Tags: Banca privada |

Guillermo Viladomiu (Bank Degroof Petercam): “Los retos del sector exigen ganar volumen”


Es hora de crecer para Degroof Petercam. Después de que llegase un nuevo equipo directivo en 2014, que se fusionaran Degroof y Petercam en 2015, el objetivo del banco a partir de 2016 es crecer. Su plan de cara a los próximos 3 y 5 años es, como mínimo, doblar su tamaño actual de en torno a los 1.400 millones de euros, reconoce Guillermo Viladomiu, consejero delegado de Bank Degroof Petercam Spain.

¿Cómo conseguirlo? La vía más inmediata para esta entidad es incorporar talento tanto a su equipo de banqueros privados como a la unidad de banqueros privados independientes liderada por Álvaro Santos. De cara a septiembre, esperan poder anunciar la incorporación a su plantilla de cinco nuevos banqueros y llegar hasta los 25.

Pero su plan de crecimiento no se queda ahí, destaca Viladomiu. “Los retos del sector exigen ganar volumen”, determina. En este sentido, están estudiando distintas opciones. “La velocidad del crecimiento dependerá de si podemos adquirir alguna entidad en España”, señala. Añade que el tipo de firmas que están analizando son lo más complementarias posibles: “buenos players de banca privada y gestión de patrimonios con una presencia importante en Madrid”.

Aunque haya bajado el peso que Cataluña representa sobre el total de activos del grupo belga en España, hasta un 60%, saben que para crecer necesitan convertirse en un referente de banca privada independiente en la capital, que representa el 40% del sector nacional.

Retos

Además de los retos inherentes a la propia entidad, Viladomiu señala como desafíos para el sector a MiFID II, el envejecimiento de la población y unas nuevas generaciones más digitales. "Quizás la digitalización llegará más tarde a la banca privada, pero llegará”, reflexiona.

Viladomiu cree que no hay que ignorar la revolución digital y que demandará cambiar la forma de hacer las cosas. Puede ser, según él, un elemento diferenciador y una oportunidad de negocio. A diferencia de otras bancas privadas, el consejero delegado de Bank Degroof Petercam Spain sí considera una amenaza a los roboadvisor para un segmento de clientes.

Independientemente de los retos, Viladomiu seguirá preocupándose por lo mismo. “La primera de las funciones de la banca privada es conseguir que los clientes duerman bien, hay que buscar soluciones para que así sea. No vamos a hacer ricos a los que ya lo son, nuestra misión es conservar su patrimonio y hacerlo crecer”, subraya.

Por otro lado, no cambiarán su apuesta desde 2004: la gestión discrecional. Hoy en día, este servicio pesa un 80%. En cuanto al asesoramiento, no cree que el cliente esté dispuesto a pagar por este servicio.

Noticias relacionadas

Lo más leído