Franklin Templeton, la gestora que más capta en Europa durante julio


Las suscripciones totales de los fondos de inversión europeos ascendieron a 22.000 millones de euros en julio, gracias al tirón de los fondos de bonos, con entradas de 15.000 millones. Los fondos monetarios quedaron en tablas después de que lograran entradas de 6.000 millones de euros en los productos denominados en dólares y salidas de la misma cuantía en los denominados en otras divisas, según el informe de septiembre de Lipper FMI sobre los fondos europeos.

Por entidades, con captaciones de 2.600 millones, Franklin Templeton fue el mejor grupo del mes,con 2.600 millones de euros. Además luchó de nuevo con Allianz/Pimco por el primer puesto en cuando al fondo de renta fija con mejores ventas, saldándose el partido con un empate y captaciones superiores a 2.100 millones de euros cada uno. En renta variable, Aberdeen fue la mejor gestora, con ventas netas de 900 millones de euros, gracias a la contribución de su fondo Global Emerging Markets, que atrajo 390 millones.

Las fuertes entradas en fondos de bonos continuaron dejando a estos fondos como la estrella del mercado europeo en julio, con unas captaciones que doblaron su cuantía respecto a junio hasta alcanzar los 15.200 millones de euros. La cifra de julio supera a la suma conjunta de las entradas registradas en mayo y junio. Los productos de mercados emergentes y globales fueron los que más captaron, gracias a unas rentabilidades que siguen sobresaliendo en un mercado con bajos retornos. Los fondos de acciones continuaron recibiendo dinero de los inversores europeos, en concreto 600 millones de euros, algo menos de la mitad que las captaciones de junio cuando alcanzaron los 1.400 millones. Las entradas de dinero en los fondos de largo plazo mejoraron casi un 40%, desde los 16.000 millones de junio. En lo que va de año, ya captan 168.000 millones de euros.

Pero no todos los países contribuyen por igual a este crecimiento. Los inversores alemanes contribuyeron con suscripciones de 3.000 millones en productos no monetarios, inyectando confianza a la industria y ofreciendo signos de recuperación. En el extremo opuesto está Francia, que registró flujos negativos de 3.000 millones de euros, dos cuartos de los cuales derivan de fondos monetarios, a pesar de que, en el año, las salidas de los flujos de estos productos en toda Europa se han estabilizado en 92.000 millones de euros. En el segundo trimestre, las salidas en el país galo suman ya 39.000 millones, 31.000 de los cuales se deben a inversiones en productos de liquidez.

Empresas

Lo más leído