Gesconsult da el visto bueno al sector consumo e industrial


En este actual escenario de volatilidad por lo pasado y lo que está por venir -referéndum italiano y elecciones americanas-, Gesconsult, fiel a la gestión activa como respuesta para proteger las inversiones sin perder oportunidades, tal y como se catalogan, ve con mejores ojos las compañías de unos sectores que de otros.

La gestora da el visto bueno al sector de consumo europeo e industrial, así como las empresas con alta rentabilidad por dividendo y de los sectores defensivos o con movimientos corporativos pendientes. Al mismo tiempo, rechazan al sector financiero europeo, automóvil, petróleo y metales.

A pesar del Brexit, señala la entidad, el crecimiento económico en la zona euro seguirá estando impulsado por el consumo, con España y Francia a la cabeza. “Las compañías cuentan con una demanda estable e inelástica apoyadas por su posición de liderazgo o cuasi liderazgo en el mercado y presentan barreras de entradas tecnológicas importantes y cuyas cuentas de resultados se apoyan en la fortaleza de las ventas, la contención de costes y la mejora financiera”, explican. Como opciones de inversión de este sector, citan a Essilor, Amplifon, Publicis, TF1 y Mediaset España.

En el sector industrial, donde les gusta Europac, Ence, Covestro, se fijan en compañías cíclicas con cuentas de resultados con alta correlación con la evolución del PIB, que han realizado inversiones en los pasados años y ahora comienzan a recoger sus frutos. “Cuentan además con ratios de valoración atractivos”, añaden.

Como ejemplo de empresas con elevada rentabilidad por dividendo, a las que define como valores con alta generación de caja que aseguran que la rentabilidad por dividendo sea sostenible, señala a KPN, REN y Enel. Finalmente, son de su agrado compañías que operan en mercados oligopolísticos, defensivos y poco cíclicos, como es el caso de Ebro Foods, AbInveb e Ingenico.

Reciben el no

Aunque haya excepciones, como Catalana Occidente (elevados niveles de solvencia) y algún banco con elevados ratios de capital como Liberbank, se mantienen infraponderados en el sector financiero. Consideran que se mantiene el castigo al sector financiero por la incertidumbre en el mercado italiano, la baja rentabilidad operativa lastrada por los tipos de interés ultra bajos y alto apalancamiento de referentes del sector como Deutsche Bank.

No obstante, subrayan, “las bajas valoraciones y la fuerte corrección vivida invitan a posibles estrategias alcistas puntuales a lo largo del segundo semestre del año”.

Tampoco piensan que sea atractivo el sector automóvil dado que la industria del automóvil británica es la cuarta en importancia en Europa y que podría estar en pico de ciclo en EE.UU. y en Europa, un crecimiento que podría ralentizarse por el Brexit. Por otra parte, ven como riesgo la mejora de los márgenes limitada y la desaceleración de China siempre es un riesgo. Aún así, mantienen exposición a fabricantes de autopartes como Cie Automotive, Valeo o Michelín por ser más defensivos.

En cuanto al sector petróleo opinan que costará romper los niveles de 50 dólares/barril debido a que los niveles de producción aún son muy elevados por las nuevas incorporaciones de Irán, por la menor demanda de China, el desarrollo de las energías renovables y fortaleza del dólar. En este sentido, aprovecharán los recortes puntuales para volver a tomar/incrementar posiciones en el sector en compañías como Repsol, Total o Técnicas Reunidas.

Menos aún cuenta con su aprobación el sector metales, donde se mantienen cautelosos ante la fuerte volatilidad debido a la menor demanda de China por el cambio de modelo económico, la sobreoferta en el sector, los pocos signos de recuperación de la demanda y la fortaleza del dólar. No descartan tomar posiciones si se confirma mejoría tras resultados en compañías como Acerinox, ArcelorMittal o Rio Tinto, entre otras.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído