Grecia da el sí a los partidos proeuro


Nueva Democracia, el partido proeuropeísta conservador, ha ganado los comicios griegos celebrados el domingo, por delante de la coalición de izquierda radical Syriza en cinco puntos. Los conservadores se hacen así con los 50 diputados que la legislación griega otorga directamente al ganador. Su unión a los socialistas Pasok podría derivar en una mayoría de 151 diputados, los necesarios para gobernar el Parlamento heleno compuesto por 300 escaños. Si no llegan a esa cifra, tendrán que buscar nuevas alianzas en un tercer partido.

Antonis Samarás, responsable de Nueva Democracia, se ha proclamado ganador de los comicios y, según recogen las agencias, ha declarado que "el pueblo heleno ha votado hoy por la permanencia del país en la eurozona y a favor de las fuerzas políticas que traerán empleo desarrollo y empleo".

"Para eso invitamos a todas las fuerzas políticas que creen eso a participar a un Gobierno de salvación nacional", ha añadido. "Trabajaremos para que el país salga de la crisis", ha asegurado Samaras, quien se ha subrayado que del voto del pueblo saldrá un Gobierno estable con orientación proeuropea.

Por su parte, Alexis Tsipras, dirigente del partido izquierdista Syriza, ha reconocido su derrota y ha confirmado que seguirá rechazando el pacto de austeridad con la Unión Europea como principal partido de la oposición. "Aunque Syriza no pudo ser el partido más votado, es la primera fuerza de la oposición contra el memorándum (de austeridad)", ha afirmado.

Desde Europa, el mensaje a Grecia no se ha dejado esperar: continuará el apoyo al país pero sujeto a más ajustes. "Los ciudadanos griegos han hablado. Esperamos que los resultados de los comicios permitirán que se forme Gobierno rápidamente", resaltaron los presidentes del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy, y de la Comisión, José Manuel Durao Barroso, en un comunicado. "Continuaremos apoyando a Grecia como miembro de la familia de la UE y de la eurozona. Estamos dispuestos a continuar asistiendo a Grecia".

Ambos mandatarios se encuentran en Los Cabos (México), donde asisten a la cumbre del G-20. Puedes ver aquí una declaración en vídeo de Van Rampouy sobre las elecciones griegas.

El mercado hace caso omiso

"La victoria de Nueva Democracia representa un calmante para el mercado y esperamos una reacción positiva en las bolsas al menos en el corto plazo", explica Javier Flores, responsable del Servicio de Estudios y Análisis de Asinver (Asociación Europea de Inversores Profesionales).

Aunque la apertura fue positiva, las ganancias se han ido poco a poco diluyendo hasta el punto de que, a esta hora, el Ibex 35 se dejaba casi un 2%, corrigiendo hasta los 6.600 puntos. En el mercado de renta fija, la rentabilidad del bono español a 10 años se disparaba hasta el 7,13%, llevando la prima de riesgo a los 570 puntos básicos. Las dudas sobre la solvencia española se acrecentan pese a que los resultados griegos y los mensajes del G-20 deberían beneficiar la evolución futura del país. 

Noticias relacionadas