Franklin Templeton: los mercados asiáticos muestran signos de estabilización


En el último informe mensual con perspectivas globales publicado por Franklin Templeton Investments, algunos de sus gestores principales –Christopher Molumphy, Michael Materasso, Roger Bayston, Michael Hasenstab y John Beck- ofrecen la visión de la gestora sobre las principales regiones del mundo. Parte del análisis se centra en los mercados asiáticos, de los que afirman como primera conclusión que ahora ofrecen más signos de estabilidad que hace unos meses.

Lo que pasa en China es bueno para Asia

El primer país objeto del análisis es China. Los expertos destacan lo positivo de algunos de los datos oficiales publicados más recientemente –el PMI manufacturero subió en junio y las ventas minoristas y producción industrial emiten señales de estabilización-, algo que atribuyen al mini paquete de estímulos emprendido recientemente, al considerar que “ha ayudado a asegurar que el crecimiento económico alcance el objetivo gubernamental del orden del 7,5% este año”. Entre dichas medidas figuran por ejemplo el recorte en el ratio de reservas para los bancos de menor tamaño y los créditos concedidos por el Banco Popular de China a la banca comercial, así como la bajada del tipo de interés por el descenso de la comisión de los fondos monetarios desde más del 6% a menos del 5%. Más allá del plano financiero, el paquete de estímulos también se ha dirigido a los pequeños negocios, al sector de la agricultura y a proyectos de infraestructuras.

“Si fuera necesario, el Banco Popular de China podría reducir más los requerimientos de reservas o incluso ordenar a los bancos que presten dinero directamente a los negocios. Sin embargo, pensamos que es improbable que China repita su esfuerzo masivo de entre 2009 y 2010, cuando las autoridades liberaron un programa de estímulos de 4 trillones de yuanes para combatir el impacto de la crisis financiera global”, indican desde la gestora. Sus expertos afirman que “los oficiales chinos son conscientes de que el enorme gasto al que se dio rienda suelta en aquel momento es la raíz de algunos de los problemas actuales del país”. También creen que las autoridades chinas son conscientes que una relajación de las provisiones de los bancos (particularmente el ratio de créditos sobre depósitos) puede obstaculizar el objetivo gubernamental de reducir la dependencia de la economía china sobre la financiación a través de deuda.

La postura del equipo de expertos de Franklin Templeton es no obstante positiva con respecto a las maniobras que está desarrollando el Ejecutivo de Xi Jinping: “Esperamos que China continúe adoptando un acercamiento medido para levantar la economía, centrándose en reformas estructurales para mejorar la calidad y sostenibilidad del crecimiento, y para impulsar el consumo doméstico durante el medio y el largo plazo”. “Creemos que la combinación de la creciente falta de personal laboral en algunos sectores y las inversiones productivas en áreas como tecnología medioambiental, transporte o infraestructuras urbanas podrían apoyar al crecimiento”, añaden. Además, desde la firma americana declaran que “el gobierno tiene amplia capacidad para recapitalizar cualquier banco”.

Mayor dinamismo político

“Bajo nuestro punto de vista, la aparente estabilización de la economía china en medio de la recuperación de EE.UU. son noticias bienvenidas para otras economías asiáticas”, manifiesta el equipo de gestores, pues consideran que de esta forma se disipan los temores de que los mercados emergentes acusen la reducción de liquidez global. “En vez de ello, la fuerte y continuada liquidez global y las rentabilidades que consideramos atractivas indican que muchos inversores han estado cubriendo posiciones cortas y apoyando a los bonos y divisas asiáticas”, explican.

También consideran otro factor positive los signos de dinamismo político en otras grandes naciones de la región, particularmente India y Japón. En India destacan las reformas del primer ministro Narendra Modi para revisar las leyes de adquisición de tierras. En cuanto a Japón, se centran en las actualizaciones sobre reformas estructurales que realizó el gabinete de Shinzo Abe el pasado mes de junio, en las que se enfatizó el esfuerzo puesto sobre la “tercera flecha”. Por ejemplo, la intención de diversificar las inversiones del Plan de Pensiones del Gobierno, el mayor plan de pensiones del mundo: Abe pretende invertir sus primas, ya que más de la mitad están actualmente en deuda nipona, que ofrece un rendimiento muy bajo.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente