Grupo Financial LAB lanza dos fondos de derecho luxemburgués






En 1998, Juan Sabé vendió a Safei la gestora que había creado años antes en Barcelona, Gesindex. Desde entonces este histórico de la gestión se ha centrado en el asesoramiento y el año pasado, junto a su socio Óscar Álvarez, registró la agencia de valores Financial LAB. Ahora ambos se encuentran en pleno proceso de comercialización de dos Specialized Investment Fund (SIF), fondos de derecho luxemburgués y que tan sólo están dirigidos a inversores institucionales.



“Cuando decidimos tener producto propio tuvimos claro que los queríamos registrar en Luxemburgo porque para el cliente institucional europeo al que vamos dirigidos son mucho más accesibles”, asegura Óscar Álvarez, quien habla de primera mano ya que durante años trabajó en el mercado andorrano (en Banc Agricol) y en el mercado belga-luxemburgués (Grupo Degroof) y conoce bien las ventajas de estos vehículos luxemburgueses. Los SIF fueron aprobados en 2007 y son una vehículos de inversión para `Well Informed Investors´ y en el caso de estos dos compartimentos, con liquidez diaria.



Los dos fondos que ahora presentan son el fLAB Core y el fLAB Satellite. El primero obedece a criterios estratégicos de mercado, y el segundo, puramente tácticos.

Los socios están convencidos de la importancia de un correcto asset allocation para obtener rentabilidades y por ello el modelo en que se basa el fLAB Core es el de Ned Davis Research, NDR Global Balanced Account Model. Este modelo está diseñado para identificar la tendencia primaria y el riesgo relativo entre acciones, bonos y cash, de una manera global. Creado utilizando análisis de fusión entre indicadores de tendencia, valoración, sentimiento, económicos y de tipo de interés, el modelo utiliza un análisis actual e histórico, objetivo, para generar asignaciones a las clases de activos clásicas: acciones, bonos y cash. Desde el año 86, éste modelo de asset allocation presenta una rentabilidad anualizada de 9,91% con una volatilidad mucho menor que la de los fondos flexibles clásicos. En el otro producto, fLAB Satellite, se busca no estar correlacionado con el fLAB Core, y la gestora elabora un modelo In-House de inversión entre todo tipo de clases de activos, que siendo absolutamente líquidos, cumplan 3 requisitos: no añadan correlación, se encuentren en un Momentum de mercado positivo y estén ajustados dentro de unas ventanas de volatilidad aceptables.



“El momento en el que salimos al mercado no es el mejor, pero creemos que es importante posicionarnos ahora con nuestros fondos”, asegura Álvarez.



A través de la agencia de valores con la que cuentan estos socios Financial LAB AV(y en la que tiene un 10% el grupo francés Natixis), también asesoran siete sicav gestionadas por Crédit Suisse.
Empresas

Noticias relacionadas