Gesiuris lanza un fondo global gestionado según los ciclos anuales


Innovador y con una buena base científica. Así es Annualcycles Strategies, el fondo registrado recientemente en la CNMV por Gesiuris, un producto global cuyo objetivo es maximizar el capital con una gestión de carácter dinámica que utiliza activos de distintos mercados, poco correlacionados y siguiendo la estrategia de rentabilidad absoluta que proporciona la metodología específica de inversión del fondo, basada en la evolución de los ciclos anuales.

Su gestor, Alberto Parés, lleva años estudiando estos ciclos, que considera "el tema más potente y fiable", es decir, "el que más se cumple", frente a los periodos más largos. El gestor evita invertir durante todo el año en renta variable porque cree que la rentabilidad de ese periodo en ocasiones se deriva de la exposición al mercado únicamente durante determinados días o meses. "En los últimos 18 años, más de la totalidad de los retornos del índice Euro Stoxx se ha logrado de octubre a diciembre", comenta. Parés comenzó a operar con su particular estilo de gestión hace unos cinco años, con activos como el petróleo y el oro y pasando después a las acciones, descubriendo los meses o los días en los que su rentabilidad se dispara.

Por ejemplo, Harley Davison muestra un patrón constante: en 24 años, en julio ha subido más del 8%, pautas muy útiles para la gestión del fondo. Por eso la estadística es su guía más preciada. "No se puede ir contra la estadística: estamos dentro del mercado cuando ella nos lo indica y fuera cuando históricamente algo ha ido mal", afirma Parés, indicando que apuesta por patrones que se cumplan al menos en el 80% de los años.

Gesiuris lanzó el fondo en una época propicia, para aprovechar el efecto Halloween: "Es uno de los momentos más alcistas del año y aprovechamos la coyuntura", asegura el gestor. El producto trabaja con un universo de 400 acciones, ordenadas matricialmente, de forma que el sistema asigna el color verde a aquellas que presentan un momento propicio de inversión y en rojo las que no. Así, cada mes hay unos 20 valores muy alcistas y otros 5 o 6 muy bajistas. "Sacamos los valores en rojo y metemos los verdes", indica, o bien realiza coberturas sobre los valores bajistas mediante derivados para ahorrar los gastos de venta. "Sólo me deshago de acciones que han cumplido ampliamente las expectativas", comenta. El fondo tiene también la posibilidad de posicionarse bajista para sacar partido a potenciales caídas del mercado, aunque Parés matiza que no lo hace con frecuencia.

Doblar la cotización

Ahora, de hecho, se muestra alcista con la bolsa europea, hasta el punto, de creer que en tres o cuatro años cotizará al doble de los niveles actuales. También con la americana, pues el S&P 500 subió el 14,4% hasta 1998, pero desde ahí se ha mantenido plano. Además, la idea para principios de 2011 es exponer todo el patrimonio del fondo a los mercados, para aprovechar el tirón de los primeros días, una ineficiencia que se ha cumplido durante las últimas dos décadas. Sin embargo, en los momentos bajistas, como el verano, planea invertir la mitad de los activos del fondo en renta fija, la alternativa cuando no sea propicio invertir en bolsa, junto a otros activos como las materias primas, como el petróleo y el oro. El fondo, de carácter global, permite esa gran flexibilidad, si bien Parés matiza que se hace de forma puntual. Actualmente las commodities ocupan el 10% de la cartera.

También con el objetivo de encontrar inversiones "descorrelacionadas" de la bolsa europea o estadounidense, es decir, "que puedan subir en verano o bajar en noviembre", y poder diversificar la cartera, el universo de análisis añade a los valores del Euro Stoxx y el S&P 500, algún valor de Canadá, Brasil y Asia, incluidos países emergentes. Las posiciones en renta variable suelen ser de 30 a 40, que mantiene una media de 3 a 4 meses y el fondo carece de riesgo divisa, porque "ese tema no es cíclico".

"Intentamos hacer algo nuevo y distinto que funcione", indica el gestor, orgulloso de la innovación el producto, gestionado a través de una herramienta desarrollada por él mismo, ingeniero de profesión, con una fe ciega en la estadística y sin ningún tipo de referencia en la gestión. "A veces no va a favor, pero lo que está claro es que la estadística nunca va en contra", comenta, asegurando que los tópicos de vender en mayo o en septiembre siempre se cumplen.

El plazo indicativo de la inversión es de tres años y las inversiones se podrán hacer de forma directa o indirecta. Los principales comercializadores son Gesiuris, Mirabaud Finanzas y Renta 4. La comisión de gestión aplicada de forma directa es del 1% y la indirecta del 3%. En el caso del coste del depositario asciende, respectivamente, al 0,1% y 0,4% sobre el patrimonio.

Empresas

Lo más leído