“Gestionar es una profesión apasionante”


Gregorio Oyaga recuerda que, cuando comenzó en el mundo de la gestión, no existía el email y se comunicaban por Telex con el Banco de España. Gabriel Ximénez de Embún rememora cuando toda la documentación para el análisis de empresas era en papel... Ambos son los gestores con más años de experiencia del equipo de Credit Suisse Gestión, entidad en la que la experiencia media del equipo de gestión supera los 12 años, y que cuenta con profesionales como Sila Piñeiro, Christine Dallet, Jaime Albella, Verónica López-Ibor, Fernando Gil de Santivañes o Ignacio Díez, con al menos diez años de experiencia en el sector financiero.

Ximénez de Embún estuvo 11 años en J.P.Morgan, primero en la gestora española y posteriormente estuvo cuatro años en Londres. Hace diez años, se incorporó a Credit Suisse Gestión donde actualmente es el director de Inversiones. A lo largo de su carrera ha gestionado renta fija, carteras mixtas y renta variable. Se define como generalista y cree que ha tenido una evolución natural, lo que le ayuda en su puesto actual como director de Inversiones.

Por el contrario, la carrera profesional de Oyaga ha estado ligada por completo a la renta fija. Comenzó en 1993 en Renta 4 en la mesa de renta fija y en 1997 pasó a la gestora, donde estuvo hasta 2008, cuando fue nombrado responsable de renta fija en Credit Suisse Gestión. “La renta fija no es un sólo activo, son muchos. Mi anterior experiencia profesional me aportó el aprender y poder comprender la renta fija como un todo, la experiencia en este activo es vital y se ha puesto de manifiesto recientemente”, dice. Él distingue entre deuda pública y renta fija corporativa y cree que cada vez hay más diferencia entre ambos mundos de la renta fija. Además, durante estos años han entrado en juego nuevos activos, como los productos híbridos (por ejemplo, los CoCos, bonos convertibles contingentes), que están acentuando la importancia de la visión global en la gestión.

Precisamente, Ximénez de Embún cree que la globalización ha sido el mayor cambio que se ha producido desde que comenzó su carrera profesional y opina que "los emergentes son un tema estructural que no va a parar". “Ahora se necesita tener una visión global, hay una gran interrelación entre los activos y así se refleja en la relación de los equipos que es más global”, dice. “Al inicio de mi carrera nunca hubiera imaginado que lo que ocurriera en China fuera a influirnos tanto o que las empresas españolas fueran, por ejemplo, a hacer emisiones de deuda dirigidas al mercado internacional”, coincide Oyaga. Según el responsable de renta fija, los mercados son actualmente más complejos y es necesario reciclarse continuamente.

Cambio en los inversores

En estos años también destacan cómo ha cambiado el inversor, que se ha educado, bien por vocación o bien porque le ha tocado a base de duras lecciones que le han dado los mercados. En todo caso, creen que la psicología del inversor no ha cambiado y los momentos de euforia y pánico siguen existiendo. Además, apuntan que la aversión al riesgo ha aumentado en los últimos años y según Oyaga "la pirámide de población española hará que el inversor sea cada vez más conservador".

De cara al futuro, Oyaga está convencido de que va a haber un impulso en la industria de la gestión precisamente por la complejidad y la globalización de este mundo “así que cada vez va a hacer falta una gestión más profesional”, dice. Coincide con esta visión Ximénez de Embún, quien cree en que la industria “tiene mucho potencial de crecimiento”.

Ambos destacan que esta globalización y la mayor rapidez en las comunicaciones ha derivado en que haya una sobreinformación que obliga al profesional a saber diferenciar. “Hay mucho ruido en el mercado, hay que saber filtrar bastante y, de vez en cuando, separarte de los mercados para coger perspectiva”, dice Oyaga, quien asegura que, aunque muchos no lo aceptan, todos los gestores en esta profesión están “enganchados” a los mercados porque “te tiene que gustar estar al tanto del mundo”.

“Es una profesión completa por las características que necesitas tener de análisis, mercados y parte comercial. Esta última es la que nos sirve de conexión con el mundo real”, dice el director de Inversiones de Credit Suisse Gestión. “Tienes que tener vocación porque te obliga a estar muy en contacto con la actualidad. A mí me apasiona la profesión”, dice Oyaga. Y eso, apunta Ximénez de Embún, pese a los últimos años duros y poco agradecidos para la gestión como han sido los últimos. En ambos casos, Oyaga y Ximénez de Embún llegaron al mundo de la gestión de manera no premeditada pero ambos reconocen que no se arrepienten de sus carreras profesionales y, aseguran, “gestionar es una profesión apasionante”

Destacan que los años aportan al gestor “perspectiva y tranquilidad para afrontar los momentos duros que es cuando un gestor sénior más aporta porque defiendes mejor al cliente”. “La experiencia te permite aprender de los errores para que no se repitan pues te curten y te hacen progresar. Los años son un gran máster”, dice Ximénez de Embún. En el futuro, ambos se ven gestionando pues, como señala Oyaga, la de gestor es una profesión en la que “no te estancas” ya que además de la actualidad que hay que seguir, surgen nuevos productos y aspectos que te obligan a estar siempre aprendiendo, evolucionando.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído