Tags: Fondos mixtos |

Fondos mixtos: las grandes apuestas para invertir en 2020


Cada año, Funds People realiza una encuesta entre los máximos responsables de 18 gestoras internacionales con el objetivo de saber, de toda la gama que comercializa su entidad, cuál es el fondo mixto por el que apuestan como primera opción para invertir el próximo año. El sondeo, que este año cumple su octava edición, revela cuáles son los productos concretos por los que apuestan y las razones que les empujan a seleccionar dicha estrategia. Siguiendo un orden alfabético, les presentamos cuál es el fondo mixto elegido por los responsables de cada entidad como primera opción para invertir en 2020.

Marta Marín (Amundi)El fondo mixto seleccionado por Marta Marín es el Amundi Funds Multi Asset Sustainable Future, "un producto multiactivo responsable de perfil conservador cuyo fin es ofrecer una rentabilidad sostenible y atractiva combinando la metodología ESG de Amundi con el análisis fundamental. El fondo invierte en deuda pública y corporativa europea, así como en renta variable global. La estrategia cuenta con 32 años de historia (replica un fondo austriaco con ese track record) y cuenta con un equipo de gestión estable, que aprovecha los recursos del grupo en inversión responsable (más de 5.500 emisores y compañías y 18 analistas específicos ESG). Es una solución que se adapta al entorno actual dados los posibles riesgos de ralentización del crecimiento, disputas comerciales, posibles menores ganancias empresariales e incremento de la volatilidad. La combinación del análisis de criterios ambientales, sociales y de gobiernos corporativo que complementa al análisis financiero tradicional contribuye a un rendimiento más sostenible a largo plazo", indica la directora general de Amundi para Iberia.

Beatriz Barros de Lis (AXA IM)La gran apuesta de Beatriz Barros de Lis es el AXA WF Global Flexible Property, producto que, a su juicio, plantea una solución para todos aquellos inversores que buscan exposición al sector inmobiliario, como vía de diversificación de la cartera, pero que tampoco quieren renunciar a la liquidez. "A través de este fondo, los partícipes obtienen una exposición fácil a los mayores mercados inmobiliarios del mundo, con la ventaja de poder acceder a su inversión en todo momento. La estrategia aplica un enfoque de 360 grados, cubriendo todo el espectro de inversiones inmobiliarias: acciones cotizadas emitidas por sociedades de inversión inmobiliaria y bonos emitidos por sociedades de inversión inmobiliaria, enfoque que permite reducir la volatilidad del mercado. Además, está diversificado entre acciones, bonos y activos subyacentes", explica la directora general de AXA IM para España y Portugal.

AitorJEl producto señalado por Aitor Jauregui, responsable de BlackRock para España, Portugal y Andorra como mejor idea de inversión para el próximo año es el BGF Global Multi-Asset Income. "Se trata de un fondo multiactivo con sesgo de generación de rentas. El fondo está gestionado por Michael Fredericks, Justin Christofel y Alex Shingler. Tiene un objetivo de reparto del 5% anual y su estrategia está orientada hacia minimizar el riesgo en periodos de elevada volatilidad a través de una amplia diversificación y flexibilidad para utilizar diferentes clases de activos. Apalancándose en la tecnología de BlackRock, el equipo de gestión está repartido por todo el mundo, lo que les hace optimizar el análisis bottom-up y ganar profundidad de mercado", destaca.

El fondo mixto que recomienda Sasha Evers es el BNY Mellon Global Real Return Euro, producto gestionado por Newton, gestora especializada en las estrategias multiactivo. Lo que destaca el director general de BNY Mellon IM para Iberia y Latinoamérica es que es un fondo que persigue obtener un rendimiento de una tasa de efectivo (Euribor) + 4% cada año con un horizonte de inversión de tres a cinco años, antes de deducir comisiones. "El fondo invierte, con un enfoque global, en un abanico de clases de activos líquidos (renta variable, renta fija, instrumentos monetarios, materias primas, infraestructura, energías renovables). También puede utilizar derivados sencillos con fines de cobertura (por ejemplo, calls de renta fija y puts de renta variable). Es una estrategia flexible enfocada en la generación de rentabilidad a través de una asignación de activos dinámica. Es interesante para inversores conservadores, ya que tiene un objetivo claro de preservación de capital. La estrategia ha protegido el patrimonio en años difíciles como 2008, 2011 y 2018".

MarioyArrietaDe acuerdo con Mario González y Álvaro Fernández Arrieta, directores de desarrollo de Negocio de Capital Group para España y Portugal, en un entorno de mayor incertidumbre y menor rentabilidad, los inversores podrían beneficiarse de una estrategia multiactivos que ofrezca una combinación de crecimiento y protección. "El Capital Group Global Allocation se beneficia de los 45 años de experiencia de la casa en esta clase de activo donde cuenta con más de 400.000 millones de dólares en activos. El fondo es conservador, moderado, que invierte en renta variable, renta fija y liquidez con límites de inversión claros y bien definidos. En renta variable invierte primordialmente en compañías globales, defensivas, de calidad y con un compromiso con el pago de dividendos. La pata de renta fija es también muy conservadora, invirtiendo principalmente en bonos de grado de inversión (nunca puede tener más de un 5% en high yield). El fondo es Gold Morningstar (solo hay dos entre los más de 300 de su categoría) y primer cuartil de rentabilidad a uno, tres y cinco años".

Captura_de_pantalla_2016-12-12_a_las_21Según Mariano Arenillas, está claro que la exigencia de los precios de los activos cotizados hace pensar que 2020 no será fácil de navegar, pudiendo asistir a eventos geopolíticos determinantes que exigirán una alta dosis de flexibilidad y adaptación a un entorno muy rápidamente cambiante. "Para ello, una de las opciones con las que podemos contar es la de los fondos multiactivo flexibles, donde equipos de gestores de reconocida trayectoria inversora tomarán las riendas de nuestra cartera y la gestionarán de acuerdo a un riesgo máximo objetivo. Estamos hablando para perfiles moderados del DWS Concept Kaldemorgen, que consiguió consolidar en 2019 ganancias superiores al 10% con una acertada gestión de acciones, bonos y divisas principalmente", indica el responsable de DWS para Iberia.

La estrategia con la que se queda Sebastián Velasco, director general de Fidelity para España y Portugal de cara al 2020 es el FF - Global Multi Asset Income, un fondo que invierte en todo tipo de activos generadores de rentas a nivel mundial, de forma muy flexible y basándose en el análisis del panorama económico global en cada momento. "En renta variable, al gestor le gusta China (que estimuló su economía durante 2019 y podría resolver su disputa comercial con EE.UU), así como el resto de mercados asiáticos por su atractiva valoración relativa y mejores perspectivas de ingresos, apoyadas en políticas fiscales acomodaticias y una baja inflación. En renta fija apuesta por la deuda local de los mercados emergentes debido a su baja inflación y la política acomodaticia de sus bancos centrales. Por último, también favorece a los bonos gubernamentales chinos, que tienen una calificación de grado de inversión y ofrecen un yield atractivo, además de diversificación frente a algunos mercados desarrollados más caros", explica Velasco.

El producto que señala Lucía Catalán como mejor apuesta para invertir en 2020 es el GS Global Multi-Asset Conservative. Tal y como indica la directora general de Goldman Sachs AM para Iberia y Latinoamérica, "el fondo es parte de la gama de fondos con tres perfiles de riesgo (Conservative, Balanced y Growth), con una rentabilidad objetivo del 6% y con una volatilidad entre 5-6%, siendo agnósticos respecto al índice. Está gestionado por el equipo de Global Portfolio Solutions de Goldman Sachs AM, especializado en construir productos multiactivos, con enfoque en generar rentabilidad ligada a una exhaustiva gestión del riesgo. Invierte en diferentes clases de activo y estrategias de GSAM, aproximadamente un 25% en renta variable, 65% en renta fija y un 10% en alternative risk premia, siguiendo una asignación de activos dinámica, diversificada, que incluye el uso de derivados y ETF. Actualmente, está situado en el primer cuartil a uno, tres y cinco años".

La idea que aporta Íñigo Escudero es el Invesco Balanced-Risk Allocation, un fondo multiactivo global que invierte en tres clases de activos (renta variable, renta fija y materias primas), que se comportan de forma diferente en cada momento del ciclo de mercado. "El enfoque del fondo se centra en la paridad de riesgo: en vez de ponderar por porcentaje de la cartera, pondera por la contribución real de cada clase de activo en el riesgo total de la cartera. El equipo gestor combina una asignación estratégica de recursos y una parte táctica. La parte estratégica pretende beneficiarse de la tendencia a largo plazo, mientras que la táctica busca aprovechar los movimientos del mercado en el transcurso del ciclo. La asignación táctica puede alcanzar el 20% de la cartera y está basada en un modelo multifactor. El objetivo es posicionarse para obtener una rentabilidad positiva total independientemente de que el mercado sea alcista o bajista", señala el director de Ventas y Servicio al Cliente de Invesco para Iberia y Latinoamérica.

El fondo que señala Javier Dorado es el JPMorgan Investment Funds- Global Income Fund y su variente JPMorgan Investment Funds- Global Income Conservative. "Son fondos globales multiactivo que persiguen maximizar la generación de rentas para sus inversores, distribuyéndolas de forma periódica. Están gestionados por el mismo equipo de especialistas siguiendo el mismo proceso de inversión, diferenciándose únicamente en sus objetivos de rentabilidad y volatilidad (siendo el JPM Global Income Conservative el de perfil más conservador). El equipo gestor invierte de forma diversificada en una amplia gama de activos con el objetivo de capturar las mejores oportunidades de rentas a nivel global. Son fondos apropiados para prácticamente cualquier tipo de inversor, ya que proporcionan un complemento perfecto a las rentas tradicionales, muy escasas en el actual entorno de tipos, sin renunciar al potencial de revalorización del capital. Además, son fondos realmente diversificados regionalmente a nivel global y por clase de activo. Este perfil de riesgo equilibrado ha permitido generar rentabilidades muy atractivas ajustadas por riesgo desde lanzamiento. El JPM Global Income ya cuenta con más de 10 años de historia, y durante todo este periodo ha repartido trimestralmente de forma consistente un dividendo de entre un 4% y un 6% anualizado. El JPM Global Income Conservative, por su parte, acaba de cumplir tres años y la rentabilidad por dividendo media anualizada desde lanzamiento se sitúa alrededor del 4%", destaca el director general de J.P.Morgan AM para España y Portugal.

Marcado por una desaceleración económica, 2020 se plantea cuanto menos desafiante ante el reto de configurar el mejor marco posible que responda a los desafíos del inversor. "Desde Legg Mason creemos que la inversión cuantitativa puede aportar un enfoque creativo que aúna la experiencia en inversión con el poder de los datos y la tecnología a la hora de conseguir rendimientos atractivos. Esta filosofía de inversión se plasma en el Legg Mason QS Multi Asset Euro Conservative. Se trata de un fondo multiactivo, que está en el primer cuartil a uno, tres, cinco y 10 años, y que invierte al menos el 20% en fondos de renta variable y al menos el 60% en fondos de renta fija. En los últimos 10 meses, el fondo se anota una rentabilidad de más del 11%", destaca Javier Mallo, responsable de Legg Mason para España y Portugal.

De acuerdo con Ignacio Rodríguez Añino, responsable de M&G Investments para España, Portugal y América Latina, "en un entorno de bajos tipos de interés e inflación a la baja, un fondo como el M&G (Lux) Income Allocation proporciona ingresos periódicos con el objetivo de repartir un cupón anual del 4% (distribuido mensual o trimestralmente) y un crecimiento del capital en el largo plazo entre el 2% y el 4%. Gestionado por Steven Andrew, este fondo de gestión activa aplica la filosofía de inversión basada en las finanzas conductuales que tan buenos resultados ha cosechado en los últimos ejercicios. Del mismo modo, y con una volatilidad que se sitúa entre un 4% y el 10%, cuenta con un enfoque muy flexible de selección de acciones con dividendo y bonos que reparten cupón".

almudenaDe las estrategias multiactivo, la que Almudena Mendaza considera más interesante para el próximo año es el Loomis Sayles Multisector Income, "fondo flexible con sesgo norteamericano, que busca el beneficio allá donde considere que está, sin discriminar clases de activos y cuya principal finalidad es construir una cartera más duradera. Cuando hablamos de flexibilidad, nos referimos a la capacidad de los gestores de sacar el máximo partido del núcleo central de la cartera, la de bonos, que representa la parte conservadora y que van a poder diversificar invirtiendo además de en bonos de alto rendimiento, liquidez y bonos convertibles, en acciones. Esta diversificación también la hacen a nivel global, por lo que se convierte en un complemento ideal para las carteras de los inversores españoles que tienen elevados niveles de deuda española", afirma la directora de Ventas para Iberia de Natixis IM.

La solución multiactivo elegida para el próximo año por Laura Donzella, directora de Ventas de Nordea AM para Iberia y Latinoamérica, es el Nordea 1  Stable Return Fund. “En este entorno de ralentización económica y pobre crecimiento de los beneficios empresariales, buena parte de los inversores está preguntándose cómo pueden equilibrar el riesgo de renta variable, teniendo en cuenta que los bonos gubernamentales tienen una rentabilidad esperada negativa (lo que merma su capacidad descorrelacionadora) y que los mercados de crédito cotizan a valoraciones bastante altas. Para navegar estos retos, el Nordea 1 Stable Return Fund tiene diversas herramientas con capacidad probada para diversificar las carteras. Estrategias que van más allá de los bonos gubernamentales tradicionales y que explotan de manera sistemática ineficiencias en los mercados de divisas, bonos y renta variable global. Tras el fuerte rally de este año y de cara a los múltiples retos e incertidumbres que nos presenta el 2020, creemos que la clave para preservar el capital y generar rentabilidades estables estará en equilibrar y controlar los riesgos a los que están expuestas nuestras carteras", señala.

Gonzalo Rengifo (Pictet AM)De acuerdo con Gonzalo Rengifo, en 2020 va a ser determinante una gestión táctica capaz de aprovechar oportunidades. El director general de Pictet AM para Iberia y Latinoamérica cree que una estrategia multiactivos conservadora puede resultar muy conveniente. "El Pictet Multi Asset Global Opportunities (MAGO) facilita replicar el perfil riesgo/rentabilidad de renta fija tradicional, con un control muy estricto del riesgo, mediante un presupuesto máximo de volatilidad del 5% y objetivo de rentabilidad índice Eonia Euro +3%. Es posible pensar en esta estrategia como un conjunto de primas de riesgo (renta fija, renta variable, alternativos), gestionadas de forma muy dinámica con una política de protección de capital muy eficiente. Combina un análisis top-down y bottom-up, empezando por la situación macroeconómica, de estilo de inversión contrario, con selección de compañías, sectores o temas donde detecta valor. Denominado en euros, puede ser una opción para la parte conservadora de las carteras de inversores que quieren rentabilidades razonables con protección activa frente a volatilidad de los mercados", considera.

Ana Claver (Robeco)El producto elegido por Ana Claver, responsable de Robeco para España y Chile, es el RobecoSAM SDG Credit Income, fondo que tiene el objetivo de generar retornos consistentes a lo largo del ciclo entero de crédito. "Para logarlo utiliza una estrategia sin restricciones de multiactivo en crédito. Combina una asignación top-down por activo, y un proceso de selección bottom-up para encontrar las mejores oportunidades en el mercado global de renta fija, con baja correlación de los activos. La estrategia es flexible para invertir en varios segmentos del mercado de crédito global. La cartera encuentra el equilibrio entre grado de inversión, high yield y crédito emergente. También tiene la posibilidad de añadir híbridos corporativos, ABS, subordinadas financieras, y en menor medida bonos de gobierno (desarrollados y emergentes) o deuda privada. No sigue un índice de referencia y puede asignar dinámicamente a los distintos segmentos del mercado de crédito global en función del atractivo y las oportunidades que encuentran", explica Claver.

Aunque en Schroders siguen con una visión de crecimiento bajo de cara al futuro, también aprecian que algunas de las principales amenazas que hemos sufrido este año parece que comienzan a disiparse. "Hemos visto una reducción del riesgo político asociado a las guerras comerciales y al Brexit. Esto nos permite centrarnos en los beneficios de una política más flexible por parte de los bancos centrales. El Schroder ISF Global Multiasset Balanced ofrece exposición a los mercados de forma global, diversificada y flexible, lo que le permite aprovechar las oportunidades en cualquier región o clase de activo. En líneas generales vemos que se ha reducido el riesgo de recesión, por lo que el fondo en su posicionamiento apuesta por activos cíclicos como la renta variable (con una preferencia por los mercados emergentes y Japón), las materias primas (en vista de las favorables condiciones globales de liquidez) así como por el crédito, frente a otros activos como los bonos gubernamentales que infraponderamos aunque conservamos cierta exposición como eventual protección si vemos un mayor deterioro en el crecimiento global", explica Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal.

Álvaro Cabeza (UBS AM)De acuerdo con Álvaro Cabeza, China es un mercado con un tremendo potencial, pero aún inexplorado por muchos inversores. "El PIB de China superará el de la eurozona este año y se calcula que en 10-15 años superará el de EE.UU. Para aquellos que quieran tener una exposición diversificada a esta economía, de la mano de un especialista como UBS Asset Management, el China Allocation Opportunity es una opción atractiva. Nuestros equipos de gestión locales posicionan la cartera de manera flexible en términos de asignación de activos, selección de valores, exposición a divisas, así como en inversión doméstica frente a offshore en el mercado chino. De esta forma, tratamos de poner a disposición de nuestros inversores las oportunidades más atractivas de ese mercado, independientemente del segmento donde estén presentes", destaca el responsable de Ventas de UBS AM para Iberia.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído