Grandes temáticas para 2014 de las filiales de Legg Mason


Más que apuntarse a la moda de emitir pronósticos y previsiones para 2014, Legg Mason Global AM ha preferido preguntarle a sus filiales cuáles serán, en su opinión, los tres temas o tendencias que definirán 2014. He aquí el resultado de esta encuesta. 

Western Asset

Esta gestora ha identificado tres temas clave íntimamente ligados entre sí: las políticas de los bancos centrales, inflación y tipos al alza. Se centran en la Reserva Federal, de la que destacan que aún no existe una hoja de ruta clara sobre el final de los estímulos cuantitativos. En este entorno, la llegada de Janet Yellen a la Fed les hace prever que se mantengan las políticas ultra laxas y que los tipos de interés a 0% continuarán hasta el final de 2016. 

La previsión para la inflación es que esta se mantenga estable y baja. A pesar de los temores deflacionistas surgidos en los últimos meses en el mundo desarrollado, los expertos de Western Asset no ven fácil que los precios se incrementen en el medio plazo, debido al comportamiento de los precios de las materias primas y la tibia subida del salario medio. “La inflación baja es un fenómeno global. En nuestra opinión, es preocupante. Creemos que subirá, pero muy lentamente”, advierten desde la gestora. Para ello, los bancos centrales tendrán que mantener políticas “excepcionalmente acomodaticias”. 

En cuanto al riesgo de subidas de tipos, los expertos se apresuran a desmentir la creencia de que conlleven retornos negativos para la renta fija, apoyándose en análisis históricos que sugieren que los bonos ganan valor con mayor frecuencia de lo que lo pierden en entornos de tipos al alza. Por ello, desde Western Asset afirman encontrar “una variedad de oportunidades en el entorno actual”, que incluyen corta duración, high yield corporativo, productos estructurados y otros sectores de alto rendimiento. 

Brandywine Global

Los temas identificados por Brandywine han sido el crecimiento global, mercados emergentes y el comportamiento del yen. Del primero aseguran ver una modesta aceleración dentro de un entorno de presiones deflacionarias. Recomiendan vigilar el efecto de las políticas monetarias fuera de Estados Unidos, que contribuyen a depreciar las divisas de otros países. Otra advertencia: “Al tener éxito cada vez más bancos centrales con políticas para debilitar la divisa, las políticas que las imiten pueden producir bolsillos de riesgo para los inversores globales”.

De los países del G3, esperan que Estados Unidos sea el que muestre más músculo, provocando la apreciación del dólar. A un tiempo, esperan que continúen las presiones desinflacionistas globales, originando un ajuste gradual en el modelo de crecimiento de China, cuyo PIB se situará en el 7%. 

Los expertos de Brandywine esperan algunos desafíos para el crecimiento emergente, aunque el análisis de las últimas sacudidas experimentadas les lleva a creer que las naciones en vías de desarrollo tienen problemas de liquidez, no de solvencia... lo que puede representar un potencial atractivo en la búsqueda de oportunidades tácticas. 

Finalmente, del yen esperan que se mantenga plano o más bajo que el dólar y las divisas europeas, como parte de los mecanismos para estimular el crecimiento nominal. De la economía japonesa expresan su convencimiento de que conseguirá crear niveles de inflación adecuados, acelerando el crecimiento. 

ClearBridge Investments

Las tres dinámicas en las que se ha centrado esta gestora son la revolución energética en Estados Unidos, la salud y el capital de las empresas. Calculan que el boom de la producción energética en Estados Unidos –y el transporte, asociado- está lejos de terminar. De hecho, creen que el país tiene probabilidades de convertirse este año en el mayor productor de petróleo del mundo. 

Esta revolución no es sólo beneficiosa para los inversores, pues para ClearBridge también contribuirá directamente a equilibrar la balanza entre importaciones y exportaciones y contribuirá al PIB, además de estimular el empleo, reducir las emisiones de CO2, incrementar los ingresos disponibles gracias a la estabilidad de precios, reducir los costes fijos para compañías químicas, industriales y del metal y, finalmente, hacer más competitivas a las compañías estadounidenses.  

En lo que respecta a la salud global, observan que el mayor tema en 2014 será la implementación de la expansión de la cobertura de la reforma sanitaria (‘Obamacare’). También serán tendencia el I+D en el sector biotecnológico. 

Desde la gestora destacan como tercera temática el desarrollo del capital guardado por las compañías, pues consideran que la habilidad que exhiban para invertir será un elemento diferenciador y “una clave importante para previsiones futuras”, dado que “cada compañía será juzgada por el mercado por su habilidad para generar valor para sus propietarios”. Los dividendos se convertirán en una parte importante del retorno total que generen las acciones. 

Royce & Associates

En esta filial han mostrado interés por la gestión activa, las compañías con sesgo de crecimiento y la expansión de los márgenes. La gestión activa la proponen como una manera de “tomar una ventaja activa de las oportunidades de mercado de forma disciplinada”. 

La razón por la que se fijan en compañías con capacidad de crecimiento es su creencia de que “la economía se está volviendo más favorables a compañías más pequeñas, bien financiadas y con un fuerte apalancamiento operativo”. En particular, se fijan en compañías con balances sólidos, bajo apalancamiento y habilidad para generar efectivo. También ven con buenos ojos a las compañías con una buena posición financiera y facilidad para financiarse en los mercados. “Irónicamente, estos tipos de compañías no se han beneficiado de las acciones de la Fed”, apostillan. 

La expansión de los márgenes es a ojos de los expertos de Royce & Associates “otra hipótesis de por qué el mercado sigue subiendo a pesar de los desafíos de valoración y los eventos mundiales”. Desde la gestora se preguntan si hoy el mercado, imitando veces anteriores, podría estar prediciendo algún tipo de resultado positivo que no se haya considerado: “¿Y si los costes estructurales de las compañías estadounidenses han cambiado tanto que si vemos más crecimiento sostenible de ingresos, las compañías recogerán un enorme incremento de los márgenes operativos y por tanto ingresos mucho más elevados de lo esperado?”. De cumplirse esta profecía, desde la gestora consideran que “el elevado PER actual podría estar justificado”. 

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído