Gross: “El recorte de déficit no es suficiente: el camino podría ser el default”


Bill Gross, director de gestión de bonos de Pimco, ha advertido a las economías europeas en problemas como Grecia, España o Gran Bretaña, así como a Japón y EEUU, de que reducir los déficits no solucionará la crisis de deuda. Así, en su último comentario sobre el mercado titulado “Three Will Get You Two (or) Two Will Get You Three”, Gross, que recuerda cómo perdió su brújula moral cuando fue oficial naval en Oriente Medio en los años 60 y prestaba dinero a los marineros, afirma que las medidas que están tomando las naciones deudoras no son suficientes y que los mercados de crédito y deuda están preguntándose si en muchos casos los gobiernos no han llegado tan lejos que la única salida no sería el default o, dicho de forma más políticamente correcta, la reestructuración”.

“No sólo en Grecia y los países periféricos del sur de Europa, sino también en Francia, Reino Unido, Japón e incluso EEUU están sonando las alarmas que les harán tomar medidas para reducir sus déficits”, lo que señala más problemas, si bien en algunos casos los mercados apuntan a otras soluciones más drásticas.

“La contención fiscal, aunque es conservadora en el intento, conduce rápidamente a un crecimiento menor que puede llevar a la recesión y el ratio de déficit frente al PIB incluso se incrementa debido a la reducción del denominador”, comenta Gross. De ahí que en muchos casos no baste con esta medida para salir de la crisis. “Demasiada deuda con un crecimiento escaso suponen un momento de “three will get you two” (tres te harán conseguir dos) y la crisis se extendería en esas circunstancias”, apostilla.

Gross explica que, hace unos meses, los países podrían haber escapado a la deflación mediante la acumulación de más deuda. “Pero esos países son muy pocos, entre ellos EEUU, y los inversores, incluyendo PIMCO, tienen serias dudas sobre que los déficits fiscales conduzcan a mayores ratios de crecimiento fututos”.

Así pues, la contención fiscal y el conservadurismo presupuestario podrían haber llegado demasiado tarde para Grecia y los países en una situación similar, pues seguir gastando y aumentando el déficit es un privilegio del que sólo unos pocos pueden hacer uso. Según Gross, los inversores "deben respetar este tortuosos viaje en los próximos meses y años hacia un proceso de desapalancamiento desde ratios demasiado altas de deuda y un pequeño crecimiento”. Por eso, se acabó el “two get you three” en el mundo de la inversión, que serán sustituidos por retornos anualizados de entre el 4% y el 6% en un portfolio diversificado de acciones y bonos.

Lo más leído