“Geeks Note”


La semana pasada los datos de desempleo no agrícola en EEUU sorprendieron al mercado con la creación de 243,000 puestos nuevos. Muy por encima de las estimaciones de los analistas.

 

Para empezar hay que entender como la Oficina de Estadística Laboral (BLS) calcula este dato para llegar a la conclusión de la creación de estos 243,000 puestos nuevos.

 

El número de empleos no agrícolas en EEUU (antes de ajustes estacionales) cayó en 2,689,000 . Como es normal en economía que se pierdan un gran número de empleos después de las épocas estivales, sobre todo en el sector minorista, construcción y manufacturero el “BLS” estima que si hubiera sido un mes normal, se deberían haber perdido 2,932,000 empleos. Por lo tanto los 243,000 (la diferencia) son empleos nuevos que se han debido crear. Batiendo en un 50% las estimaciones del mercado.

 

¿Cómo calcula el  “BLS” este ajuste? Sencillamente mediante un factor de ajuste que lleva empleando desde 1960. Hace diez años este factor era 1.0155 y en el año 2,009  de 1.0152 (0,0003 puntos de diferencia) Sin embargo en 2,011 y 2,012 los factores de ajuste han sido 1.0166 y 1.0165 respectivamente. En 10 años el factor de ajuste solo subió 0.0003 sin embargo en el 2011-2012 este factor aumenta en 0.0014 puntos. A priori la diferencia no parece grande, pero si se aplica (Solamente esta diferencia) a los 130 millones de empleos existentes obtenemos una diferencia de 182,000 empleos nuevos.

 

No insinúo que exista una intención oculta o manipulación por parte del BLA. Solo que se trata de un artificio estadístico que habría que interpretar con cuidado. Los datos de empleo no son indicadores líderes sino retrasados, es decir consecuencia de la actual situación económica no consecuencia de las expectativas futuras. Es cierto que ha habido una mejoría reciente de estos, pero no muestran un cambio de tendencia, sino una ralentización de la actual que sigue siendo la misma.

 

La velocidad del Dinero (M1): Básicamente mide lo rápido que el dinero cambia de manos, reflejando la fortaleza de la actividad económica.

 

La FED ha intentado estimular la economía en una operación de liquidez sin precedentes. Sin embargo a pesar del mar de liquidez aportado, la velocidad del dinero ha vuelto a desplomarse. Sencillamente no importa cuanto dinero pongas a disposición de las empresas y los particulares si los bancos no quieren prestarlo, algo de lo que también sabemos aquí en Europa.

 

Lo más leído