mayores”. No obstante, a la hora de entrar en ellos, Simón considera que la clave será la selección del mercado.

“En un entorno donde las diferencias geopolíticas y económicas en cada país son cada vez más dispares, una apropiada selección de valores será el motor generador de alfa para el futuro en la región", asegura. Pone, como ejemplo, las diferencias entre algunos mercados. “Países como India, donde la elección del nuevo presidente Modi ha sido y continuará siendo un catalizador positivo a corto y medio plazo para la región, contrastan con la incertidumbre del impacto que tendrán las reformas anunciadas en China y su capacidad para rebalancear su modelo económico hacia sectores más domésticos y menos dependientes de las exportaciones”, explica.

La opinión de Puy Carazo (DeAWM)

En una línea muy similar se pronuncia Puy Carazo, responsable de Selección de Fondos de Deutsche Asset & Wealth Management. “En conjunto, nuestra visión en mercados emergentes es constructiva para el año en general, si bien la clave será la selección". En este sentido, Carazo revela haber empezado a encontrar antes las oportunidades en renta fija -especialmente en crédito- que en la renta variable, aunque, en ambos casos, de una forma muy selectiva, entre los distintos países, sectores, emisores, calidades crediticias…  “En lo que respecta al timing, aunque los flujos han mejorado mucho en los últimos meses y los bajos tipos de interés en EE.UU dan soporte a la deuda emergente, los riesgos geopolíticos están muy presentes en este momento y quizá veamos algo de pausa en el verano, después del rally que hemos tenido”.

La opinión de Eduardo Antón (Inversis Banco)

La misma idea es la que defiende Eduardo Antón, analista de Fondos de Inversis Banco, quien asegura que hacer una recomendación englobando todas las economías emergentes como un solo mercado no tiene sentido. “Hay que diferenciar dentro de los mercados emergentes”. En este sentido, en la entidad se inclinan más por aquellos países que estén siguiendo una dinámica de elaborar reformas estructurales, centrando su crecimiento más orientado a una demanda interna, aprovechando los factores demográficos de tener una pirámide poblacional joven y un crecimiento en la clase media que fomenta el consumo interno. Los países que favorecen, desde una aproximación macro, serían Mexico, China y la India.

"Desde inicio de año hemos mantenido una recomendación neutral en los mercados emergentes, tanto en renta fija como renta variable, si bien hemos observado que los datos macroeconómicos están comenzando a dar una señal de vuelta, principalmente en China, como mercado de referencia. De igual forma, hemos observado como los flujos han vuelto, principalmente a aquellos países con una menor dependencia al exterior, lo cual es otro factor positivo para la inversión en dichas economías. En ambos activos, tanto renta fija como renta variable, preferimos invertir a través de gestores globales con flexibilidad en la gestión”, revela.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído