Fondos españoles de renta variable mixta, el gran estímulo de las gestoras internacionales


Las casas de gestión extranjeras cuentan con un inversor clave en nuestro país, las instituciones de inversión colectiva (IIC) españolas. Según los últimos datos publicados en el boletín trimestral de la CNMV, a cierre de marzo de 2014, los fondos españoles invertían hasta 10.748 millones en IIC extranjeras, un 36% más respecto al año anterior.

Si los fondos españoles incrementan su patrimonio, como ha sido el caso desde principios de 2013, como activo subyacente de muchas carteras de estos productos, los vehículos de las gestoras internacionales también pueden beneficiarse de esta tendencia. En este caso así ha sido, ya que los fondos de terceros extranjeros han pasado de representar el 6,2% del total de las carteras de las IIC nacionales en marzo de 2013 al 6,5% un año más tarde. 

La presencia de los vehículos internacionales como inversión objetivo de los fondos españoles se reduce -principalmente- a cinco categorías: mixtos de renta fija y variable, renta variable internacional, globales y retorno absoluto. Este quinteto concentra el 91% de los 10.748 millones de inversión en estos productos, con un claro destacado en el grupo: los mixtos.

De los 4.944 millones y los 5.963 millones de patrimonio que sumaban al cierre del primer trimestre los fondos mixtos de renta fija y de renta variable en España, su exposición a IIC extranjeras era de 1.806 millones y de 2.795 millones, respectivamente. Un avance significativo respecto al año anterior, cuando reunían 1.374 millones y 876 millones, respectivamente.

Sin duda, la subida más importante para los vehículos internacionales corre a cargo de los mixtos con mayor exposición a bolsa. En este periodo, llegaron a más que triplicar su volumen (un 219% más). Sin embargo, no se quedó corto el crecimiento procedente de los mixtos de renta fija, un 31% más que en marzo de 2013.

En ambos casos, los fondos extranjeros han incrementado su volumen a raíz del aumento patrimonial de la categoría; no obstante, el peso sobre el total de la cartera ha progresado de manera dispar en uno y otro. La cuota que representan en los fondos mixtos de renta fija baja desde el 46% de hace un año al 37% de marzo de 2014, muestra de que se habrían decantado por otros activos. De todos modos, en los de renta variable, suben desde el 44% al 47%, fiel reflejo de la apuesta clara por los productos de fuera en este tipo de gestión. 

Renta variable internacional, globales y retorno absoluto

Por el patrimonio, los fondos de renta variable internacional son, por detrás de los mixtos, los que mayor porcentaje de inversión destinan a fondos de terceros extranjeros. Hasta 1.935 millones de los activos van a parar a estos vehículos, un 1% más respecto a finales primer trimestre de 2013.

Esta cifra supone que, de los 11.694 millones que acumula la categoría, hasta un 17% va dirigido a IIC extranjeras, frente al 26% del año anterior, cuando la categoría juntaba 7.224 millones.

Por otro lado, en el caso de las carteras de los fondos de retorno absoluto y globales, en marzo de 2014 tenían una exposición a fondos internacionales del 35% y el 28%, respectivamente. Un momento en el que las categorías tenían 5.241 millones y  5.008 millones de activos bajo gestión.

En este periodo se incrementó más el acceso a firmas de gestión extranjeras por parte de los fondos de retorno absoluto que por los globales. Un 16% más frente al 3% de crecimiento de los segundos.

Así, en el caso de los de retorno absoluto, pasaban de invertir en IIC internacionales de los 1.592 millones a los 1.854 millones; mientras que, los globales, aumentaban de los 1.373 millones hasta los 1.417 millones entre finales del primer trimestre de 2013 y de 2014.

Noticias relacionadas

Lo más leído