Francisco García Paramés: "Hay que estar en renta variable"


Francisco García Paramés tiene claro que es el momento de la bolsa. "Hay que estar en renta variable". Así de contundente se mostró el gestor de Bestinver durante su participación en un desayuno de trabajo organizado por la Asociación de Antiguos Alumnos de CUNEF, según publica Cotizalia. Durante su intervención dijo que en términos del “momento inversor” tanto si la evolución a futuro del entorno económico y empresarial es de mayor crudeza, como si es más positiva, “hay que estar en renta variable”. En su opinión, la bolsa y los activos reales, tomados como alternativa de inversión en posiciones a medio y largo plazo, representan y han representado en la economía mundial las mejores alternativas inversoras. "Obviamente, siempre actuando con criterio, con conocimiento y sopesando en cada momento las mejores opciones en las que tomar posiciones". Respecto a la salud del sistema financiero español, García Paramés se mostró cauto al asegurar que las altas tasas de crecimiento del crédito en los últimos años deben llamarnos a la prudencia. Finalmente, abogó por la transparencia y por “sacar a la luz cuanto antes” cualquier situación dudosa. "Los comportamientos oscurantistas en economía siempre son, en su opinión, una mala receta para el futuro desarrollo económico y empresarial". Por otra parte, García Paramésdestacó que hay diferentes circunstancias que deben ser tenidas en cuenta a la hora de analizar la actual situación económica. En primer lugar "tenemos que tener en cuenta que la burbuja crediticia e inmobiliaria, que ha dado lugar a la crisis, está teniendo especial relevancia en las economías occidentales pero no está extendida a todas las economías mundiales". “Dos tercios del mundo no han sufrido la burbuja crediticia e inmobiliaria y el tercio restante que sí la ha sufrido es el más proclive a cambiar y de forma rápida”. En segundo lugar, el factor China, "país en el que hemos visto niveles de crecimiento sostenido en los últimos años, pero con una particularidad, el crecimiento se ha basado en el ahorro y en el trabajo, y no tanto en fenómenos expansivos de dudosa credibilidad". Y finalmente el hecho de que el país desencadenante de la crisis, Estados Unidos, cuenta con una economía transparente y ágil en la que “no se pueden esconder los problemas como sucede en otras partes del mundo” y requiere, por tanto, de decisiones y procesos de ajuste rápidos para poder recuperar competitividad, credibilidad y eficiencia. En este sentido, el gestor considera muy sintomático el comportamiento del sector inmobiliario estadounidense en el que se han producido ajustes de precios muy rápidamente.

Profesionales

Lo más leído