Gross, el caballo balancín y cómo prestar con prudencia


Este mes, Bill Gross recurre a un cuento de niños creado en 1980 para llegar a la conclusión que, a la hora de prestar dinero, se debe hacer de manera prudente si se quiere ser un ganador. El gurú de Pimco analiza cómo el entorno actual para los inversores en bonos es muy diferente al que había antes de 2008, lo que ha obligado a los inversores a largo plazo a tomar decisiones más estudiadas.

No se pierda el cuento de este mes de Gross y la moraleja que encierra. Consulte la carta de Bill Gross

Profesionales