Gesconsult: "No sería una locura ver un PIB español en 2014 entre el 1% y el 1,5%"


Solo ha sido necesario un año para que España haya pasado de ser el “enemigo público número uno de la economía mundial a convertirse en uno de los mercados más atractivos”, indica David Ardura Moyano, Subdirector de Gestión Gesconsult y gestor del Gesconsult Renta Fija Flexible. En su opinión, “no sería una locura ver un PIB en 2014 entre el 1% y el 1,5%”. Son “años de mercados pendulares” en los que señalan la importancia de tener capacidad para abstraerse y gestionar desde un termino medio con la preservación del capital en la cabeza, una seña de identidad de la casa.

En su informe de “Perspectivas y Estrategias Enero 2014” apuntan como la mejora de la economía española está impactando en la economía real. El mayor reflejo está en la inversión extranjera, que ha crecido un 100% respecto a los niveles de 2011, atendiendo a los datos del Banco de España. Algo que se está notando tanto en la renta variable como en la renta fija, asegura Ardura, ya que “las colocaciones en bolsa se la están llevando los extranjeros y de la deuda viva, un 40% esta en sus manos, mientras que los bancos han reducido su peso hasta el 30%”.

Sin embargo, esta mejora no es temporal. Tal y como apuntan las perspectivas del FMI, “habrá un mayor crecimiento proporcional de los desarrollados que de los emergentes”, remarca Ardura, que piensa que el entorno es más propicio para invertir en los primeros. En España, la mejora de competitividad y las exportaciones, las menores preocupaciones por el sector inmobiliario, una mejora del consumo privado, una recuperación de las importaciones y un menor esfuerzo fiscal son los puntos positivos en los que se apoyan desde la firma. Sin embargo, “queda mucho por hacer - consolidación fiscal y reformas - y hay posibles baches en el camino que podrían frenar esta senda”, considera Ardura.

En Gesconsult creen que merecen especial atención las exportaciones, un fiel reflejo de la mejora de competitividad de España. “Las reformas laborales y el aumento del desempleo han provocado un fuerte descenso de los costes laborales con una consiguiente mejora de la productividad”, señalan. Mientras, esperan que cambie el modelo productivo del país tan vinculado al consumo interno. “Vamos mejorando en ese sentido”, apuntan, ya que “en el último trienio, el empresario español ha ganado en dinamismo y ha aprovechado nuevos cauces de comercialización”, reflexiona Alfonso De Gregorio, director de Gestión de la firma. “Las compañías españolas han pasado de domésticas a multinacionales”. Como muestra, el porcentaje que representa ahora España en los resultados de las empresas cotizadas: desde 2003 hasta 2013, España ha pasado del 65% de hace 10 años al 39% del último año, según datos de la CNMV.

Potenciales riesgos

A pesar de que “los riesgos los ven más de cara a 2015 que en 2014”, mencionan como uno de ellos el entorno político de España “aunque el inversor extranjero no lo está teniendo en cuenta”. No obstante, íncide más en la no reactivación del crédito en España, “más fuerte y con más vehemencia”, y en Europa. Sin embargo, destacan como nuestro país esta siendo capaz de crecer sin él.

Por otro lado, aunque no crean que vaya a haber deflación, consideran esta situación un peligro. No obstante, comentan que a esto se le puede ver de otra manera, ya que “el Banco Central Europeo va a seguir inyectando liquidez y apoyando tanto a la renta fija como a la renta variable”.

Renta fija y renta variable

“En un entorno de tipos e inflación tan bajos, la renta fija sigue siendo atractiva, algo que se esta reflejando en las colocaciones”, indica Ardura. De todas maneras, espera que la rentabilidad del bono soberano español ahora cercana al 3,70% tienda una vez vaya confirmándose las cifras de crecimiento hacia el 3,35% en el que esta actualmente el bono irlandés, un país que considera que “ha marcado el paso”.

Con el DAX 30 y el S&P 500 cotizando los máximos históricos y con una recuperación de los beneficios empresariales que comenzó en 2009, De Gregorio resalta como España lleva un decalaje de cuatro años respecto a estas dos. “Los beneficios se han empezado a recuperar en 2013 y esta a un 53% de llegar a máximos”, añade.

Y aunque es “cierto que este cara”, sobre todo en el caso de los bancos que están sobrevalorados de PER, De Gregorio piensa que “la valoración del Ibex 35 se encuentra por debajo de su media histórica, lo que unido al crecimiento de los beneficios, auguran otro buen año bursátil”.

Sus seis apuestas para 2013

Y, ¿por qué piensan que los beneficios evolucionarán positivamente? Por el paso de una economía contractiva a expansiva, por el fuerte recorte de gastos de años pasados en el que, cualquier incremento de ventas, se verá mas reflejado en resultados, y por último, por la bajada del endeudamiento.

En cuanto a sectores, De Gregorio coloca como favoritos al consumo cíclico, petróleo y derivados y el sector bancario, en donde encuentra valor en BBVA - por su exposición a Méjico y que su parte domestica pesa más que el Santander - y en bancos como Sabadell o CaixaBank. De ellos señala que “están bastante saneados comparado con los europeos”, aunque hay historias que “no logra entender”, matiza.

Dentro de su selección de seis valores, destaca tres factores a tener en cuenta en todos ellos, “que tengan exposición al ciclo económico europeo, que estén poco endeudados, y que tengan vinculación al crecimiento del PIB”. Reúnen estos factores CIE Automotive, OHL, Tubacex, Air Liquide, Rheinmetall y Siemens, según Silvia Merino, analista de renta variable.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído