Gestión sectorial en España: el sector TMT de la mano de Jaume Puig, Jaime de León Calleja y Beatriz Catalán


La gestión sectorial no es exclusiva de las firmas internacionales. En el universo de fondos nacionales, hay varias gestoras que apuestan por este enfoque, especialmente en una categoría, la de TMT. Las compañías del sector tecnológico y de telecomunicaciones son una parte importante de los fondos gestionados por Jaume Puig Ribera de GVC Gaesco Gestión (primera foto) y Jaime de León Calleja de Mutuactivos (segunda foto), que combinan con las de farmacia en el primero y con las de biotecnología en el segundo. Beatriz Catalán Corredor de Ibercaja Gestión (tercera foto) se limita a seleccionar compañías de la tecnología de la información y servicios de telecomunicaciones.

Para Puig, el fondo GVCGaesco T.F.T. es especialmente “idóneo para inversores a largo plazo” ya que “a medio plazo estos sectores tienen unas tasas de crecimiento superiores a las del PIB”. Catalán, gestora del Ibercaja Tecnológico, defiende también al sector tecnológico dado “el potencial de beneficios y crecimiento con valoraciones atractivas”. Como ella indica, “aunque aparentemente se han redefinido las expectativas con unas valoraciones atractivas, observamos potencial alcista por el incremento de las inversiones empresariales y la estabilización de las tasas de sustitución”.

Por otro lado, De León Calleja, gestor del Mutuafondo Tecnológico, piensa que “la tecnología es un sector cada vez más estable, en la que ya no compramos ideas, compramos negocios rentables”. El gestor destaca la situación de balance muy saneada, las valoraciones atractivas y las mejores expectativas de crecimiento de este tipo de compañías, sector donde cree que “hay que estar”, tanto con apuestas a corto plazo como mediante posiciones más a largo. Como factores de apoyo, De León Calleja considera que eincremento del consumo de productos seguirá creciendo tanto en el ámbito empresarial como en el particular, junto al repunte del gasto en tecnología en el ámbito empresarial tras una década en mínimos.

De esta manera, comenta el gestor, atrás queda la burbuja tecnológica en donde se “puso de manifiesto que existían modelos de negocios no probados”. En la actualidad, el aspecto del sector es muy diferente: negocios tecnológicos son sólidos, con buenas perspectivas de futuro y alta generación de flujos. Tal y como ejemplifica, “la caja conjunta de Apple, Google, Cisco y Microsoft, equivale al 80% del valor total del Ibex 35”, aunque manifiesta que no le gustan “las compañías de redes sociales, como Facebook o Twitter, muy sobrevaloradas”.

De cara al 2014, desde Ibercaja Gestión piensan que el sector de tecnología se seguirá beneficiando de un entorno de mayor recuperación económica global, lo que favorecerá una mayor inversión por parte de las empresas, y el sector de tecnología se convertirá en uno de los más beneficiados de este entorno inversor. Catalán además apunta que “dentro de los distintos subsectores, vemos más recorrido a software y redes”.

Telecomunicaciones

Mientras que el sector tecnológico proporciona un gran crecimiento de beneficios, “los sectores farmacéutico y de telecomunicaciones” -compañías que también forman parte de la cartera- “le proporcionan en la actualidad un gran descuento fundamental”, según Puig. La combinación de los tres sectores proporciona en la actualidad una mezcla muy idónea para el inversor, señala el gestor de GVC Gaesco Gestión. En los últimos años, el sector con un mayor posicionamiento ha sido el de tecnología, pero en las últimas semanas, están reduciendo paulatinamente su exposición, con cotizaciones que en algunos casos reflejan ya el adecuado valor de las empresas.

“En general, consideramos que tener exposición al sector de TMT es adecuado para lograr una cartera diversificada”, señala de León Calleja, gestor de Mutuactivos. Desde su punto de vista, cree que “el sector de telecomunicaciones está ahora cerca de un punto de inflexión, después del duro castigo de los últimos años motivado por la enorme competencia y regulación”. Por tanto, piensa que las ventas de las principales operadoras se estabilizarán pronto y el proceso de consolidación en Europa no ha hecho más que comenzar. “Las valoraciones atractivas y la rentabilidad por dividendo son otros alicientes para invertir en el sector”, indica.

TMT: ¿Growth o Value?

¿Es el sector de TMT un sector value o growth? Ante esta pregunta, Puig considera que “el sesgo por definición es growth, dado el perfil de los sectores”. En cuanto al fondo getionado por De León Calleja, centa con una posición diversificada, en donde “las compañías puras de tecnología presentan sesgo growth y las telecos, value”

Todos ellos reconocen que no hay cuestión de preferencias en cuanto a la capitalización de las compañías, eso sí, el gestor de Mutuactivos reconoce que “durante la crisis, hemos jugado más a apostar por las grandes, aunque ahora, no hay diferencias”. Por su parte, Catalán menciona que apuesta tanto por valores grandes como por historias de crecimiento atractivas de compañías más pequeñas.

Para Catalán, “en el sector tecnológico, identificamos empresas estables con un ROE elevado como posibles inversiones básicas”. Tal y como explica, “dada la ausencia de temas de crecimiento estructural, las elevadas valoraciones de los títulos tecnológicos de fuerte crecimiento podrían mantenerse en áreas que muestran una tendencia positiva”, por tanto, resalta como segmentos atractivos al comercio electrónico, la publicidad online, la informática móvil, los sistemas de pago y la seguridad de red.

Historias de inversión

Las compañías señaladas en el caso de Puig son Samsung, Google, Rakuten, Teva, Ubi Soft y Unit 4. Por su parte, Catalán indica que geográficamente, se centra fundamentalmente en Europa, EE. UU. y Japón. Según indica, el fondo actualmente tiene una gran apuesta por empresas norteamericanas (aproximadamente el 60% de la cartera) y destacan las posiciones en Apple, Ericsson, Oracle, Microsoft, Broadcom, Google, Jazztel y Cisco.

De León Calleja comparte con Catalán su preferencia por Apple, Ericsson u Oracle, entre otras, ya que “combinan valoraciones muy atractivas con grandes expectativas de crecimiento”. De todas maneras, el gestor del Mutuafondo Tecnológico señala que su producto invierte a través de fondos apoyado en que, gracias a esta filosofía de inversión, pueden llegar a ser globales.

Su opinión es que “invertir en TMT a través de fondos nos permite beneficiarnos del potencial de zonas geográficas y compañías de alto crecimiento de todo el mundo”. “Desde España es muy difícil gestionar directamente compañías de países punteros tecnológicamente como pueden ser Taiwán o Korea por poner dos ejemplos”, añade.

Sus apuestas actuales son, dentro del sector de telecomunicaciones, el Fidelity Funds - Global Telecommunications, dentro del de biotecnología el Pictet-Biotech, y como fondo de tecnología pura, el Franklin Technology Fund. Entre los últimos movimientos que han realizado, el gestor especifica que han aumentado la exposición a “telecos” y han disminuido el peso en biotecnología después del excelente comportamiento del sector en el último año.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído