Tags: ETF | ISR |

François Millet (Lyxor ETF): "Los fondos europeos ESG ya captan más dinero este año que en todo 2018"


El auge por la inversión socialmente responsable no solo se ve en las campañas de marketing de las gestoras ni en el hecho de que en toda presentación que se precie o entrevista con gestor/a siempre haya un hueco dedicado a explicar cómo se integran los criterios ESG en las carteras. También se nota, y mucho, en los flujos que van recibiendo estos productos año tras año.

“Tras un año muy negativo como 2018 este año los flujos ya son mayores que todos los vistos en 2018 con 29.000 millones de euros, de los que el 30% han ido a gestión pasiva y que suponen el 20% de todos las suscripciones que han recibido los fondos europeos”, ha afirmado François Millet, responsable de ETF, ESG e innovación de Lyxor ETF en un encuentro con periodistas. Las causas de esta espectacular recuperación son principalmente dos. La primera es que se ha producido al calor del regreso de los flujos al mercado en términos generales tras un nefasto 2018, y la segunda es el cada vez mayor interés por parte de unos inversores que ya no son solo institucionales si no también particulares- de hecho, en Europa estos suponen el 25% del total cuando hace apenas dos años eran el 18%, según el Estudio Global sobre Inversiones Sostenibles que realiza de forma bienal la asociación internacional de SIFs-.  

Captura_de_pantalla_2019-10-23_a_las_15

Además, en esta nueva corriente que es la ESG, que para Millet no se trata de una mera tendencia si no de una corriente trasformadora, influye también mucho el gran impulso que se está dando a este tipo de inversores ya no solo desde la industria activa de gestión de fondos si no también desde las gestoras pasivas. “La clave es que cada vez se utilizan más como índices de referencia los selectivos que integran criterios ESG. La inversión pasiva puede ser clave en la trasformación por su capacidad para cambiar los índices de referencia de sus inversores hacia otros que incluyan criterios más ESG”, apunta Millet.

De momento, las cifras avalan ese aumento de la contribución de la gestión pasiva a la integración de la ESG en los productos de inversión. “Solo los fondos de inversión y ETF gestionan 1,1 billones de euros de los que el 89% están en fondos activos y el 11% en pasivos. Aun así el crecimiento de los pasivos ha sido del 35% en los últimos tres años frente al 11% de crecimiento de los activos”, apunta.

Y a su juicio esta tendencia de crecimiento no hará otra cosa que ir al alza en los próximos años y ya no solo al calor de un incremento de la oferta si no también porque empiezan a cambiar las demandas de los inversores que están interesados en integrar estos criterios en sus carteras. “Vemos un cambio de las prioridades en los inversores con los que nos vemos. Hace años buscaban una rentabilidad extra por invertir con estos criterios y ahora lo que buscan es una reducción de los riesgos como consecuencia de invertir con criterios ESG con una visión a largo plazo, lo que es algo positivo. La pregunta ya no es por qué tener una cartera con criterios ESG si no por qué no tenerlo”, afirma Millet.

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas