Gonzalo Meseguer (BBVA AM): “Es importante impulsar los planes de pensiones de ciclo de vida en el mercado español”


La incertidumbre reinante en los mercados, generada por la crisis que dio comienzo en verano de 2007, ha reforzado la cautela del inversor español, ya de por sí caracterizado por tener un perfil conservador. En paralelo, y a raíz del debate sobre el futuro de las pensiones públicas, el ahorrador está cada vez más sensibilizado sobre la necesidad de planificar adecuadamente la jubilación. En este contexto, Gonzalo Meseguer, director Comercial y Marketing de BBVA Asset Management, aboga por impulsar los planes de pensiones de ciclo de vida en el mercado español. 

 

Según el último Informe Barómetro del Ahorro, elaborado por el Observatorio Inverco (la asociación de instituciones de inversión colectiva), en los últimos dos años el porcentaje de ahorradores españoles que se declaran conservadores se ha multiplicado por dos, pasando del 25% en 2009 al 55% en la actualidad. Esta evolución se explica por la situación de incertidumbre que han vivido los mercados a raíz de la crisis que comenzó en julio de 2007 y que se extiende a día de hoy.  

 

El Barómetro destaca que  un 25% de los ahorradores invierte pensando en su jubilación, una tendencia que se ha consolidado con el paso de los años. “”Hace 10 años el cliente era menos sensible al concepto de jubilación”, explicaba Gonzalo Meseguer durante una jornada organizada por el Grupo Vocento, Inverco y el Instituto de Estudios Bursátiles, celebrada el pasado 21 de octubre. “Hoy existe más sensibilización, debido al debate que se ha generado en torno al sistema español de pensiones tras la última reforma legislativa. Se está poniendo en valor la importancia del tercer pilar”, afirma Meseguer, en referencia al sistema individual de pensiones.   

 

Aún así, Meseguer, miembro del Observatorio Inverco, destaca que a pesar del volumen gestionado en España en planes de pensiones individuales, más de 49.000 millones de euros a cierre de septiembre, el saldo por cliente todavía es pequeño.  

 

El reto, a su juicio, reside en primar la inversión a largo plazo y, entre otras medidas, propone extender en el mercado español los planes de pensiones de ciclo de vida. Estos productos, gestionados de manera activa, se adaptan al perfil del inversor y rotan la cartera de activos más arriesgados a más conservadores a medida que se acerca la fecha de jubilación del partícipe. La ventaja de estos productos es que aprovechan el valor añadido que aportan a largo plazo activos como la renta variable.  

 

En paralelo, el directivo de BBVA Asset Management, defiende el asesoramiento como una de las tareas principales de las entidades financieras para impulsar la desestacionalización de las aportaciones a planes de pensiones. “Es difícil –reconoce– pero es importante que el ahorrador se acostumbre a realizar aportaciones periódicas a planes de pensiones en lugar de concentrarlas al final de año por motivos fiscales”.  

 

Noticia completa en bbvafondos.com

Noticias relacionadas

Lo más leído