GVC Gaesco cree que 2013 volverá a ser un buen año para el inversor


Si el pasado 2012 se ha caracterizado por algo ha sido por ser un buen año para el inversor y un buen año para la bolsa en términos generales. Al menos así lo interpretan desde GVC Gaesco. Eso sí, la gestora española cree que la mala situación de los bancos españoles y las medidas adoptadas son insuficientes. Para Jaume Puig, su director de Inversiones, el crédito seguirá siendo escaso y caro sin una reforma completa.

GVC Gaesco ha dejado a su espalda un año positivo en gestión de inversiones y caracterizado por el estilo crecimiento. Como subraya Puig, 16 de sus fondos han conseguido obtener una rentabilidad superior al 13% en 2012. Por ejemplo, el fondo Cahispa Europa cerró el año con una rentabildad del 30,46% y el GVC Gaesco Europa, con el 28, 57%.

Con respecto a 2013, un año que piensan volverá a ser positivo para el inversor, la estrategia de la entidad se va a mantener como el año pasado pero con una serie de matices. La renta variable, una de las apuestas principales de GVC Gaesco, puede dar el salto al estilo valor a lo largo del año y no descartan la inversión en compañías españolas en función de la evolución de la prima de riesgo. En renta variable emergente, el objetivo es sobreponderar las zonas emergentes donde aumentan la clase media y el consumo interno.

La estrategia en renta fija continuará con un mantenimiento de los plazos cortos. En el mercado de deuda de alto rentidimiento (high yield) la firma aboga por aproximarse a esta clase de activo de manera selectiva. Según Puig, en bonos, la selección de valores va a ser clave en 2013. Como sustitutivo de la renta fija, la categoría de retorno absoluto representa una buena opción para la entidad de cara a los próximos años.

Divisas, inmuebles y oro

Además de las posiciones en renta variable, renta fija y retorno absoluto, la gestora dirige su atención hacia la compra de divisas baratas frente al euro, como por ejemplo el yen o el dólar. En terreno inmobiliario, se centran en la inversión vía fondo en empresas inmobiliarias cotizadas mundialmente y refuerzan la opinión de no mantener en cartera acciones u otros instrumentos de capital de bancos domésticos españoles.

El director de inversiones de GVC Gaesco cree que existe una burbuja en el mercado del oro en estos momentos y califica la demanda del metal como "mayoritariamente financiera y de carácter tendencial".

2013 será nuevamente, en palabras de Puig, un buen año para el inversor porque existe una "rara combinación de circunstancias favorables" como son los grandes descuentos de valoración (reversión de las primas de riesgo), el crecimiento de los benificios (mundial y empresarial) y los flujos monetarios.

Archivos adjuntos

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas