Tags: Negocio | Multiactivos |

Fondos mixtos: ¿con qué producto van a competir las gestoras internacionales en 2015?


El 2014 ha sido un año muy buen año los fondos de inversión, en el que tanto la industria doméstica como la extranjera han visto crecer sus activos bajo gestión. Parte de ese crecimiento ha venido por el lado de los fondos mixtos, productos que han ganado una gran popularidad a lo largo del año. Pero no sólo en el mercado español el apetito por estos productos ha experimentado un súbito crecimiento. Esta es una tendencia que también se ha vivido a nivel europeo. Los últimos datos de Lipper Thomson Reuters de cierre de octubre muestran que en los últimos doce meses los productos mixtos han captado 109.000 millones de euros, convirtiéndose en la categoría más demandada en este periodo.

A pesar de este gran interés por los fondos mixtos, la oferta es limitada. Un reciente estudio realizado por Funds People revela que es en los fondos mixtos donde, claramente, la oferta de producto es menor y donde las entidades internacionales harán un mayor esfuerzo a nivel de innovación. En este sentido, las soluciones de inversión en multiactivos se están revelando como la principal apuesta de las gestoras europeas a la hora de diseñar estrategias personalizadas para sus clientes institucionales, hasta el punto de que la mayoría tiene previsto apoyarse en el negocio de multiactivos para desarrollar sus capacidades internas en soluciones de inversión. El número de fondos mixtos que, de media, las gestoras internacionales tienen registrados en España es de cinco, frente a los 27 de renta variable y 18 de renta fija (conozca la oferta de cada entidad).

Teniendo en cuenta el entorno de mercado actual, ¿cuál es el producto estrella por el que apuestan las entidades de cara a 2015? Funds People ha realizado un sondeo entre los responsables de las gestoras internacionales para conocer cuál va a ser el fondo mixto que más van a empujar en España en 2015. Las entidades consultadas sobre la que se ha extraído la muestra ascienden a 18. Del estudio se desprende que seis de cada diez encuestados mantienen para el próximo año la misma apuesta que habían hecho para 2014. El 40%, en cambio, elije un producto distinto. Siguiendo un orden alfabético, las diferentes entidades incluidas en la muestra revelan cuáles van a ser sus fondos multiestrategia estrella de cara al 2015 y los motivos que le impulsan a elegirlo como su producto mixto favorito para 2015.

El fondo mixto elegido por Nuria Trio de cara al nuevo año es el Amundi Patrimoine. Según explica la directora general adjunta de Amundi, se trata de un fondo flexible de gestión activa que busca rendimientos consistentes a largo plazo a través de múltiples clases de activos, zonas geográficas y sectores. "En un contexto de recuperación a distintas velocidades la diversificación, asignación de activos y la selección de valores es esencial. El fondo hace una gestión activa y flexible para poder adaptarse a las condiciones de los mercados, buscando los activos o temáticas más rentables en cada momento y evitar las zonas de turbulencias para obtener rentabilidades consistentes y duraderas. Su estricto control de los riesgos le permite resistir mejor las caídas y cambios de tendencia en los mercados".

El fondo mixto elegido por Beatriz Barros de Lis para 2015 es el AXA WF Optimal Income. Según explica la responsable de AXA Investment Managers para España y Portugal, es un fondo mixto, pero con vocación de renta variable. "Supone una opción idónea para tener exposición a renta variable europea, pero con la protección que ofrece la renta fija. En el apartado de bonos, el gestor, Serge Pizem, invierte en crédito europeo con grado de inversión y va regulando la exposición a la renta variable en función tanto del mercado como de sus previsiones micro y macroeconómicas.
Dado que para 2015 esperamos cierta volatilidad en los mercados de renta variable, creemos que es una alternativa interesante mediante la cual el inversor está invertido en acciones pero con protección que limita las caídas".

El fondo mixto elegido por Luis Martín, director de Ventas de BlackRock para Iberia, es el BGF Global Multi-Asset Income. La flexibilidad de este fondo le permite invertir en más de 10 clases de activos que generan rentas, en más de 40 países distintos y en más de 20 sectores diferentes, desde bienes inmuebles e infraestructuras hasta crédito estructurado y bonos sin grado de inversión. En lugar de centrarse en el rendimiento a toda costa, el gestor, Michael Fredericks, dedica una atención exhaustiva a la gestión del riesgo y tienen como objetivo la protección frente al riesgo en mercados bajistas. "Ahora más que nunca, es necesaria una mayor amplitud de miras para lograr rentas atractivas. La combinación de tipos de interés bajos y volatilidad creciente del mercado significa que puede ser necesario replantearse dónde y cómo buscar rentabilidad".

El fondo mixto elegido por Sasha Evers para el 2015 es el BNY Mellon Global Real Return Eur. El director general de la oficina de BNY Mellon IM para Iberia explica que este fondo está gestionado por Newton, la especialista en inversión temática global de BNY Mellon. Es un fondo que persigue obtener un rendimiento de Euribor + 4% cada año con un horizonte de inversión de 3 a 5 años, antes de deducir comisiones. El fondo invierte, con un enfoque global, en un abanico de clases de activos líquidos (renta variable, renta fija, instrumentos monetarios, REITS y materias primas). También puede utilizar derivados sencillos con fines de cobertura (por ejemplo bond calls y equity put options). "Es un fondo interesante para inversores con un perfil moderado. Se comporta bien en entornos volátiles e inciertos. Así lo ha demostrado, a lo largo de su historia". La estrategia Real Return este año ha cumplido 10 años.

Luis Ojeda, responsable de Deutsche Asset & Wealth Management para España y Portugal considera que, en 2015, el entorno de mercado no será muy diferente a lo que estamos viendo en estos últimos meses del 2014, aunque previsiblemente con una mayor volatilidad. "Con los tipos de interés cercanos a cero, el inversor seguirá buscando productos que ofrezcan rentabilidades más interesantes que lo que puedan ofrecer los depósitos y/o los activos de renta fija. Ya estamos viendo como los fondos multiactivo están creciendo en importancia como alternativa de inversión entre los inversores, una tendencia que probablemente seguirá durante los próximos meses. Por ello, en la gestora destacamos el Deutsche Invest I Concept Kaldemorgen, un fondo flexible con objetivo de rentabilidad absoluta que invierte tanto en renta variable como en bonos, divisas, oro y otros instrumentos de mercado. La estrategia no está ligada a la evolución de un índice de referencia y trabaja con una asignación dinámica entre renta variable y renta fija, con visión de 360 grados de los mercados de capitales. El equipo gestor, lidero por Klaus Kaldemorgen, busca un perfil asimétrico rentabilidad-riesgo comparado con la renta variable (2/3 en las subidas, 1/3 en las bajadas) con un objetivo de volatilidad (no garantizado) de un solo dígito. Por este motivo, se integra el análisis y control del riesgo en el proceso de gestión, haciendo un seguimiento estricto del presupuesto de riesgo", explica.

El fondo mixto con el que se queda Sebastián Velasco, director general de Fidelity Worldwide Investment, de cara al año que viene es el Fidelity Funds Global Multi Asset Income. El fondo invierte en todo tipo de activos a nivel mundial. El gestor opina que, en general, las rentabilidades de la mayoría de los activos serán más bajas durante los próximos años. El motivo son las altas valoraciones actuales, tras la recuperación mundial en 2014. En lo que respecta a la inversión orientada a las rentas, los bajos rendimientos han llevado a los inversores aún más lejos en su búsqueda de rentabilidades. "A medida que avancemos en 2015, los inversores que buscan rentas probablemente encuentren mejores oportunidades lejos de los activos de renta tradicionales. Esto les alejará por ejemplo de la deuda pública. Pero les acercará a inversiones menos convencionales, como los bonos de alto rendimiento, los préstamos y la renta variable", explica el experto.

El producto mixto elegido por Ramón Pereira para 2015 es el Franklin Income. Se trata de un fondo mixto americano cuyo principal objetivo es la generación de rentas. Según explica el director general de Franklin Templeton Investments para Iberia, se trata de uno de los fondos de rentas con más historia del mercado. La versión americana data de 1948 y la versión sicav de 1999. "En un entorno de bajas rentabilidades en renta fija, un fondo con exposición a renta variable de entre un 30% y un 50% nos parece la mejor alternativa para un ahorrador que busque rentas y apreciación de capital a largo plazo. 65 años de historia sin dejar de repartir rentas ni un solo año y más de 100.000 millones de dólares bajo gestión son la mejor garantía de una gestión consistente".

La elección de Lucía Catalán, directora general de Goldman Sachs AM para Iberia y Latinoamérica es el GS Global Strategic Income. Se trata de un fondo multiestrategia flexible que reúne las mejores ideas de los equipos de renta fija y divisas de la gestora. Su objetivo es obtener rentabilidades absolutas similares a las de la renta fija, con un nivel de volatilidad parecido, pero sin la limitación de un índice de referencia tradicional de renta fija. El fondo cuenta con ocho subestrategias: macro (duración, divisas, asset allocation, país) y selección bottom-up (gobiernos, grado de inversión/high yield, renta fija emergente y titulizaciones). "Varios de los equipos que participan en el fondo son equipos de gran reconocimiento por parte de la industria. El fondo puede ponerse corto en duración hasta tres años así como tomar posiciones cortas en activos de riesgo". En la entidad lo encuentran atractivo para aquellos inversores tradicionales de renta fija que buscan alternativas ante el nuevo entorno de subida de tipos en algunos países como Estados Unidos.

Si Íñigo Escudero tuviese que decantarse por uno de los productos mixtos de la gama de Invesco, el director de Ventas y de Servicio al Cliente de Invesco para Iberia y Latinoamérica se inclinaría por el Invesco Pan European High Income, fondo mixto, con un enfoque flexible y pragmático, a través de una gestión activa tanto en crédito, como en duración y que puede invertir un máximo de un 30% en renta variable (exposición máxima histórica y actual del 22%). La asignación de los activos corresponde a Paul Causer y Paul Read, codirectores del equipo de renta fija de Invesco en Henley y gestores de la cartera de bonos. Stephanie Butcher, del equipo que también gestiona el Invesco Pan European Equity Income, se encarga de la parte de renta variable. La cartera de renta fija del fondo está diversificada, en liquidez, deuda soberana y corporativa, tanto de grado de inversión como de alta rentabilidad. El fondo tiene un sesgo a la obtención de cupón y dividendo como estrategia de inversión y suele mantener una duración moderada (históricamente ha estado entre 1 y 4 años). "Se trata de un fondo gestionado de forma activa y no está referenciado a ningún índice de referencia, lo que le ha permitido presentar resultados consistentes en cualquier situación del mercado. El fondo es primer cuartil en todos los plazos (2014, 1, 3 y 5 años y desde lanzamiento) y es el mejor fondo de su categoría a 3 años, 5 años y desde lanzamiento", afirma.

El fondo mixto que Javier Dorado considera más apropiado de cara a 2015 es el JPM Global Income Fund. Se trata de un fondo global, mixto, que persigue distribuir con carácter trimestral la mayor renta posible. Según explica el director general de J.P.Morgan AM para España y Portugal, "está gestionado por un equipo de especialistas en asignación de activos que invierten de forma diversificada en una amplia gama de activos con el objetivo de capturar dividendos y cupones para poder distribuirlos a los inversores. Es un fondo que proporciona un complemento perfecto a las rentas tradicionales de los ahorradores e inversores, sobre todo teniendo en cuenta que estas fuentes de ingresos recurrentes hoy en día pagan rentas muy bajas (o incluso negativas si se ajustan por inflación). Su perfil de riesgo equilibrado ha permitido generar rentabilidades muy atractivas ajustadas por riesgo desde lanzamiento", asegura.

Este mes, en Legg Mason Global AM celebran el décimo aniversario del lanzamiento del Legg Mason Multi-Manager Balanced, fondo mixto que busca proveer rentabilidad principalmente invirtiendo en diferentes ETF. Según explica Javier Mallo, responsable de ventas de la entidad para España y Portugal, el gestor tiene el objetivo de batir un índice compuesto de 50% de distintos tipos de renta fija, un 8% en el sector inmobiliario y el resto de renta variable. "Se trata de un fondo equilibrado (invierte al menos un 40% en renta fija, activos monetarios y estrategias de preservación de capital) que es gestionado por el equipo de Legg Mason Global Asset Allocation a través de un proceso de inversión activo, muy disciplinado y transparente, que combina tanto la selección de activos de manera estratégica como táctica, a la que se le añade una gestión del riesgo exhaustiva, lo que le ha permitido situarse en el primer cuartil por rentabilidad a corto medio y largo plazo. Además, el fondo cuenta con cuatro estrellas Morningstar", señala Mallo.

Con las rentabilidades que están ofreciendo los depósitos y otros productos tradicionales y el contexto de bajos tipos de interés que se espera durante el año que viene, Ignacio Rodríguez Añino, responsable de Ventas de M&G Investments para España, Portugal y Chile, prevé que los inversores acudan aún más a los fondos de inversión buscando una alternativa rentable. "En la entidad creemos que el M&G Income Allocation es una solución a la aversión al riesgo del inversor tipo español, y que combina un objetivo de rentas del 4% con un crecimiento del capital de entre el 2% y el 4%. Las diferentes asignaciones que realiza el fondo contribuyen a conseguir el 4% sin incurrir en riesgos innecesarios. El gestor invierte de manera diversificada y con la vista puesta en el largo plazo, sin sacrificar el tamaño del capital del fondo, permitiendo un crecimiento sostenible y continuado". El fondo ha conseguido una rentabilidad que ha batido al índice de referencia y distribuye las diferentes clases de activo de la siguiente manera: 10-50% en renta variable, 40-80% en renta fija y hasta un 20% en otros tipos de activo, con un mínimo del 70% asignado en euros.

La propuesta de Kyril Saxe-Coburg, responsable de Man para España y Portugal, en esta categoría no se trata específicamente de un producto que combine acciones y bonos, sino un fondo de convertibles. "La alternativa que proponemos son los bonos convertibles y en concreto el GLG Global Convertible UCITS. Este no es un fondo mixto en el sentido tradicional, pero el bono convertible es por su naturaleza un mix de renta fija y renta variable con un comportamiento asimétrico a favor del inversor. En términos generales, se puede considerar como un mix 60/40 renta fija/renta variable, pero estudios empíricos demuestran que en la práctica los convertibles tienen mayor correlación con la renta variable en mercados alcistas y con la renta fija en mercados bajistas”, explica Saxe-Coburg. "Creemos que ante un potencial escenario de bolsa alcista en 2015 los convertibles podrían beneficiarse al alza protegiendo a la baja, lo que les convierte en una alternativa interesante".

El fondo Loomis Sayles Multisector Income es una estrategia flexible global, con sesgo norteamericano, que busca retornos consistentes allá donde considere que pueden estar, combinando la renta fija tradicional, bonos convertibles y renta variable. Según explica Sophie del Campo, directora general de Natixis Global AM para Iberia, Latinoamérica y US Offshore, se trata de una estrategia que encaja perfectamente con la filosofía de construir una cartera más duradera en el tiempo. "La renta fija ha crecido mucho en los últimos tiempos y hay temor a que se produzca una burbuja. En ese sentido creemos interesantes para el inversor incluir en la cartera estrategias de renta fija global y flexible que puedan diversificar tanto a nivel geográfico como a nivel de calidad crediticia o clase de activos, lo que hará más robusta y sólida la cartera de los inversores, al mismo tiempo que serán capaces de encontrar una rentabilidad atractiva. Además en el caso concreto de los inversores españoles, la renta fija global les permite diversificar su sobre exposición tanto a España, como a Europa. Loomis Sayles Multisector Income podría definirse como un fondo de renta fija mixta, que con una estrategia flexible a nivel global que busca retornos consistentes allá donde considere que pueden estar, combinando la renta fija tradicional, bonos convertibles y renta variable cuando lo vea oportuno (4,5% a finales de octubre y 9% como máximo desde su inicio). La principal ventaja del fondo es la flexibilidad es decir, la capacidad de los gestores de sacar el máximo partido de las distintas clases de activos de la renta fija que supone el núcleo central de la cartera combinándolo cuando el equipo gestor lo considera oportuno y con un porcentaje limitado los bonos convertibles o la renta variable".

El producto mixto por el que apuesta Laura Donzella para el próximo año es el Nordea 1 – Stable Return Fund. La directora de Ventas de Nordea para Iberia y Latinoamérica explica que se trata de un cartera equilibrada, centrada en la preservación de capital y la generación de rentabilidades estables. "El fondo, gestionado por el equipo de multiactivos de la enitdad, sigue un estricto presupuesto de riesgo para obtener los mejores resultados posibles de una combinación fuentes de retorno verdaderamente descorrelacionadas". Según Donzella, en un entorno de rentabilidades ultra bajas, con diversas clases de activos cerca de máximos históricos en términos de valoración, la renta fija tradicional no ofrece la suficiente protección en caso de que enfrentemos mercados bajistas. "Los inversores españoles de perfil conservador pueden contar con esta alternativa excepcional como base para construir sus carteras sin temer por la seguridad de sus ahorros".

La elección de Almudena Mendaza, responsable de Ventas de clientes de banca privada y distribución de Pioneer Investments para Iberia (derecha), y Teresa Molins, directora de Ventas de clientes institucionales de la entidad es el Pioneer Funds – Global Multi Asset Target Income. Se trata de un fondo de la gama 'Target Income' que puede invertir en todos los activos globales (renta variable, renta fija, commodities y REITs).  La exposición máxima a renta variable será del 50% en función de la visión macro.  La calidad media de la cartera de bonos es A y la duración media se mueve entre los 3,5 y los 4 años. El fondo puede invertir en derivados de forma táctica para gestionar la exposición al crédito. En este sentido, utiliza estrategias con derivados para complementar los cupones y dividendos obtenidos, pero el grueso de la renta repartida se consigue con los instrumentos tradicionales. El gestor fija un objetivo de reparto a principios de año (en 2014 fue del 5% en dólares) con un presupuesto de volatilidad de entre el 5-10%. Por último, destacan que el fondo se gestiona muy activamente con la filosofía de preservar capital lo que, según explican, le hace tener un perfil de rentabilidad riesgo muy atractivo.

En el contexto económico que nos espera el año que viene, marcado por un crecimiento lento acompañado de ciertos riesgos que ocasionarán volatilidad, en el equipo que encabeza Carla Bergareche, directora general de Schroders para España y Portugal, creen que será importante seleccionar estrategias flexibles que puedan adaptarse a diferentes entornos de mercado. "Los fondos multiactivo ofrecen una solución de inversión en este contexto ya que cuentan con un amplio abanico de instrumentos de inversión para distintos perfiles de riesgo. El Schroder ISF Global Dynamic Balanced ofrece potencial alcista al mismo tiempo que gestiona de forma activa las caídas del mercado. Este fondo construye la cartera atendiendo a la rentabilidad /riesgo que ofrece cada uno de los activos (primas de riesgo), y se centra en aquellas que ofrecen las mejores oportunidades. Este fondo está diseñado para aquellos inversores con un perfil medio que quieren capturar parte de la subida de los mercados pero que no están dispuestos a sufrir las potenciales caídas de bolsa. En Schroders siempre hemos creído en crear carteras globales y en la diversificación profundizando en los riesgos que hay detrás de cada clase de activo para conseguir más protección en períodos de mercado complicados".

El fondo mixto que más van a empujar en la oficina ibérica de UBS Global AM en 2015 será el UBS (Lux) Strategy Fund Balanced. Según explica Juan Infante, el fondo, gestionado por Marc Both y Robert Hellstrand, invierte en renta fija, principalmente de alta calidad, y en instrumentos del mercado monetario y acciones. Invierte en todo el mundo y en proporción prácticamente igual tanto en renta fija como renta variable. En líneas generales adopta una relación de paridad entre acciones y bonos. La ponderación de las distintas clases de activos se mantiene dentro de un rango concreto para tener en cuenta el perfil de riesgo del fondo. "El fondo tiene una gestión activa y proporciona al inversor un acceso cómodo y directo a la visión interna de UBS, que se basa en las ideas de inversión de los especialistas de la entidad en todo el mundo", señala Infante.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente