Gipsy Kings


Cuando uno ve el mercado francés se da cuenta de las grandes diferencias que existen a la hora de distribuir fondos en Europa: tan cerca y a la vez tan lejos. En Europa Continental cada mercado es distinto. El único gran elemento común podemos decir que es el dominio de las grandes entidades financieras como motor principal en la distribución local, ya sean bancos, aseguradoras o grandes gestoras. Estas diferencias son las que, dependiendo de donde uno venga, se intentan explotar. Importar experiencias es algo que siempre entra en un plan de negocio elaborado desde fuera, como si todo fuera cuestión de vestir a los andaluces de tiroleses o de flamencos a la gente de Arlés. En Francia, la distribución se realiza principalmente por dos vías: fondos de fondos y agentes de seguros. ¿Cómo? Agentes de… ¿qué? Sí, señores, los agentes de seguros también se utilizan para vender productos de inversión en otras partes del mundo. Esta idea se está ya importando en España y tiene sus réplicas en otras partes de Europa con mayor o menor éxito. La utilización del mundo del seguro para acceder a fondos de inversión, ya sea con venta directa por agentes, o por medio de fondos de fondos elaborados por las gestoras de las aseguradoras, son dos novedades en nuestro mercado, dos acontecimientos que por frescos merece la pena seguir y apoyar. Está por ver si se llega a cumplir con el nivel de exigencia que cada aseguradora se impone; pero no deja de ser aire nuevo que debemos bendecir. El fin es el mismo y no es otro que los ahorradores e inversores tengan un acceso a una gestión cada vez más especializada, con una oferta amplia y controlada. Una vez vestimos de flamenco a gente de Arlés y funcionó, ahí tenemos los Gipsy Kings; ¿quién nos dice que este nuevo canal no vaya a ser un éxito?

Noticias relacionadas

Lo más leído