Tags: Renta Variable |

Francisco Javier Pérez (March AM): "Nuestra estrategia pasa por invertir en compañías vinícolas con exposición a mercados asiáticos"


Como el buen vino, el March Vini Catena envejece bien. El fondo, con casi 10 años de historia, ha sido capaz de demostrar que tener exposición a toda la cadena de valor de la industria vinícola puede ofrecer rentabilidad en el largo plazo e incluso con menor volatilidad que su índice de referencia, el MSCI World, hasta un 30% menor. Sin embargo, aun queda recorrido para seguir explotando el vino. Para Francisco Javier Pérez, gestor del fondo en March AM, la apuesta principal del fondo de cara al futuro pasa por invertir en compañías del sector con exposición a mercados asiáticos, donde están encontrando ideas interesantes en China y Japón. 

A pesar de las diferencias culturales y los altos impuestos a la importación del Sudeste Asiático, esta región presenta un gran potencial, según Pérez. “El desarrollo de la clase media es uno de los principales motores del crecimiento de consumo de vinos y espirituosos de calidad”, destaca, además de señalar la importancia de Singapur como centro distributivo.

También mira atentamente al mercado norteamericano al que identifica como “un mercado muy importante para el sector vitivinícola”, considera. Tal y como explica el gestor, el consumo ha pasado de los 10 a los 25 litros, sin embargo todavía está lejos del consumo del sur de Europa. “Ha superado a Francia como mayor consumidor del vino”, apunta.

Para el gestor, la tendencia a futuro está en el segmento premium del vino. “El consumo aspiracional”, según Pérez, se produce cuando los consumidores optan por un producto de mejor calidad. Otra tendencia clave son las exportaciones. Pérez indica que han doblado en los últimos 20 años y, aunque Europa continúa siendo líder (58% de su producción anual), los nuevos productores como Nueva Zelanda, Chile, Australia y el Sudeste Asiático han incrementado los volumen exportados un 370%.

Como principales riesgos identifica una posible guerra comercial fuerte donde se impongan importantes aranceles y un riesgo regulatorio que derive en mayores impuestos, aunque no los contempla. Adicionalmente, cree que el Brexit podría generar incertidumbre adicional, al ser Reino Unido uno de los mayores importadores de vino por volumen. Esta región podría verse afectada, subraya, por la devaluación de la libra y el posible efecto en la confianza del consumidor. 

El fondo está compuesto por unas 50 compañías y su idea es concentrar más su exposición en ciertas empresas, reducir exposición al sector de la distribución y aumentar la presencia productores. Cada uno de los subsectores presentes en el fondo (destilados, maquinaria industrial, corcho, fertilizante, champagne, distribución, bodegas, real estate, focalizado en tierra cultivables) tiene una serie de peculiaridades que Pérez considera necesario analizar de forma diferencial. Por ejemplo, de las productoras de vino y espirituosos destaca la importancia de la imagen de marca y la estructura de su red de distribución, mientras que en las compañías industriales destaca la tecnología y la relación con clientes. En cuanto a las distribuidoras, la capacidad de de crecimiento de la compañía es uno de sus rasgos esenciales, entre otros aspectos.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído