Gesconsult: decir que va a haber corralito "no tiene base científica ni empírica"


El miedo a un posible corralito en España está cundiendo entre ciertos inversores pero algunas casas levantan la voz para calmar esos miedos. Desde la gestora Gesconsult el mensaje es claro: "en nuestra opinión estas afirmaciones [que pueda haber corralito en España] están basadas en la imaginación y sin ninguna base científica o empírica".

Consideran que, "a pesar de saber de la imposibilidad de llevar a cabo un corralito, hay interesados en fomentar el pánico y la salida de dinero de España, como consecuencia de una política comercial encaminada a la captación de dinero saliente de España".

La gestora entiende que la situación de España no es equiparable a la de Argentina puesto que en aquella ocasión se trataba de dos monedas en un único Estado Soberano y eso sí que permitió las restricciones a la circulación de capitales. Además, recuerdan que no se podría dar un corralito porque "no se puede hacer, va contra la Constitución Europea (libre circulación de capitales) y no hay mecanismos legales establecidos para llevarlo a cabo. Puedes limitar el efectivo disponible en los bancos, pero no las transacciones electrónicas".

Consideran que, antes de que se viere una salida masiva de dinero de los bancos por parte de los clientes, el BCE actuaría "con todo lo que tiene". En ese caso, en función del calado de las medidas adoptadas, se daría un cambio coyuntural (rebote en los activos de riesgo) o a uno estructural (lo que ahora no quiere nadie será lo más demandado por un largo período de tiempo).

Desde Gesconsult recuerdan que, después de los rescates de Portugal, Irlanda y Grecia, no se ha dejado de pagar un depósito en Europa y, ni los depositantes ni los tenedores de deuda senior han experimentado quitas de su principal. Además, en el caso de Grecia, con su futuro en el euro cuestionándose, el BCE sigue dando facilidades de financiación a los bancos griegos para que puedan afrontar las necesidades de liquidez.

Por otro lado, piensan que el BCE y las autoridades paneuropeas van a hacer todo lo necesario para mantener a España e Italia ajenos al contagio que puede suponer la salida de Grecia del euro. "Los terribles efectos que supondría una hipotética salida del euro de estos dos países hacen impensable que el BCE no adopte medidas para evitar esta situación", aseguran.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído