Tags: Negocio |

Gescooperativo lanza la primera clase limpia de un fondo


La gestora de Banco Cooperativo adapta sus fondos al sistema de clases requerido por MiFID II en función del servicio ofrecido. La entidad, que ya históricamente ofrece el servicio de gestión discrecional de carteras a sus clientes de banca privada, lanza ahora sus primera clase limpia de retrocesiones para un fondo propio. 

Gescooperativo High Yield se convierte en el conejillo de indias de la gestora, al ser el primer vehículo de la firma con una clase Cartera. Esta clase tiene una comisión de gestión del 0,3%, un 80% más barata que su otra clase disponible, ahora denominada Estándar, y cuya comisión asciende al 1,5%. Para acceder a la misma se requiere que los clientes hayan firmado un contrato de gestión discrecional encomendada a Banco Cooperativo Español y o ser otra institución de inversión colectiva gestionada por Gescooperativo. La gestión discrecional de carteras se realiza por parte del Banco Cooperativo con un equipo de gestores dedicados en exclusiva a ello.

El ejemplo de Caja Rural de Soria

Según una presentación de Caja Rural de Soria, entidad que pertenece a Banco Cooperativo, a partir de 20.000 euros, el cliente puede optar entre cuatro perfiles de inversión elaborados con fondos gestoras de Gescooperativo. Por encima de los 60.000 euros, las carteras incluyen además fondos extranjeros de firmas como Fidelity International, Franklin Templeton, BNP Paribas Asset Management, Morgan Stanley IM, La Française AM, Pictet Asset Management, DWS, J.P. Morgan Asset Management y Axa Investment Managers. Para clientes con patrimonios superiores a los 150.000 euros, la entidad dispone de las Carteras Premium, donde las inversiones se realizan tanto en renta variable como en fondos de inversión propios e internacionales.

Asimismo, hay una cartera de gestión dinámica compuesta por ETF para perfiles muy arriesgados y carteras con un objetivo de volatilidad limitada, construida con fondos de renta fija con un objetivo de volatilidad limitada entre el 2% y el 4%. Ambas carteras tienen un mínimo de inversión de 30.000 euros. En función de la cartera elegida, el cliente puede elegir entre una comisión fija, mixta o variable.

Empresas

Noticias relacionadas