“Grecia necesita abandonar el euro”


“Grecia necesita abandonar el euro, lo que ayudará a que su economía se pueda recuperar en el futuro”. Así de claro se expresa Paul Brain, quien dirige el equipo de Renta Fija de Newton, una de las boutiques especializadas de BNY Mellon. Brain cree que la salida del país de la moneda única podría ocurrir a finales de año y considera que sería una buena opción tanto para el propio país como para el resto de Europa.

“El problema es que eso llevará a que exista una gran incertidumbre acerca del euro y se cuestionará qué significa para la divisa, pero podría rebotar porque el mercado lo vea como que ya se ha eliminado gran parte del problema”. En todo caso, cree que España e Italia no necesitarán salir de la moneda única si hay crecimiento en la eurozona.

Brain considera que la unión fiscal definitivamente ayudaría a resolver la crisis que vive Europa, pero ve difícil que llegue a producirse por los grandes cambios que los distintos países tendrían que afrontar internamente, además de que podrían surgir problemas sociales graves. El gestor de Newton no ve, por el contrario, necesaria la unión bancaria, puesto que no cree que eso ayudara a cambiar mucho la situación.

Le preocupa la posibilidad de que haya impagos masivos en distintos países, por lo que en sus carteras se centra a largo plazo en los países más sólidos, si bien, de manera táctica puede entrar en otros con mayor rentabilidad. Es lo que ha hecho recientemente cuando ha salido de la deuda alemana para invertir de manera puntual en renta fija italiana con el objetivo de captar rentabilidad para su cartera.

No ocurre lo mismo con la deuda española, de la que, por ahora, prefiere mantenerse alejado. “El problema es si la deuda española va a terminar siendo subordinada, así que, por ahora, preferimos no incluirla en cartera, aunque seguramente volveremos a ella en el futuro”, explica.
Considera que en España el déficit público no es tan malo y que el problema es que los bancos necesitan más de 100.000 millones de euros porque hay mucha exposición a inmobiliario todavía y existe una gran burbuja.

“En general, optamos por países con capacidad de mover sus tipos de interés. Este es un año para gestionar basándose en la selección de países y es importante ser activo, porque si te pegas al índice puedes tener problemas, porque irás siempre tarde y tendrás exposición que no quieres”, dice.

Newton se caracteriza por gestionar en torno a distintos factores de inversión que mantienen a largo plazo y actualmente trabaja alrededor de cuatro fundamentalmente: los cambios de la población, la realineación global, con un mayor peso de China en el mundo, la energía y el desapalancamiento, con un cada vez más creciente intervencionismo del estado. La gestora cuenta con 75.600 millones de dólares en activos bajo gestión.

Brain es responsable de dos de los fondos de la gama luxemburguesa de BNY Mellon: el BNY Mellon Global Bond Fund, que invierte en deuda pública de manera global y registra una rentabilidad anualizada a tres años del 8,06%, y el BNY Mellon Global Dynamic Bond Fund, un producto multiactivo dentro de la renta fija, que desde su lanzamiento en agosto de 2010 registra una rentabilidad del 3,36%.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído