GSAM registra en España un fondo ‘blend’ de deuda emergente


Goldman Sachs Asset Management (GSAM) ha lanzado en España el Goldman Sachs Growth and Emerging Markets Debt (EMD) Blend, fondo con una cartera que aplica una estrategia long-only e invierte principalmente en valores de renta fija emitidos por gobiernos y empresas de mercados emergentes y de crecimiento. El fondo combina valores denominados en dólares y valores denominados en las divisas locales de los países emergentes y de crecimiento.

El Goldman Sachs Growth and Emerging Markets Debt (EMD) Blend busca ofrecer a los clientes acceso a múltiples clases de activos en el universo de la deuda emergente a través de una única solución que incluye bonos públicos denominados en divisa local, bonos públicos denominados en dólares y deuda corporativa denominada en dólares. Este fondo blend tiene como objetivo evitar que los inversores tengan que decidir cuánto quieren asignar a las distintas estrategias de deuda emergente, ya que esta responsabilidad se traslada al gestor del fondo.

La cartera está gestionada por el equipo de renta fija de mercados emergentes de GSAM y constituye una oferta complementaria a los actuales productos de deuda emergente de GSAM, que incluyen el GS Growth and Emerging Markets Debt Local Portfolio, el GS Growth and Emerging Markets Debt Portfolio y el GS Growth and Emerging Markets Corporate Bond Portfolio. GSAM comenzó ofreciendo esta clase de producto a los inversores como parte de las carteras de renta fija básicas en 1994 y la primera estrategia de GSAM especializada en deuda emergente se lanzó en el año 2000.

Según Sam Finkelstein, responsable global de estrategias macro y director de inversiones de deuda emergente de GSAM, hoy por hoy algunas de las oportunidades más atractivas de inversión en renta fija se encuentran en los mercados emergentes, ya que la sostenibilidad de la deuda ya no es tan preocupante, las rentabilidades son más elevadas y las economías parecen más saneadas que las del mundo desarrollado. “A medida que los inversores se familiarizan más con la deuda emergente, observamos que ya están añadiendo deuda pública y corporativa en divisa local a sus mandatos en dólares. Este enfoque refleja cómo van cambiando las oportunidades en el universo de deuda emergente a medida que esta clase de activo sigue evolucionando”.

Profesionales

Noticias relacionadas