Tags: Renta Fija |

Guía para entender el impacto de la reforma europea de los fondos monetarios


El año ha arrancado con cambios para los fondos monetarios. Desde el 21 de enero de 2019 el sector ha tenido que adaptarse a las novedades contempladas en la Reforma Europea de los Fondos Monetarios (MMFR). La nueva normativa europea se aplica a todos los monetarios establecidos, gestionados o comercializados en la Unión Europea. Esto es, impacta a un nicho con más de 1,2 billones de euros bajo gestión a finales de 2018

El nuevo reglamento se diseñó con el objetivo de: 

i) Fortalecer el sector proporcionando a los inversores un nivel adicional de protección y una mayor transparencia

ii) Armonizar los requisitos y prácticas prudenciales relativos a la gestión de estos vehículos en toda la UE.

Dada su relevancia, repasamos con la ayuda de BNP Paribas Asset Management las claves de la reforma. “Creemos que a la gran mayoría de inversores españoles no les supondrá ningún problema la transición al nuevo entorno normativo porque ya llevan varios meses tratando este asunto con sus gestores”, tranquiliza Xavier Gandon, especialista de inversiones del mercado monetario de BNP Paribas AM. “De hecho, muchos ya están analizando cuál será el tipo de MMF del nuevo reglamento idóneo para sus limitaciones, metas y objetivos finales. Y, cuando les ha parecido necesario, han comenzado a adaptar sus políticas de inversión para que sean más flexibles”.

Como resultado de estos cambios normativos, existe la posibilidad de que los inversores aprovechen la oportunidad para plantearse nuevas soluciones disponibles. “Por ejemplo quizás sea una buena idea segmentar el efectivo de un modo más eficiente, con distintos usos (desde efectivo operativo hasta estratégico), en un contexto en el que los fondos monetarios más conservadores se verán sometidos a unas mayores restricciones de liquidez (el nuevo reglamento introduce unos umbrales de liquidez obligatoria que varían en función del tipo de fondo)”, apunta el experto. 

Históricamente, los inversores españoles han preferido invertir en MMF que ofrecen acciones de capitalización. Por ello, es probable que opten por inversiones en MMF con un Valor Liquidativo Variable (VLV), ya sean a corto plazo o estándar.

Como conclusión, se espera que la propuesta de valor que ofrecen los monetarios europeos no varíe. “Seguirán desempeñando un papel importante para los inversores en efectivo que busquen un producto que combine seguridad, liquidez y diversificación”, asegura Gandon. 

Las principales directrices de inversión aplicables a los distintos tipos de fondos se resumen en el gráfico a continuación:

Reforma_monetarios_1

Reforma_fondos_monetarios_europa

Fuentes: Unión Europea, BNP Paribas AM

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído