George Soros y Warren Buffett: dos historias de éxito paralelas


Cuando hablamos de Warren Buffett o de George Soros hablamos de dos grandes actores de la Industria de Inversión. Ambos tienen en común haber nacido en Agosto de 1930, el primero en Omaha (Nebraska) y el segundo en Budapest. Warren comenzó a gestionar su primer fondo en 1957 mientras que Dzjchdzhe Shorash (nombre real de Soros) no se estableció en la Industria hasta 1969, como consecuencia de los devastadores efectos de la Segunda Guerra Mundial en su país de origen. Soros tuvo una infancia difícil marcada por su origen judío en una Hungría ocupada por los nazis hasta que consiguió emigrar a Inglaterra en 1947 donde completó sus estudios. En cambio Buffet ya daba muestras de vocación empresarial cuando con sus primeros ahorros compró una máquina recreativa de pinball por 25 Dólares y la colocó en una barbería local de su ciudad de origen. En unos pocos meses era dueño de decenas de maquinas recreativas repartidas por toda la ciudad

Ninguno de los dos ostenta titulaciones de Postgrado tales como un Doctorado o un CFA y ambos pasan hoy en día gran parte de su tiempo dedicado a temas filantrópicos. Lo que no pone en duda nadie es que estamos hablando de dos de los mayores talentos cuantitativos de la ya larga historia moderna de las inversiones financieras y de los Hedge Funds

¿En que nos basamos para hacer tal afirmación? No solo en los resultados obtenidos, sino en la consistencia en la generación de dichos resultados. Los resultados históricos de Soros son mejores que los de Buffet fundamentalmente por su diversificación internacional, en cambio los de Buffet han sido más consistentes en el tiempo. Los números de Soros son muy impresionantes. Desde sus plataformas denominadas primero Double Eagle y posteriormente Quantum Fund sobre un período de 41 años ha convertido 1.000 Dólares en 14 Millones de Dólares (26.3% anualizado). Buffet los ha convertido en 3 Millones (21.4%) desde la misma fecha. En el siguiente gráfico podemos observar los resultados de Soros y Buffet comparados con el S&P 500 (que alcanza los 100.000$ en dicho período):

Consistencia de resultados año a año de Buffet:

El Oráculo de Omaha y el Cerebro de Budapest, como comúnmente se les han conocido, llevan décadas buscando talentos e incorporándolos a sus firmas en busca de su propia sucesión. Buffet incorporó a sus filas a grandes nombres como Li Lu o Todd Combs mientras que Soros lo hizo con los célebres Jim Márquez o Stanley Druckenmiller. No se olviden de estos nombres, también han sido o siguen siendo parte de esos resultados tan espectaculares anteriormente expuestos

Muchos los critican de ser gestores caros, claro que son caros. Soros cobra 1% Fijo y 20% de ”Incentive Fee” desde el primer dólar. Buffet cobra 0% hasta el 6% de rentabilidad y 25% a partir de ese punto. Quien es su sano juicio no estaría dispuesto a pagar esas comisiones a gente que ha tenido la capacidad consistentemente de generar Alfa. Y con más razón cuando los intereses de dichos gestores han estado siempre alineados con el de sus inversores al ser ellos los mayores clientes de sus propios fondos. Si uno de los dos tiene un mal mes pierden personalmente mucho más dinero que cualquiera de sus clientes. Esto es un incentivo más a la hora de la toma de riesgos y de minimizar las expectativas de pérdidas

Desgraciadamente la mayoría del asesoramiento financiero que se recibe hoy en día está basado en el “Asset Allocation” y no en la selección y combinación de gestores con talento. La pregunta lógica que cualquiera de ustedes me haría es: ¿Quiénes son el Soros o el Buffet del presente o del futuro?. Yo no tengo la respuesta pero si se quien la tiene. Probablemente esos talentos están trabajando en estos momentos como traders en las compañías de Soros, Buffet, Kovner, Bacon, Stenberg, Grossman, etc… Esto es precisamente lo que hacen muchos Fondos de Fondos Hedge. No solo combinar a Grandes talentos, sino dar oportunidades y seguir a pequeños “proyectos” que pudieran convertirse en los grandes gurús de la Inversión del día de mañana.

Soros y Buffet al igual que otros grandes nombres han hecho ricos a muchos clientes, se han hecho ricos ellos mismos y están filantrópicamente dedicando inmensas cantidades de sus patrimonios personales a iniciativas benéficas. Es un “Triple Win” desgraciadamente escaso en el mundo financiero.

Yo personalmente como no tengo ni el talento ni el dinero que tienen ellos dedico a temas benéficos mis “piernas”, en el reto deportivo que nos hemos marcado en la próxima Maratón de Madrid por lo que aprovecho la ocasión para invitaros a pinchar en el enlace colgado en el Blog titulado “BrightGate Benéfico”

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído