Gestores españoles: qué opinan sobre el rescate a la banca española


La noticia del fin de semana ha hecho que hoy lunes los gestores españoles hayan estado más pendientes, si cabe, de la bolsa, la evolución de la prima de riesgo y del bono español. En general, consideran que la medida es positiva pero siguen a la espera de que se aclaren los términos en los que se articulará la inyección de los hasta 100.000 millones de euros y recuerdan que las elecciones de Grecia del próximo fin de semana serán también clave para la evolución de la zona euro. Funds People recoge una ronda de opiniones de gestores españoles:

Iván Martín, gestor del Aviva Espabolsa: Tras las noticias sobre la ayuda europea a España, en Martín ha decidido no mover la cartera en general, ni especialmente aquellas posiciones relacionada con el sector financiero, ya que piensa que, hasta que no se conozcan con más profundidad los detalles, es arriesgado hacer cualquier movimiento. "Seguimos viendo que el sector financiero español se enfrenta a un gran reto en cuanto a recapitalización de sus balances. Las únicas posiciones que tenemos y nos mantenemos invertidos son Santander y BBVA, pensamos que son de las pocas entidades financieras que podrían capitalizarse con la propia generación interna de cash-flow, gracias a la internacionalización de su negoci, explica.

Gonzalo Lardiés, gestor del BPA Fondo Ibérico Acciones: Lardiés no ha movido su cartera de bolsa española en la jornada del lunes. Tiene inversiones en Santander, BBVA e InverCaixa y prevé mantener esas apuestas, sin entrar en ningún otro banco. “Estamos mejor que hace una semana, pero no hay nada claro todavía, falta que se aclaren términos importantes como el coste, el plazo y las contraprestaciones que los bancos van a tener que dar por esta inyección de liquidez”, explica.

Eduardo Olano, director de Inversiones de Merchbanc: Olano considera que el rescate a la banca española es una buena noticia para España pero mala para Europa. "Para el país no es la panacea, pero ayuda", explica. "Para Europa es malo por dos motivos fundamentales, por un lado, porque otros países que han sido intervenidos ya están pidiendo que se les apliquen las mismas condiciones que ha conseguido España y, por otro, pone de manifiesto la metástasis que hay en la zona".

Y es que, según Olano, "en Europa, el riesgo va avanzando en vez de retrocediendo" y apunta que Chipre puede ser el siguiente país en necesitar ayuda europea. Además, no descarta que Francia también siga ese camino a medio plazo si su nuevo presidente lleva a cabo las medidas que contemplaba en su programa electoral.

En la gestora han optado por no tocar las carteras a lo largo del lunes, puesto que están posicionados defensivamente y no se han dejado llevar por el rally de primera hora. "Hay mucha incertidumbre todavía", explica Olano.

Metagestión: Desde la gestora española, lo tienen claro: “con rescate o sin él, vamos a seguir evitando la banca mediana. Sólo vemos un potencial atractivo y con riesgo asumible en BBVA y Santander”. De estos dos bancos destacan sus equipos gestores, su mix de negocio, su capacidad para ganar cuota de mercado en esta crisis y su diversificación geográfica.

“Por lo demás, nos parece una medida cortafuegos sin demasiada trascendencia, más allá de la señal que intentan mandar de que no van a dejar caer España. Creemos que hasta después de las elecciones de Grecia, no se van a anunciar medidas verdaderamente importantes a nivel europeo”, dicen.

Gesuris: Desde la entidad respaldan la solicitud de rescate del Gobierno español puesto que, consideran que, dado el coste de encarecimiento de todos los plazos de Deuda Pública, “era evidente que lo necesitábamos”. “No nos gusta el uso de Dinero Público para ciertas actividades, pero la delicadeza de la situación lo aconsejaba. Nos gustaría verlo cumplimentado con una investigación exhaustiva por el  Gobierno de todas aquellas entidades que soliciten apoyo, de qué les llevó a esta situación….y que se actúe penalmente si hay indicios de delito”, dicen.

Creen que el rescate soluciona a corto plazo las necesidades de liquidez y solvencia de las entidades financieras, pero “en ningún caso ayuda al crecimiento económico inmediato. Más bien, un seguimiento por parte de la UE de los balances de los bancos frenará todavía más la concesión de crédito en general, y los mercados de capitales, asegurada a corto plazo la solvencia, pagan crecimiento… que no vemos todavía, con lo cual, las posiciones que hemos ido tomando en valores españoles que considerábamos infravalorados, si el rebote fuera de consideración, las reduciríamos al acercarse éstos a un valor que consideremos razonable de precio”.

Banco Madrid: Los analistas de esta entidad consideran que la línea de crédito a los bancos españoles va a tener un impacto positivo “porque ayudará a reducir la incertidumbre en el sector y facilitará el acceso a los mercados de la entidades más fuertes”.

Apuntan a que los bancos globales (Santander, BBVA) van a ser valores para tener en cuenta frente a los domésticos, puesto que algunos como Popular, Sabadell, Bankinter pueden ver afectada su política de dividendos o incluso necesitar alguna ampliación de capital.

“Consideramos que el acuerdo es, en conjunto, beneficioso para España y para la Zona Euro”, explican desde Banco Madrid, “pues pone coto de manera creíble a un problema importante sin someter a España a las duras condiciones de un rescate completo ni presionar en exceso a los recursos financieros de la zona”.

Attitude Asesores: Carlos Barceló Mendiguchía, gestor de la agencia de valores Attitude Asesores, dice que la cuantía de hasta 100.000 millones de euros es suficiente pero alerta, citando un dicho inglés, que “el diablo está en los detalles”. Cuando haya respuestas al modo en que llegará esas ayudas a los bancos entonces se entenderá, en opinión de Bacelo, “si nos encontramos ante el comienzo de la solución o ante un parche más en el largo camino de desapalancamiento provocado por el pinchazo de la burbuja inmobiliaria”.

Desde la agencia de valores consideran que el Estado Español nunca podrá garantizar todos los pasivos del sistema bancario y creen que, si esa es la pretensión del Gobierno, una quita futura sobre la deuda del estado está prácticamente garantizada. “Por el contrario, si esta línea de crédito se utiliza para recapitalizar los bancos una vez hayan aflorado todas sus pérdidas, con el consiguiente daño a los inversores actuales en el equity de los bancos y, en nuestra opinión, en los tenedores de deuda junior (preferentes, convertibles y toda la pesca), creemos que nos encontraríamos ante el principio de la solución”, apuntan.

“Creemos que de ésta no podemos salir sin algún tipo de impago, y nos parece justo que los primeros en sufrir sean aquellos inversores que, movidos por un análisis erróneo de la situación y/o por una avaricia tan común en los mercados, invirtieron en aquellos instrumentos bancarios (acciones y deuda junior) que, con la ley en la mano, serían los primeros en caer al abismo de una quiebra bancaria”, dicen, a la vez que se muestran contrarios a que, llegado el caso, el Gobierno rescatase a dichos inversores.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído