GAM ve oportunidades en renta variable europea tras el no colapso de la eurozona


Aunque el sentimiento que rodeaba el pasado año a Europa era el de colapso, éste no llegó a darse, al menos como los expertos más pesimistas auguraron. “La eurozona no se desmoronó, las autoridades no fueron inútiles, los bancos no quebraron y la renta variable europea experimentó un importante rebote”, resume Niall Gallagher, máximo responsable de Renta Variable Europea de GAM, que considera a Mario Draghi como “uno de los presidentes del BCE más exitosos”.

Por eso, Gallagher cree que las valoraciones de la renta variable europea todavía están baratas -“aunque no tan baratas como lo llegaron a estar”- y que el crecimiento de las ganancias y la recuperación de la misma cada vez cobran más importancia, donde “la selección de valores será la clave”, incluso dentro de la misma Europa.

De esta forma, GAM apuesta por fortalecer su fondo GAM Star Continental European Equity, que gestiona Gallagher y que se centra en compañías que presentan buenas expectativas de crecimiento de sus ingresos (indexados, idealmente, al PIB nominal global), un alto retorno sobre el capital empleado, un alto nivel de cash flow y balances sólidos. El fondo obtuvo una rentabilidad anual del 11,7% el curso pasado.

Entre ellas, destacan diez empresas “punteras” que representan un 40,8% de los valores del fondo: Schindler Holding-Part Cert, Paddy Power, Gas Natural, BASF, Swatch, Anheuser-Busch InBev, Roche, Continental, LVMH Moet Hennessy Louis Vuitton y SAP.

Además, Gallagher hace un repaso a otras compañías que, bien por estar orientadas hacia una extraordinaria creación de riqueza en el largo plazo, bien por suponer una importante oportunidad de valor también en el largo plazo para los inversores, son atractivas para su firma, algunas como Henkel, Inditex, Elekta o Duerr, entre otras, muy enfocadas y ligadas, en algunos casos, al creciente consumo de los países emergentes.

Noticias relacionadas

Lo más leído